inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Antolín Castro  
  España [ 01/06/2002 ]  
S.I.02 - DIME DE LO QUE PRESUMES...

Dime de lo que presumes... Dime de lo que presumes y te diré de que careces. Cuidadito con este refrán tan español. Más en los tiempos que vivimos, hay que sortearle, lidiarle, muy a menudo. Es muy frecuente que te encuentres, querido lector, en esta situación, ya que la sociedad actual se basa mas en presumir que en ser. Cosas de la modernidad. El refrán no es de anteayer, pero es hoy cuando tiene más acomodo en los hábitos y costumbres que nos gastamos. Unos lo usan más que otros, eso sí.
Llegó la archifamosa “corrida de la prensa”, metida con calzo dentro del serial isidril, por eso de llenar la plaza (Ansón dixit). Todo el mundo espabila y aquí no iban a ser menos. A la vista de que la gente no va a los toros como no sea en feria, pues ¡a la feria!. Una atracción de feria más. Para, además, obtener el rango de acto social, nada mejor que cada año meter en el cartel a una o varias figuras; llenamos la plaza pero, eso sí, con gente de relumbrón: los del clavel. Una organización perfecta a la que, por si fuera poco, asiste hasta su Majestad el Rey. Como acto social, no le falta de nada.
Pero se olvidan de algo que es primordial conocer. Se trata del anuncio de una corrida de toros y en Madrid. Aquí es donde adquiere el carácter de despropósito, pues ignoran, que ya es ignorar; o pasan, que ya es pasar. Una corrida de toros, en plenitud, es, sencillamente, una corrida de toros. A ella ha de llegarse con todos los pronunciamientos si es que se quiere, de verdad, celebrar el rito en su autenticidad. Nada mejor, sería, que contratar toros y toreros. Parece elemental, pues no se enteran o pretenden que la plaza este vacía -no habían dicho que era para llenarla-. Olvidan, que los aficionados también pueden sacar su localidad y que, aunque haya muchos que hacen dejación de acudir a estos actos sociales, muchos, suficientes la sacan, con lo que se les suele venir abajo el tinglao.
Recuperemos, no obstante, el refrán que hoy nos trae. Dime de lo que presumes y te diré de que careces. Si escuchan a los taurinos, empresarios, toreros, ganaderos, apoderados, plumíferos y voceros de la causa, suelen disertar de forma sistemática y hasta prepotente, de que sólo ellos, -se dicen los profesionales- pueden conocer de esto. Es tan reiterada su afirmación, -despreciando siempre al sector de aficionados- que a uno no le cabe mas que preguntarse: ¿Entienden de qué?. Con la complicidad de la Asociación de la Prensa, se les permite organizar, a su modo, un festejo. Es decir, trayéndose cada figura sus toros debajo del brazo. Se hace dejación de cualquier reglamentación y tradición de sorteo, convirtiendo el festejo en un baile con pareja determinada. Aquí es donde deberían entrar en danza sus conocimientos sobre la materia que dicen conocer. Pues no dan una.
Cómo es posible que sean tan torpes, con lo que dicen conocer en detrimento de esos despreciables aficionados que nada más van a reventar. ¿Cómo es posible?. Digo yo que si presumen de conocer mejor que nadie, -se llaman profesionales, ¿de qué?- la fiesta, el toro, la lidia, el toreo, etc., qué razón les impide acertar, para conseguir el triunfo auténtico, trayéndose toros que se los puedan facilitar. Qué condición o impedimento tienen en este festejo para, ya que eligen, traer dos toros -fíjense que no hacen falta diez- que aguanten una lidia completa. El resultado artístico sería, lógicamente indescifrable, pero la emoción y el discurrir de la lidia auténtico.
Dime de lo que presumes y te diré de que careces. Todos estos listos, en su sentido, si quieren, más peyorativo, pretenden y logran casi todos los días, tomar por tontos a los espectadores en general y aficionados en particular. Campan a sus anchas y no gustan de la fiesta en autenticidad y plenitud. Sólo el sucedáneo en que la han dejado les hace disfrutar. Les falta, además del valor para enfrentarse a su enemigo en plenitud de fuerzas, el coraje para dar la cara, cuando menos, en la primera plaza del mundo, a la que quieren tomar a chufla. Presumen de conocer, pero sólo hay una cosa que conocen mejor que nadie: el negocio que se nos tienen montado; ese lo dominan a la perfección. Conocer el toro que ha de lidiarse en Madrid, -con todas sus capacidades intactas y duraderas durante la lidia- más bien parece, si de ello quieren presumir, que “no tienen ni idea”. Esto último, plagiado al gran maestro Domínguez, pero en sentido contrario, pues él lo atribuye a los aficionados. 
Para presumir, no habría que carecer. Y carecen de dignidad hasta para dar nivel y altura a la profesión elegida, a la que pisotean en cuanto les dejan hacer, que es casi siempre si de una figura se trata. Presumen de conocer las sangres y los encastes y ello, les permite, ignorar las reses que mantienen en su sangre la casta brava. Ahí no fallan. Ni el trapío, -que ellos si que lo confunden con volumen- ni las cornamentas íntegras, son capaces de digerir. Por si no lo saben, presumir si presumen, habrá que decirles que los pitones mutilados, afeitados, son agresiones ventajistas con independencia de las medidas de las encornaduras que se presenten. Esas ventajas adquiridas a través del serrucho, siguen siéndolo aunque el toro mantenga un metro de pitón. La amputación efectuada, es un traumatismo que el animal ha de padecer y asimilar, mientras el torero aminora parte del riesgo a asumir. El discurso que se traen, para ingenuos e ignorantes, no deja de ser otro modo del fraude. Uno más.
Dime de lo que presumes y te diré de que careces. Esa es la realidad; se presume de valientes y no paran de mutilar la fiesta y la integridad del toro y su poder. Se presume de ser los números unos y ello no es más que un truco al jugar con distinto balón que el de otros compañeros. Se presume de honradez y se nos traen, aquí sin lugar a dudas, del campo los toros con menos fuerzas y descastados que hay. Presumen de los triunfos en Madrid, pero ignoran con qué toros hay que tenerlos. Y como lo saben todo, todo lo hacen a sabiendas. Entonces, ¿de qué quieren presumir?.
 

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
UN AÑO NO ES NADA…
12+1
AUREOLA
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
UN AÑO NO ES NADA…
12+1
AUREOLA
 
HAZEM AL-MASRI 'EL SIRIO': Dejó Alepo para convertirse en torero
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
RESUMEN DE ZARAGOZA 2017
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
HAZEM AL-MASRI 'EL SIRIO': Dejó Alepo para ...
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
RESUMEN DE ZARAGOZA 2017
 
¡NUEVA EMPRESA TAURINA Y REDES SOCIALES POR LA TAUROMAQUIA! /
AUTORREGULACIÓN  DEL FIESTA /
¿QUE NOS DEPARA EL FUTURO? /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
¡NUEVA EMPRESA TAURINA Y REDES SOCIALES POR ...
AUTORREGULACIÓN DEL FIESTA
¿QUE NOS DEPARA EL FUTURO?
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.