inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Fernando Marcet  
  Perú [ 01/11/2004 ]  
A MÁS SOSERÍA, MÁS TORERÍA

En la primera corrida de abono de la feria del Señor de los Milagros, Luis Francisco Esplá demostró que se puede hacer toreo bueno, casi con cualquier cosa. El ganado presentado fue soso hasta el aburrimiento, descastado y falto de fuerza; sin embargo el alicantino nos brindó dos faenas con las que el público gozó y salió de la plaza contento, comentando que el precio de la entrada estaba pagado. Echó por tierra las manidas frases de los toreros, con las que justifican su mala actuación a los toros, tales como: “no hubo tela para cortar”, “no se prestaron al lucimiento” o “no fueron colaboradores”. Paco Esplá, sin tela para cortar, sin esperar colaboración de sus astados que le permitieran el lucimiento, hizo lo que sabe hacer: torear. Lo hizo estupendamente y cortó, merecidamente, la única oreja de la tarde.

Con poco público, ubicado en su mayoría en los tendidos altos, detrás de la odiosa baranda que separa a los pobres de los ricos, la plaza lucía el gris cemento de los tendidos bajos semi vacíos. La soleada tarde con la que empezó la corrida fue también tornándose gris, contagiada, tal vez, del gris comportamiento de los pupilos del ganadero Orlando Sánchez y el gris desempeño de Juan Diego e Ignacio Garibay, que mal acompañaron a Esplá en un cartel que jamás debió programarse. Podría decirse que la situación era propicia para que al final del festejo el público saliera de la plaza pensando en la letra de ese viejo tango que dice: “Que ganas de llorar, en esta tarde gris…” Felizmente no fue así. Luis Francisco Esplá se encargó de iluminar el ruedo con personalidad, torerismo y buen gusto. Excelente como director de lidia, gozó toreando y se complació en rescatar y poner en valor la esencia de los muchos detalles del rito taurino, sin la cual todo el ceremonial previo al sacrificio del toro bravo, que constituye la lidia, pierde sentido y se convierte en una vulgar matanza de un noble animal en manos de un matarife.

Los seis toros nacionales fueron del mismo ganadero pero de diferente hierro: dos de San Simón (primero y sexto) y los otros cuatro de San Pedro. Con poca presencia, tuvieron cornamenta pobre, sospechosamente astigordos y cornicortos más de uno. Tuvieron, como sello de fábrica, una sosería desesperante, ausencia de casta y debilidad extrema. ¿Fueron mansos? Opino que no, acudieron al caballo y recibieron el ortodoxo unipuyazo de hoy; alguno empujó y ninguno se rajó.

Esplá, a su primero, que salió abanto y distraído, lo fijó con maestría bajándole mucho las manos para embeberlo en el capote para luego torearlo a la verónica rematada con una media. El quite es por navarras y revolera. El público entusiasmado aplaude. Toma las banderillas y da una clase: el primer par de adentro hacia fuera, el segundo por los adentros, en mi opinión el mejor de la tarde, y el tercero al violín, como diciendo: esto no es nada del otro jueves y lo hace cualquiera que quiera y pueda. Cogido de las tablas inicia la faena, muy quieto, con pases por alto. A su primera serie con la derecha le siguen otras dos con la izquierda en las que el toro, sin malas ideas, va prendido a la muleta. Está en torero, dominador y artista con un toro descastado y soso, de embestida descompuesta al inicio y quedado hacia el final. “Mucho torero para tan poco toro “se escucha desde el tendido. Mata de una entera desprendida y descabello. Es obligado a salir del burladero a recibir las palmas del respetable.

