inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 
Gracias por seguir con nosotros
  EL REGALO DE REYES EN LA MÉXICO  
  Por Jaime Oaxaca
[ 07/01/2008 ]
 
Así se partía plaza en ese día de Reyes e ilusión
Morante cuajó bellos momentos

Mereció la pena... para casi todos este día de Reyes taurino en la México. OyT, con el Apunte de la Tarde hecho por Jaime Oaxaca, quiere dejar testimonio gráfico de lo que allí sucedió.

NINGUNO POR SU PROPIO PIE

Hace un año, el 7 de enero, El Pana recibía la llamada del mismísimo Presidente de la República felicitándolo; todos los medios de comunicación tenían urgencia de hablar con el diestro de Apizaco, luego del multicitado triunfo de aquel día.

El 7 de enero de este año, El Pana está en el sanatorio; postrado, con un tremendo agujero de 25 centímertros de profundidad en el muslo derecho, cumpliendo con el tributo que pagan los toreros que salen a jugársela y él se la ha jugado un día antes.

Dicen algunos que El Pana no cumplió con sus partidarios. ¡Infames!, los sigue cegando el cochupo; tanto mamaron de la ubre monetaria de Manolo Martínez que aún tienen saldo por pagar.

Un par de Calafia tan emocionante como preciso. Dos péndulos tragando en serio, sin menear una pestaña. Hondos muletazos por ambos lados cuyo sentimiento podía palparse. Trincherazos inmensos que cimbraron el cemento de la plaza más grande del mundo y el alma de los aficionados. Un toro vivo luego de una faena larga ante un manso que buscaba la salida del ruedo y una buena pitiza en el que abrió plaza al que Rodolfo sólo le espantó las moscas.

Y su sangre. Sangre de héroe con la que ha regado tantos y tantos ruedos. Esa sangre que, literalmente, fue dejando en el suelo desde el sitio de la cornada hasta la enfermería, esa sangre que escurría de un boquete en el muslo derecho.

¿No fue eso suficiente?

Qué diablos querían, si eso es El Pana.

Arte mata -y tapa- todo.

Morante es un ser humano capaz de llenar de arte los corazones de quienes lo ven torear. Detiene el tiempo con sus avíos mágicos, transportando a los aficionados a un mundo irreal, sublime; ya sea con la belleza de sus Verónicas que con la tersura de sus naturales o el magistral trazo de su mano derecha.

Es tanto el arte de Morante, que no deja ver su valor, porque para pararse donde él se pone hay que tener arrestos. No permite ver su mando, porque el terciopelo y largueza de los muletazos impide mirar que deja colocado al toro para el siguiente muletazo, evitando dar esos pasitos tan horrorosos.

No deja ver su poderío; vaya forma de doblarse con los toros. Su segundo era huidizo y para hacerse de él, le cuajó unos doblones poniéndolo quieto, pero con tanta belleza que parecían adornos.

Morante cortó dos orejas; sin embargo, a un artista como él, no se le puede cuantificar con pedazos de toro.

Ya ambos habían estremecido a la gente que los vio llegar a la plaza. El español en un carro descubierto como de los años veinte del siglo pasado, en seguida el mexicano en calesa, de una época anterior.

No brillaban las luces de los vestidos pero brillaban los diestros por sí mismos. No había oro simulado en la ropa porque los diestros tienen el oro de su arte.

Qué forma tan torera de vestirse. El mexicano con bordados en hilo negro sobre el verde olivo. El sevillano con pasamanería blanca sobre el negro. El coso olía a torero desde que salieron para el paseo. ¡Qué toreros! ¡Qué majos!

Ya listos para iniciar el paseíllo El Pana fue a darle un puro a Morante; El Calafía, mozo de estoques de Rodolfo se lo fue a encender.

El Pana dejó el capote de paseo y se terció un sarape de Santa Ana Chiautempan. Ahí iban los dos en el despeje: muy toreros… muy jarifos.

Al final, ninguno de los dos salió por su propio pie. Al español lo iban cargando los aficionados. Al mexicano… los doctores.

Si lo desea puede hacer comentarios en la Nota del Apunte.

 
Así llegó a la México Morante de la Puebla
Así llegó El Pana a la Monumental plaza
Así salía Morante tras de su tarde exitosa...
y así salía El Pana con el tributo pagado
Momento impresionante del par de Calafia
Aguantando estoico en los medios
El Pana con la derecha...
y un pase pecho
Así de baja arrastra la muleta El Pana
Momento del percance, del pago del tributo
Morante a la verónica
Sometiendo por bajo al toro
Con la mano diestra el sevillano
Máxima entrega en la ejecución del trincherazo
Largo, largo el muletazo de Morante
Remate, hasta la empuñadura, de una gran tarde
 
  Fotos: Juan Ángel Sainos
  haznos tu página de inicio   
 
EL FINAL DE UNA ETAPA
LLEGAMOS A DONDE QUISIMOS. PUNTO Y SEGUIDO
ETERNAMENTE… GRACIAS
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
EL FINAL DE UNA ETAPA
LLEGAMOS A DONDE QUISIMOS. PUNTO Y SEGUIDO
ETERNAMENTE… GRACIAS
 
D. MÁXIMO GARCÍA PADRÓS: El Ángel de la Guarda de los toreros
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
D. MÁXIMO GARCÍA PADRÓS: El Ángel de la ...
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
 
TOROS EN QUITO: DE MAL EN PEOR /
UNA ETAPA MÁS /
NO VALE RENDIRSE /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
TOROS EN QUITO: DE MAL EN PEOR
UNA ETAPA MÁS
NO VALE RENDIRSE
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.
Antolín Castro Luis Pla Ventura