inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Pla Ventura  
  España [ 12/04/2005 ]  
DOS TRIUNFOS DE DISTINTO SABOR

Una vez que, Victorino Martín, ha dejado las cosas en su sitio en la Real Maestranza de Sevilla puesto que, sus toros, otra vez más, han evidenciado la grandeza que siempre promulgamos, habrá que explicar el distinto sabor y saber de los apoteósicos triunfos de El Cid en dicha plaza que, a estas alturas, posiblemente, sea ya el triunfador de la feria; desde luego, si en la feria se incluyera la corrida del domingo de Resurrección, Manuel Jesús, sería el rotundo triunfador del ciclo y, sin dicha corrida, barrunto que también. Irremediablemente, una vez más, hay que darle las gracias a Victorino Martín puesto que, sus toros, han devuelto la gloria de la verdad a una plaza en la que, casi siempre, era cuestionado; por fin, su verdad y la de sus toros, han acabado con todo  el maleficio que le rondaba en la capital hispalense.

Respecto al torero de Sevilla y descubierto en Madrid, es decir, Manuel Jesús El Cid, ante todo, nos destocamos ante sus éxitos. Es de justicia que, un hombre como este, con sus logros conseguidos, ahora, todos nos sintamos dichosos y felices. Bien es verdad que, como digo en el enunciado de esta crónica, sus triunfos, en apenas diez días de diferencia, han tenido un sabor distinto. En el primero evidenciaba El Cid su torería aunque, con el agravante del medio toro; sin embargo, en esta tarde de los Victorinos, la grandeza de su éxito ha sido tal que, nadie en el mundo le pondrá pega alguna; toreó como mandan los cánones, como sueñan los toreros y, todo eso, por hermoso y real, lo hizo ante unos toros de verdad. Como ya dije en su momento, este torero ya había protagonizado momentos épicos, faenas bellísimas ante toros auténticos y, muchas de ellas, justamente en Madrid, con el agravante de no haber culminado la proeza con la espada. Sin embargo, ahora, al margen de que se le haya rendido Sevilla, mucho me temo que será el toreo todo el que caerá a sus pies, sencillamente, porque tengo el convencimiento de que, este torero, no bajará la guardia en toda la temporada.

Ha sido, justamente el propio torero el que, de forma pública, ha reconocido que, su segunda hazaña en la Maestranza, en nada se parecía a la primera, algo que me llena de gozo porque, El Cid, además de torero, es un hombre inteligente que, por mucho que le quieran adular, sabe distinguir la verdad de la apariencia. Era lógico, razones humanas al margen, que El Cid se sintiera satisfecho por su éxito en la corrida de Resurrección; pero es ahora, justamente tras haber matado y triunfado la corrida de Victorino Martín, cuando en verdad se siente dichoso y ufano. Tiene motivos; era todo auténtico, bellísimo; la emoción prendía en el corazón de los espectadores y, allá abajo, en la soledad del albero, un hombre rudo, curtido por las batallas del campo, se estaba jugando la vida y, en dicho menester, creaba arte por doquier.

Ahora, como los hechos han demostrado, El Cid, ya sabe el camino. Manuel Jesús es consciente de que, con el toro, puede llegarle la legitimidad del éxito incuestionable y, con toro amorfo, el fracaso más sonado, ahí tiene el ejemplo de Arlés en que, con los toros de El Puerto de San Lorenzo, su toreo, quedó en la nada. Convengamos que, no existe mayor gloria que la expuesta por un torero frente a la grandeza de un toro y, el binomio, por duro que parezca, será siempre El Cid y los toros de Victorino Martín. Tengo claro que, este hombre, por su raza, su torería y su verdad, llegará a lo que anhelan todos los hombres que se visten de toreros; es decir, alcanzar la meta de figura; pero será muy triste que, una vez haya llegado a la meta soñada, el taurinismo le aboque al toro comercial y, de ese modo, le condenarán al más absoluto fracaso. Confiemos que, la sabiduría intrínseca de El Cid le lleve por los derroteros de la verdad, sencillamente, por  el camino que desde el primer día emprendiera. Al respecto de este torero, alguien dijo que su rostro no es precisamente el de un galán cinematográfico; es cierto. Pero como el toreo se hace con el alma, lo suyo, es puro arte. En esta bendita profesión no importa la belleza externa, pero sí mucho la interna y, El Cid, es tremendamente bello en su alma y en su quehacer. Pruebas cantan.

 
   
 
   
harold ronderos 12/04/2005  
 
El viernes 15 de abril, por TVE internacional, veremos a "El Cid" ante los Torrestrella en Sevilla
 
   
Alejandro Tellez 12/04/2005  
 
es grato, saber que el CID este haciendo las cosas bien, muchos aficionnados a la fiesta, ya lo han venido diciendo. les pido su intervencion, para que nos manden la señal televisiva, de alguna corrida de toros desde españa, y si es donde actua el CID. mejor, saludos y no se olviden de nosotros, ya que casi no tenemos festejos taurinos.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
 
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE TRADICIÓN! /
OPTIMISMO TAURINO /
REVIVE LA PUEBLA TAURINA /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE ...
OPTIMISMO TAURINO
REVIVE LA PUEBLA TAURINA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.