inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 
  EN TORNO AL APODERAMIENTO  
     
 

"Somos, los apoderados, los últimos románticos del toreo, entre otras cosas porque, como es notorio, el mundo del toro no es otra cosa que, un negocio como otro cualquiera..."

Hoy contamos con Antonio Picamills, un hombre polifacético, soñador, romántico, atrevido, pero, por encima de todo, trabajador infatigable. Su nombre está unido al taurinismo en múltiples facetas, siempre desde la independencia y la lucha. Valores estos que en este portal tenemos a gala considerar. En estos momentos, cuando su máxima actividad y concentración lo ha estado para sacar a la luz su enésimo DIETARIO TAURINO, ha tenido tiempo para atender nuestra solicitud, lo que le agradecemos enormemente. Y lo hará desde su faceta de apoderado.

Seguramente, sea su faceta más querida, pues es en ella donde ha dedicado sus mejores habilidades, su pasión, para encontrar nuevos valores. A esos toreros con posibilidades les dedicó, les dedica su tiempo, su experiencia. Una lucha contra todo y contra el montaje que impide que esa lucha sea en igualdad de condiciones. Pero lo ha hecho, y lo ha hecho bien. Ahora, cuando está de actualidad el abandono que hacen los toreros a quienes lo dieron todo para sacarles de la nada, hemos querido traer a debate a esta “División de Opiniones” a un representante de los apoderados independientes. Para que su voz se alce sobre ese estigma que supone la ingratitud de los toreros, la indefensión de estos hombres luchadores y para exigir unas condiciones en el toreo que impidan el abuso de los poderosos, al tiempo que una llamada de atención a los sueños, tan materializados, de los que quieren ser figuras. 


EN TORNO AL APODERAMIENTO
 
Me pide, mi amigo Pla Ventura, en una carta hermosa, una colaboración para el portal
www.opinionytoros.com que, junto a otros amigos ha tenido la feliz idea de llevar a cabo, siempre, para defender la pureza y honestidad de la fiesta. Desde lo más hondo de mi corazón, mi sincera felicitación para el amigo y su portal.
 
En dicho portal, como he podido comprobar, han invitado ya a varias firmas ilustres para la sección DIVISIÓN DE OPINIONES y, según Pla Ventura, era yo el encargado de abordar el tema del apoderamiento. Modestamente, sin pretensión alguna, aportaré mi granito de arena al respecto puesto que, mi incursión en el tema, desde hace ya algunos años, alguna que otra experiencia me ha dado.
 
Soy, y lo digo orgullosamente, un hombre polifacético; si acaso, mi mejor virtud, defectos al margen, es mi capacidad de trabajo y, mi afición a los toros me llevó por los derroteros del apoderamiento. He sido apoderado, lo soy y, seguramente, mientras me queden fuerzas, seguiré con esta labor de locos que, a los que nos hemos adentrado en la materia, tanto nos apasiona. He leído con detenimiento el sabroso artículo en que Pla Ventura nos narra y explica lo que para él representa la figura del apoderado y, le asiste toda la razón; somos presa de los lobos esteparios pero, nos puede más la voluntad y la bohemia que todo el dinero del mundo.
 
No voy a dar nombres de los toreros que he apoderado porque, de este modo, no podré obviar a nadie; más bien, me centraré en la problemática que nos envuelve en esta faceta tan apasionante como ingrata. Mucho me temo que, se es apoderado por vanidad; aquello de saberte descubridor de un nuevo valor entre la torería, es algo que nos priva, aún a sabiendas de las limitaciones que tenemos. En mi caso, he tenido la fortuna de encontrarme, en mi camino, con un ramillete de buenos toreros; alguno de ellos, como se sabe, anda por todas las ferias de España y América con vitola de torero de ferias.
 
Somos, los apoderados, los últimos románticos del toreo, entre otras cosas porque, como es notorio, el mundo del toro no es otra cosa que, un negocio como otro cualquiera en que, casi todos, aspiran a ganar un dinero importante; toreros y empresarios, anhelan un mejor porvenir con sus gestiones taurinas. Muchos, en su conjunto, lo consiguen; pero somos nosotros, los apoderados independientes los que, voluntariamente les conseguimos la “materia prima” para que, las grandes empresas, una vez descubierto el nuevo valor, nos lo vayan arrebatando de las manos, dejándonos, a su vez, con la miel en los labios.
 
El desengaño es el pan nuestro de cada día porque, como es mi caso, la ingratitud, la han sufrido todos los compañeros que se dedican a este menester en que, por encima de todo, priva el romanticismo de que antes hablaba, no sin antes saber lo que se nos viene encima cada vez que logramos descubrir a un nuevo torero. Somos, y me incluyo, esa rara especie de personajes que, nuestra rareza nos hace indescifrables; y lo digo convencido porque, ¿cómo diablos se puede descifrar a un hombre que es capaz de encontrar tesoros para, una vez en sus manos, que se los arrebaten sin apenas poder disfrutarlos?. Este es nuestro caso y, me temo que, todos los compañeros que lean este comentario, seguramente, se solidarizarán con mi idea.
 
