inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Pla Ventura  
  España [ 19/03/2005 ]  
TREMENDA POLÉMICA

Los acontecimientos que se suelen dar cita en Madrid,  suponen un cúmulo de discusiones en distintos foros de la capital, todo ellos venidos a cuento por las opiniones divididas en que si unos aficionados son crueles, mientras que, la gran mayoría, se confiesan justos. El tema, principalmente en las tertulias taurinas que a diario se llevan a cabo, es raro que no salga en todas las “representaciones” nocturnas. Cierto es que, de forma genérica, el que se siente auténtico aficionado de Madrid y que, a su vez, hace un gran sacrificio para comprar el abono, le duele que, algún que otro mercachifle de los que no les cuesta ningún sudor comprar la barrera, para éstos, aquellos son unos desalmados. Ciertamente, viste mucho más, para los que están en barrera y localidades bajas, el estar a favor de los toreros; incluso rozarles la mano cuando están dejando los capotes de paseo en la barrera; recibir algún que otro saludo por parte de los coletudos. Siendo así, lo más lógico es decir que todos son muy buenos – los toreros- y que el resto de la plaza son unos miserables que exigen sin piedad.

Opiniones, claro, las hay para todos los gustos. Los amiguetes, los conocidos, son los que perdonan todo al torero, algo que, visto así, sin más lectura, hasta me parece plausible. Pero la fiesta y su afición son otra cosa muy distinta y, mucho más, cuando hablamos de Madrid. Estamos hablando de la cátedra, de la única plaza en el mundo donde, los toreros, a diario, tienen que sufrir un examen profundo, de forma especial, los que se dicen figuras puesto que, de esta plaza, se llevan un dinero importantísimo. Es en Madrid donde hay que revalidar todo; donde hay que jugarse la vida de verdad y, como siempre ocurre, Madrid es la única plaza del mundo que suele apoyar a los que empiezan puesto que, a diario, tengo la sensación de que todos los aficionados han pasado por las oficinas de la empresa y han visto los contratos de los toreros humildes. Ello, los aficionados, sabedores de la cruda dureza del que empieza, le ofrecen respeto y cariño; Incluso aliento. Rara vez se podrá llevar una bronca un torero humilde. Muy mal tiene que hacer las cosas para que le chillen. Yo diría que eso no ocurre nunca. Y no es menos cierto que, entre los aficionados, suele erigirse algún que otro intransigente que no le satisface nada; pero son unos personajes contadísimos que, a fin de cuentas, sólo son la sal de la afición venteña.

La actitud que tomó el público de Madrid, en su momento, con Jesulín despertó toda serie de polémicas. Todo ello, hasta el punto de que, algunos informadores torpes, hasta juzgaban a los que han pagado una entrada con su sudor. No faltan los aduladores de turno que, sin más lectura, han ajusticiado el público de Madrid. O sea, por vez primera en mi vida, me quieren hacer ver que, el cliente, el que paga, es el que tiene la culpa de todo. Todos, en nuestros menesteres, tenemos clientes raritos, si acaso, difíciles de contentar y, a nadie, en ningún gremio, se nos ha ocurrido quitarles la razón. Estaremos más o menos contentos con las actitudes de nuestros clientes, pero de ahí, a quitarles la razón, creo que media un abismo.

El cliente, como es el caso del público de las Ventas – y el de todas las plazas del mundo- tiene el sagrado derecho de aplaudir o pitar, es la única forma que tiene para manifestarse. Y, por favor, no seamos tan estúpidos para imponer los gustos de cada cual. Si pagan como lo hacen, tienen el sagrado derecho de manifestarse por el torero que más les agrade. ¿Existe alguna ley que diga que, por el sólo hecho de ser aficionado ya tenemos que comulgar con todos los toreros? Pero si lo hermoso de esta fiesta es que, por esas plazas de Dios, todos los toreros tienen multitud de “fans”; el mismo Jesulín es admirado en las plazas de carros y de tercera. Lo que no veo claro es que, a este diestro, tenga que ser venerado en Madrid cuando como todo el mundo sabe, ha toreado innumerables corridas  en las Ventas y, todavía, no ha dado una vuelta al ruedo.

Obvio resulta explicar que,  las discrepancias han venido todas por culpa de este diestro; miles de personas le gritaban que se marchara a su pueblo y, cuatro amigos, le rogaban que se quedara. Lo que está muy claro es que, tremendamente torpe debe ser aquel torero, aquella persona que no sepa discernir en la casa que debe entrar y en la que no es bien hallado. Jesulín sabe, porque tonto no debe ser, que en Madrid no lo quiere nadie. ¿ Razones? Serían muchas y no hace falta enumerarlas. ¿ Solución? Pues no ir a Madrid. Fijémonos que, todo es tan sencillo como la vida misma. Se queda Jesulín en su casa, torea ochenta corridas de toros por los pueblos, se lleva su dinero y, en Madrid, además de paz, todos estarían contentos. Al respecto de cuanto digo, en una ocasión, un hombre inteligente llamado Luis Francisco Esplá, entendió que no era respetado en Pamplona y, sin más argumentos, declinó la oferta que todos los años le hacían para ir a dicha plaza. Esplá sufría el mal y, él mismo, se aplicó la medicina. Estaba clarísimo.

A Madrid hay que ir como se debe ir. Si se es humilde, a explicar, con humildad y sinceridad, aquello que sepas hacer. Si se es figura, hay que dar la cara, jugarse la vida – por supuesto- y, por encima de todo, practicar el toreo auténtico. Allí no valen las medias tintas, ni tampoco los alivios; y menos, en manos de los que se llevan, en una sola tarde, lo que usted y yo ganamos en cinco años. Lo que todo el mundo debe saber es que, en Madrid, no soportan a ningún bandarra.


 
   
 
   
alejandro tellez lopez 19/03/2005  
 
tienes razon, donde no se nos quiera, es mejor no ir o estar, desafortunadamente, muchos, aunque no los querramos, no se van. y los descarados suelen decir, -no soy monedita de oro- y que le vamos ha hacer, aguantar, aguantar y aguantar, y pedirle a dios, que los que ya no queremos ver. pronto desaprescan.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EN AZPEITIA TODO ES POSIBLE
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EN AZPEITIA TODO ES POSIBLE
 
ROCÍO ROMERO: Gran promesa de la novillería
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
ÉXITO DE LA CORRIDA 'GUADALUPANA' EN LA MÉXICO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
ROCÍO ROMERO: Gran promesa de la novillería
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
ÉXITO DE LA CORRIDA 'GUADALUPANA' EN LA ...
 
LOS TOROS Y LAS SIMPLES MATEMÁTICAS /
EL CARAMELO ENVENENADO DE MANUELA CARMENA /
LEYES DE PROTECCIÓN DE LOS ANIMALES /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / España
LOS TOROS Y LAS SIMPLES MATEMÁTICAS
EL CARAMELO ENVENENADO DE MANUELA CARMENA
LEYES DE PROTECCIÓN DE LOS ANIMALES
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.