inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

María Zaldumbide  
  Ecuador [ 07/05/2005 ]  
QUIMERA DEL SUR

Asistir a un tablado flamenco es una experiencia casi mística.  Las bailadoras al presentarse están guapísimas, con sus cabellos firmemente templados hacia atrás en moños adornados con claveles, con sus ojos morunos y misteriosos mirándolo todo con atención, sonrientes, participando de la expectación general.

Las guitarras comienzan a sonar y, lentamente, como si se tratara del inicio de un viaje misterioso; comienzan a sonar los tacones, las palmas, las castañuelas.  Gradualmente ese baile cadencioso en el inicio, va tomando fuerza, la bailarina va adentrándose en la música, parecería como si se alejara del mundo real y se transportara y transformara y conforme esto ocurre, se la ve fundirse con  la música, sus movimientos se vuelven más apasionados y terminará, con su cabello revuelto, con los ojos insondables y lejanos y con sus manos, levantadas a un cielo desconocido, como palomas.

El día 5 de Mayo en Jerez, Javier Conde, en el segundo toro de su lote;  con su toreo único y personal, podía compararse con esas “bailaoras”.  Como ellas, comenzó su faena con serenidad, con cadencia y gradualmente, se fue envolviendo en ella y en el toro y su toreo se volvió fantasía, se volvió un viaje propio y personal hacia destinos desconocidos donde, la muleta mandaba y una negra estela, la seguía.

Aún viendo la corrida por televisión se pudo sentir como, lentamente, casi místicamente,  Conde se adentraba en su faena alejándose del público, de la vida misma, centrándose solo en su toreo, en aquello que; a fuerza de vibrarle en el alma, le afloraba en muletazos largos, hondos.

La faena fue sin duda de una profundidad personal maravillosa.  Conde se dejó ir, su compenetración con el toro fluyó en fantasía, en una quimera personal que, al estar en una plaza compartió con el mundo. 

Se puede decir que el día 5 de Mayo, en Jerez se vivió un ensueño del Sur, una experiencia casi mística de compenetración y vibración, transmitidas y sentidas.  Como una bailadora de flamenco, Javier Conde se transportó y transformó frente al toro y al hacerlo, pareció envolverlo todo, al propio animal, al público presente, aún al público que lo miró, a miles de kilómetros de distancia, a través de  la fría pantalla de un televisor.

 
   
 
   
Alejandro Tellez 09/05/2005  
 
imposible estar en el mismo lugar a la vez, el 5 de mayo, no pude ver a conde, con gente de mi agrupacion taurina, vimos en el RELICARIO DE PUEBLA, a eloy c- alejandro amaya- y jorge gtz. tarde de arte, los tres triunfaron,orejas y rabo para eloy. terminando la corrida en el rest. LA QUERENCIA, vimos bailables y cantares gitanos, bonita la feria de puebla. saludos.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
 
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
 
MARY CARMEN, LA PREGONERA /
DE LO QUE TODOS OPINAMOS /
IVÁN, CHRISTIAN /
Op. / México
Op. / Colombia
Op. / Francia
MARY CARMEN, LA PREGONERA
DE LO QUE TODOS OPINAMOS
IVÁN, CHRISTIAN
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.