inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Pla Ventura  
  España [ 05/04/2017 ]  
¿DÓNDE MORA JUAN?

Los aficionados a los toros muchas veces deberíamos de emular a Podemos y sus huestes manifestándonos por cuestiones muy concretas, entre ellas, la ausencia de Juan Mora en Madrid. Como digo, esas gentecillas de Podemos y sus adláteres son capaces de manifestarse por ejemplo, porque haya salido un día nublado; es decir, por estupideces, sin preocuparse en lo más mínimo por el ser humano como tal.

Claro que, los aficionados a los toros tenemos un defecto y es que somos gentes pacíficas, de sumo orden, de tremenda educación, de respeto mayúsculo, a la espera siempre de la más pura concordia entre los seres humanos. Todos esos valores a los que yo llamo “defectos”, en realidad poco nos aportan porque, como digo, nadie en su sano juicio podrá entender que se quede fuera de los carteles de Madrid el excelso torero llamado Juan Mora. Por eso digo, ¿dónde mora Juan?


Juan Mora, irrepetible

Barrunto la historia y seguro que no me equivoco nada; es más, yo diría que como la intuición no me suele fallar, la empresa de Madrid contactaría con Juan Mora porque, como todo el mundo sabe, para hacer un cartel glorioso nadie como Mora para encabezarlo. Juan Mora que, para su fortuna, tiene la vida asegurada, posiblemente, al ver que le querían ridiculizar desistió en el empeño porque, me consta que sí hubo contactos.

Simón Casas es un tipo muy hábil, ingenioso como nadie, negociante como el que más y, se ha apuntado un tanto por aquello de dar muchas confirmaciones a los diestros jóvenes. Visto así, hasta parece un logro cuando, en realidad es un apaño para la empresa y para los toreros. Llega el confirmante y, el primer espada no tiene que soportar el tedio de la lidia del primer toro en que todo el mundo está acomodándose, razón por la que cuesta mucho que conecte la gente en el primer toro. Luego, a ese mismo confirmante se la aplica el reglamento, es decir, el sueldo establecido y de tal forma Simón Casas mata dos pájaros de un tiro. Los toreros contentos y el empresario frotándose las manos de la alegría.

Si nos fijamos en los carteles todos están cortados por el mismo patrón, están casi todos los toreros, es una verdad incuestionable, al menos lo que más interesan. Si analizáramos cartel por cartel, encontraríamos muchas sorpresas. Como quiera que lo hacemos a vuela pluma, la mayoría de los carteles se sustentan por dos toreros de más o menos renombre y el confirmante; algunos, con tres toreros de sueldo puro y duro; rematados ni uno solo. Sí, porque rematar un cartel equivale a tener que poner un dinero fuerte. ¿Solución? La que he dicho.


La increible naturalidad de Juan Mora, un monumento al arte

Con toda seguridad que, Juan Mora, a la hora de buscar la negociación para la contratación, posiblemente pidió dinero, sin duda, el que vale. La empresa, como los hechos denotan, desistió de pagar dinero y mucho menos de hacerlo en el acto. Mora se quedó en Madrid, donde vive, pero fuera de Las Ventas. Recordemos que, el torero de Plasencia es santo y seña en Madrid, lo dicen sus actuaciones que, la mayoría de las que han sido, todas han estado cinceladas por el buen hacer y mejor forma de interpretar el arte en el toreo.

Ante esta ausencia, es por ello por lo que yo apuntaba antes que los aficionados deberíamos de manifestarnos ante la plaza de toros reclamando al ídolo, a uno de los pocos toreros que nos quedan capaces de interpretar el toreo como Dios manda; es decir, de los que con veinte muletazos pueden cortarle las dos orejas a un toro, salir por la puerta grande y, sin duda, marcar un hito en la plaza de Madrid como lo marcó Juan Mora en aquella tarde otoñal del 2010 en que, los aficionados, todavía siguen dando lances por las calles. Lo dicho sería lo lógico pero, repito una vez más, esa “maldita” educación que tenemos los aficionados es la que damnifica a un artista de la talla de Juan Mora; vemos su ausencia y no somos capaces ni de rasgarnos las vestiduras y, luego, no quejamos.

Como fuere, no me importa, pero si en realidad Juan Mora ha hecho valer su persona como artista, desde aquí le felicitamos; criados ya los tiene Simón Casas por doquier puesto que, las mismas figuras le hacen reverencias cuando éste les entrega el pagaré a la fecha que él ha estimado oportuna. Claro que, como me dijo una vez un torero de cierto nivel en Madrid: ¿Cómo entiendes tú que me den un pagaré bancario para dentro de ciento veinte días si la empresa recoge el dinero en el acto? La respuesta que le di, más que una respuesta, una total afirmación. ¡Átame esa mosca por el rabo! Y todavía está llorando el hombre.

Desdichadamente, el toreo se parece cada día mucho más a las grandes superficies comerciales en que, ningún proveedor puede poner el precio de su artículo; en los toros ocurre los mismo, salvo excepciones que se pueden contar los con dedos de una mano, la “mano de obra” que contrata el empresario es de un precio de risa; es decir, el que él buenamente quiera ponerle. Cuando comprobamos en qué ha quedado la grandiosidad del mundo de los toros lo único que se nos ocurre es ponerlos a llorar. ¿Cabrá alguna opción más?

Por todo ello, si la actitud de Juan Mora ha servido para darle categoría al mundo de los toros, alabado sea el diestro. Criados, mercachifles, abrazafarolas y lame traseritos los tenemos por doquier. El mundo empresarial se ha globalizado tanto que, al final, es todo un coto cerrado; o pasas o te quedas fuera, tú eliges. Una pena que, manejándose cifras astronómicas de dinero, las que el aficionado paga con toda la ilusión del mundo, al final, para el que se juega la vida solo le queden las migajas. Algo así como los agricultores que siembran sus cosechas con toda la ilusión del mundo y, a la hora de vender su producto, a muchos, hasta las cuesta dinero del bolsillo. ¿Cabe despropósito mayor? Si, el que sufren los toreros. He dicho.

Fotos de Muriel Feiner

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
¡¡ ALARMAS !!
CON LAS MANOS LIMPIAS…
OTRA QUE DICE SER MINISTRA
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
¡¡ ALARMAS !!
CON LAS MANOS LIMPIAS…
OTRA QUE DICE SER MINISTRA
 
CURRO DÍAZ, UN TORERO DE CULTO
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LIMA 2018: GALDÓS SE LLEVÓ EL ESCAPULARIO DE ORO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ, UN TORERO DE CULTO
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LIMA 2018: GALDÓS SE LLEVÓ EL ESCAPULARIO DE ...
 
LOS TOREROS ECUATORIANOS /
POBRE TAUROMAQUIA /
OJO CON ESTO /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
LOS TOREROS ECUATORIANOS
POBRE TAUROMAQUIA
OJO CON ESTO
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.