Apoderar a un muchacho que empieza es, ante todo, opositar a la ruina económica y, desdichadamente, a la ruina moral; nos destruye mucho más la ingratitud, el no aprecio, que todo el dinero del mundo. En mi caso, en otros menesteres, crematísticamente, pude haber vivido de forma holgada; períodos he tenido que han hablado por si mismos; pero me envenenó el mundo del toro y, aquí estoy, como diría el poeta, cantando espero a la muerte. Convengamos que, un apoderado puede aspirar a vivir, pero nunca a enriquecerse, salvo las pocas excepciones que existen, como en toda regla. Y, al respecto de cuanto digo, en ocasiones, vivir, hasta se hace un imposible; es nuestro sino. Somos los creadores de la nada; o quizás del todo para gozo y disfrute de las grandes empresas; somos los soñadores de la luz cuando el mundo del toro está teñido por las tinieblas; somos la esperanza de muchos sin que nuestra alma tenga consuelo; somos el viaje a ninguna parte puesto que, cuando pensamos que tenemos un boleto para viajar en primera clase, pronto se nos apea para seguir andando. Somos, en definitiva, como diría un conocido bolero, un sueño imposible dentro de la oscuridad de la noche.
 
Sea como fuere, el mundo del toro, siempre estará plagado de esta figura romántica y apasionada como es el apoderado. En el camino, como se sabe, te encuentras de todo; te llama el desesperado que piensa que lo puedes todo; llamas al que le has visto posibilidades y, ante no tener nada, pronto accede a tu ruego; te deja aquel que creías que era tu amigo hasta la eternidad; luchas por causas que, creyéndolas muertas, sigues con la ilusión de que se cumpla el milagro imposible; somos, como explicaba, ese eslabón mágico entre el torero y la empresa y que, unos y otros, sin lugar a dudas, deberían de respetar y, si se me apura, potenciar al grado máximo.

 
     
  Autor: Antonio Picamills - Apoderado  
     
   
 
 
 
   
 
   
climaco iturrino 22/08/2005  
 
no solo ustedes apoderaos, tambien los criticos, menos en España, trabajan por amor al arte
 
 
 
   
manolo delgado martinez 25/01/2005  
 
es la triste realidad Amigo Picamills, para Usted mis respetos. Soy otro sacrificado de esta profesion hasta tener que hacer "UN Alto en el Camino" un libro de mi autoria que le quiero regalar con todo mi aprecio, en el cual dejo plasmadas las penurias del apoderado independiente y sobre todo, hasta donde le puede hundir su romanticismo y aficion.
 
 
 
   
Silvia 11/01/2005  
 
Solamente leyendo la introducción me quedo fria. Considero que si se considera un arte romantico es muy mundano hablar de dinero, sobre todo cuando todos sabemos que los que en realidad están estropeando la fiesta son los especuladores que hay dentro de los apoderados. Si lo haceis por dinero esto pierde su magia. Al final todos vamos a trabajar pero a pocos les gusta su trabajo.
 
 
 
   
Fernando Marcet 08/01/2005  
 
Leyendo a Antonio Picamills se me ha venido a la mente la novela “El viejo y el mar” de Hemingwey. En ella el viejo Santiago, que lleva 84 días sin pescar nada, sale a alta mar y logra, gracias a su conocimiento, experiencia, tesón, paciencia y valor, capturar un pez espada de más de 1.500 libras. Con su presa amarrada al costado del bote, no logra llegar a la costa porque un grupo de tiburones lo atacan y se la comen. Triste analogía ¿verdad?
 
 
 
   
alejandro tellez lopez 16/12/2004  
 
bien por su escirto., a los apoderados humildes, se les deberia tener mas respeto., ya que en muchas ocaciones son descubridores de grandes toreros, pero desafortunadamente, tienen que renunciar a ellos,, para que puedan sus toreros,actuar en grandes plazas.
 
 
 
   
willian leon ,cronista taurino ,venezuela 16/12/2004  
 
felicitaciones al amigo picamills por tam buen articulo de verdad le felicito,a su vez le manifiesto que nos conocimos en maracay y es una gran persona ,vaya mi respeto para usted,deseo por favor comuniquese com mi persona si esta a su alcanse por mi correo gracias saludos.
 
 
     
     
     
Para enviar tu comentario, es necesario REGISTRARSE previamente. Si has olvidado la contraseña, pincha aquí. Puedes ver aquí las NORMAS DE USO.
 
  E-mail  
 
Contraseña
 
 
 
  Opinión
 
 
 
 
 
     
  haznos tu página de inicio   
 
MURIEL FEINER: PIONERA
12+1
AUREOLA
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
MURIEL FEINER: PIONERA
12+1
AUREOLA
 
JOXIN IRIARTE, APODERADO DE VOCACIÓN
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
CAPOTES CON HISTORIA
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
JOXIN IRIARTE, APODERADO DE VOCACIÓN
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
CAPOTES CON HISTORIA
 
LOS NEFASTOS DISFUNCIONARIOS PÚBLICOS /
LA TEMPORADA ESPANOLA VISTA POR LA RED (1ª PARTE) /
¡LUCHA LEGAL PARA BIEN DE LA TAUROMAQUIA! /
Op. / México
Op. / Colombia
Op. / Ecuador
LOS NEFASTOS DISFUNCIONARIOS PÚBLICOS
LA TEMPORADA ESPANOLA VISTA POR LA RED (1ª ...
¡LUCHA LEGAL PARA BIEN DE LA TAUROMAQUIA!
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.