En el cuarto, segundo de su lote, se luce en verónicas apretadas y en el quite por faroles. Nuevamente coge los palos y galleando pasa en falso antes de clavar el primer par, cuartea al clavar el segundo y cierra el tercio con uno al violín seguido de un torero desplante, arrojando la montera. Coge los trastos de matar sin desmonterarse: “Si no se brinda, la montera debe permanecer en su sitio” declaró en una entrevista radial “a mí, eso me viene bien porque estoy perdiendo algo de pelo” agregó jocoso. La faena fue primorosa de principio a fin. El dominio de escena que posee Esplá es total. Una vez capturada la atención del público no la suelta y se esfuerza en darle a su toreo un valor agregado permanente, dentro del cual los muchos detalles toreros es parte importante. La inicia bajo la atenta mirada del respetable que aguarda en silencio resarcirse de los momentos grises pasados con las dos faenas anteriores. No es defraudado. Con pases de tanteo lo lleva a los medios donde inicia una labor variada, artística, unitaria y sólida. Series de naturales y derechazos ligados, un ayudado por alto espectacular, otro de pecho estupendo, matizados con afarolados con la izquierda y recortes torerísimos, hacen las delicias del espectador y mantiene el ánimo del público a tope, mientras la banda de la municipalidad de Lima pone el marco musical apropiado a la faena. Logra estocada entera y manda a los peones alejarse del toro. Muy seguro que lo ha herido de muerte, se apoya en el burladero a esperar que doble. Pasan pocos segundos y el toro dobla. Explota la ovación y afloran los pañuelos en los tendidos. Oreja y vuelta al ruedo cosechando palmas y muestras de simpatía del público limeño que le agradece el haber revivido momentos de untoreo añejo que se atesora con nostalgia en el rincón de los recuerdos.

La empresa, con la singular y criticada forma de hacer las cosas, ha dejado tres puestos por designar dentro de las corridas de la feria. Francisco Esplá es candidato de fuerza a ocupar uno de ellos para que la afición de Lima tenga oportunidad de verlo y disfrutar su toreo con otro ganado que, esperamos, sea mejor que el presentado en esta oportunidad.

De los otros dos alternantes, Juan Diego e Ignacio Garibay, poco bueno hay que escribir y es preferible guardar silencio.  

 
   
 
   
Roberto Bustamante 05/11/2004  
 
Los aficionados aprendimos del Maestro Esplá el domingo pasado, salvó la tarde. El ganado sin el trapío necesario, aunque la balanza y los veedores confirman el peso y la edad regalmentaria. Ojala que el próximo Domingo las cosas sean diferentes, dado que tenemos el encierro del Empresario-Ganadero,y crea una gran expectativa.
 
   
Alonso Basso S. 04/11/2004  
 
Esplá me trajo muchos recuerdos de las corridas de antaño aquellas de Ortega Cano, Paco Ojeda, Jose M Manzanares, y muchos mas que los tengo grabados en mi memoria; disfruté de la tarde en sus dos toros, el resto lo interpreta muy bien el comentarista ..."y es preferible guardar silencio."
 
   
Antonio Basso 04/11/2004  
 
En efecto el comentario de fernando me parece muy acertado y exacto de lo que paso en acho. Soy un abonado de muchos años y siempre estoy atento a estos comentarios, desde Palmas y pitos, pasando por varios diarios y hoy en la web, por ahora no hay critica, mañana quizas, asi es el mundo de los toros
 
   
Juan Anaya Camacho 04/11/2004  
 
Juan fracisco Espla me lleno de sobremanera en el segundo toro los aficionados nos deleitamos de ver un torero sin toro,salimos de la plaza contentos, el precio de la entrada estaba pagado . Queremos volverlo a ver
 
   
Sofía Huacausi Chate 03/11/2004  
 
Luis Francisco Esplá salvó la tarde de un desastre. Malos los toros. Juan Diego y Garibay, ni fú ni fá.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EN AZPEITIA TODO ES POSIBLE
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EN AZPEITIA TODO ES POSIBLE
 
ROCÍO ROMERO: Gran promesa de la novillería
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
ÉXITO DE LA CORRIDA 'GUADALUPANA' EN LA MÉXICO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
ROCÍO ROMERO: Gran promesa de la novillería
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
ÉXITO DE LA CORRIDA 'GUADALUPANA' EN LA ...
 
LOS TOROS Y LAS SIMPLES MATEMÁTICAS /
LEYES DE PROTECCIÓN DE LOS ANIMALES /
SIN MORAL PARA CRITICAR /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
LOS TOROS Y LAS SIMPLES MATEMÁTICAS
LEYES DE PROTECCIÓN DE LOS ANIMALES
SIN MORAL PARA CRITICAR
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.