inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Pla Ventura  
  España [ 12/03/2005 ]  
EL SENTIDO DEL TEMPLE

La trilogía “matemática” del toreo es aquella que conocemos como parar, templar y mandar; digamos que son las tres funciones precisas y exactas para que, el toreo, su razón de ser, tenga el debido fundamento. Convengamos que, parar y mandar son las reglas básicas para que, en el transcurso de una faena de muleta, se logre lo que a veces decimos el milagro del temple. Templar no es otra cosa que, atemperar el viaje del toro y, como diría Rafael de Paula, con mimos y caricias, correr la mano a la misma velocidad que imprime el toro en sus acometidas. Cuando esto se logra, previamente, se ha parado, qué duda cabe y, a su vez, se está mandando; porque manda el torero que templa y, ha templado, todo aquel que ha mandado.

Al respecto del temple, recuerdo una memorable frase de Silverio Pérez en la que, el maestro mexicano decía que, cuando se templa y, a su vez, se siente, es que estás creando arte. No le faltaba razón al maestro porque, como muchas veces hemos comprobado, es la pura verdad. Es cierto que, por razones de edad, no pude comprobar, con mis ojos, las faenas de Silverio pero, si puedo decir que, algunos de los que le sucedieron, casos de Miguel Espinosa Armillita, Guillermo Capetillo y algunos más, ellos, han demostrado con sus maneras y aptitudes, el más estricto sentido del temple.

Es bello, yo diría que hermoso, comprobar como el torero sabe acompasar las acometidas de su enemigo y, a escasos centímetros de los pitones del bicorne, corre, de manera rítmica, la muleta del torero. Por ello, amparándonos en el sentido del temple, siempre hemos dicho que, no es lo mismo torear que dar pases. Pases, lo que se dice darlos, eso lo hacen muchos hombres afanosos que, con cierta dosis de valor, lo logran; torear, amigos, templar en el más amplio sentido de la palabra, ello es otro menester. Por ejemplo, crear y sentir, aquella máxima de Silverio, la he visto en videos; como muchas de las faenas en las que el diestro Paco Camino, rociaba los ruedos con su arte. Pocos como Paco Camino atemperaban la embestida del toro con aquella gracia, con aquel temple para dar, como resultado, la obra casi perfecta. Y de ello pueden dar fe miles de aficionados de todo el orbe taurino, incluidos los mexicanos puesto que, Paco Camino, en los años sesenta y setenta, realizó campañas brillantísimas en el país azteca.

Amparándonos en las referencias del temple, hace unos años, se nos marchó para siempre un gran torero mexicano, un hombre apasionado que, si era bueno con el capote, con la muleta, templando, era todo un primor. Me refiero al maestro Alfonso Ramírez “El Calesero”. El Calesa, como se le conocía de forma cariñosa, al margen de sus creaciones artísticas, templaba y embarcaba a los toros para, al vaciar su embestida, sentir que había creado la obra soñada. Son, claro, las circunstancias bellas que, por sus acciones, nos hacen ver a los aficionados, la magia del arte.

Fijémonos si es importante aquello de templar que, cuando vemos a un torero deslavazado y sin argumentos artísticos, obviamente, le tachamos de destemplado. Posiblemente, con este argumento, le estamos mostrando su faz más negativa como torero. Destemplar, mucho me temo, es el antónimo perfecto hacia aquello que soñamos ver en un torero que, como explico, entendemos como templar.

Es ahora, al hablar del sentido del temple cuando viene a mi memoria las acciones y faenas de uno de los toreros actuales, visto desde el prisma mexicano y no es otro que, Eulalio López El Zotoluco. Y es significativo todo lo de Lalo López, como México se le conoce, no en vano, su sentido del temple, tan notorio como su pequeña estatura, es lo que nos hace pensar. Lo explico. El Zotoluco, uno de los toreros que más y mejor templa ahora mismo a los toros, como lo demuestran sus cálidas faenas en los ruedos, le atribuimos, al respecto de su sentido del temple, todo lo que ha sido capaz de hacer, tanto en México, como en Europa. Si templar, como explico, suele ser algo complicado; es decir, la acción de llevarlo a cabo con un toro digamos de morfología normal, no quiero pensar lo complicado que podrá resultarle a El Zotoluco, templar, como digo, en España y Francia, la clase de toros agresivos que ha sido capaz de lidiar. Lalo, prodigio de voluntad férrea, figura del toreo en su país, se ha obsesionado por lograr la cima en España y, para ello, no duda un instante en enfrentarse a los Miuras – toda la camada de Eduardo Miura- Victorinos, Murteiras y todos los animales más agresivos caen en sus manos y, como nos mostraron los noticieros e imágenes. El Zotoluco está templando hasta esa clase de enemigos que, en tantas ocasiones, entendemos como ilidiables por las características de su raza. Loas para El Zotoluco que, con un valor fuera de lo común, con una técnica depurada, un desprecio a la muerte exagerado, está logrando las sesiones más explícitas del temple, todo, cuando pensábamos que, su tarea, podría ser imposible. Como pueden comprobar, uno, al ver los triunfos y logros del mexicano en su México querido, siento emoción de saber que, un torero, para serlo como tal, puede nacer en cualquier confín del mundo puesto que, uno de los grandes de la torería mundial,  está templando y mandado; lo hace en México y, con toda seguridad, repetirá proeza este año en España.

Recordemos que, en esta ocasión, y dado el carácter de temporada del país hermano, como se comprueba, he querido centrar mi atención en toreros de allende puesto que, en México, siempre han habido grandes toreros. A las pruebas me remito y, este quiero que sea un homenaje hacia ellos.

 
   
 
   
Ramòn Estarda 14/03/2005  
 
CREO QUE SOLO LE FALTO NOMBRAR A MANOLO MARTINEZ, ME EXTRAÑA! (MEJOR EJEMPLO DEL TEMPLE EN MEXICO NO PODRIA A VER) QUE MANERA DE TEMPLAR A SUS TOROS DABA CATEDRA DEL BUEN TOREAR Y EN MUCHAS OCACIONES EN LOS AGARRONES QUE SE DABA CON CAMINO, LE DECIA QUITATE QUE AHI TE VOY! PURO ARTE! LO BAÑABA!
 
   
alejandro tellez lopez 12/03/2005  
 
el sentido del tempe, parar,templar, y mandar, llevar el ritmo, la base de todas las artes. parece facil, pero pocas son las personas, que tienen ese don, solo los artistas . por cierto, capea chico, no toreara en las VENTAS- quiza en dos años mas, agrarre el ritmo del toreo , y se gane el derecho . escuche tu paso doble, formidable. saludos.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EL TORO DE REGALO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EL TORO DE REGALO
 
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
 
MERECIDO Y… JUSTO /
PLACA CONMEMORATIVA /
FIESTAS DE QUITO SIN TOROS /
Op. / Francia
Op. / México
Op. / Ecuador
MERECIDO Y… JUSTO
PLACA CONMEMORATIVA
FIESTAS DE QUITO SIN TOROS
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.