inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Antolín Castro  
  España [ 01/06/2001 ]  
S.I.01 - DEL TIMO Y DEL FRACASO

Llegó el esperado 1 de Junio. Llegó, timaron a todos, fracasaron unos cuantos, se sintió vergüenza ajena y se marcharon de rositas todos los protagonistas. Bueno, todos no: Abellán saboreó las mieles de un triunfo labrado a base de coraje, entrega y sangre. Una oreja que invitaba, tras su regreso de la enfermería, a que el público triunfalista que acudió al acontecimiento, le preparara la salida a hombros que no llegó. Llegó, como decíamos, el timo en forma de esperpéntica corrida de toros. Con ella el fracaso de los dos tenores -perdón, timadores-, que venían a realizar una gesta.

La gesta consistía en lograr timar a veintitantos mil espectadores, ofreciéndoles un sucedáneo de corrida, en la que se incluía el morbo de ver quien era el más tonto y pagaba más por una entrada. A estas horas se busca entre varios gilipollas que se entretuvieron en ser timados, quién ganó el concurso de más timado con el nuevo timo, llamado: El timo del Adolfito y dos más, uno de ellos el Tomás. Pero no crean que para ese timo hacen falta sólo tres, más al contrario necesitan la estrecha colaboración de la empresa Lozana y la Comunidad madrileña -sobre todo leña, muy leña-. Al tiempo, precisan la connivencia de un grupo de veterinarios que la consientan; afeitadores que sepan hacer su trabajo; presidentes que se inhiban y otros muchos vividores, entre los que algunos pueden ser expertos en la chutemanía. En fin, un tropel. Pero muchos menos que los sufridos espectadores, que son, no obstante, los necesarios para cometer la tropelía. 

El ganado que nos mandó el Sr. Martín, D. Adolfito para este festejo, ha sido, con mucho, el más impresentable de la feria. No pueden salir más tontos, ni tantos. Unas birrias en todo. Los pitones han sido, también, -lo sabíamos- los presentados con más indicios de barbería y su comportamiento ¡ay! que les voy a decir. En el caballo no los ha habido más flojos; ¿una corrida de Adolfo Martín? ¡una mierda!, con perdón. Su deambular cansino por el ruedo propio de chutaos ha tirado por tierra la imagen de este ganadero, al que creíamos serio. Desde lo de hoy, a engrosar las filas de los ganaduros sin escrúpulos. La decisión de venir con esta bazofia y con esas componendas de los actuantes ha sido suya. Ahora no valen lamentos. Ser honrado ganadero es algo serio; tener corridas para las figuras, forma parte de la broma. En algún caso, de la estafa. Allá él.

Se esperaba a José Tomás y ya vimos lo que pasó. Se enfrentó a los borregos inválidos que le cupieron en suerte con la mente en otro lado. No sabemos si en la cuenta corriente o en la corriente cuenta que le tiene su apoderado. Pues ha de ser corriente y quién sabe si tiene cuenta andar por el mundo con semejante personaje que si ya arruinó la carrera de Joselito, -era bueno hace años, de las figuras el mejor- va camino de lograrlo con Tomás. Si se lo propone, se lo carga también. Gustaría pensar que Santo Tomás arrastraba su tristeza y melancolía por el ruedo, abrasado por su conciencia de ser copartícipe del timo. Gustaría pensar que el incrédulo Santo Tomás, no daba crédito a ese enfrentamiento impropio de su señalada gesta y dudaba si matar la corrida o negarse. ¡Milagro! se oyó en el tendido y Santo Tomás, decidió no matar al segundo, -seguramente por lo contado aquí, por la mala conciencia- dejó que sonaran los tres avisos y lo devolvieran al corral. Para entonces llevaba un esportón de pinchazos y descabellos fallidos. El milagro del arrepentimiento llegó, se inhibió y con ello empezó a sufrir la penitencia autoimpuesta por su mala conciencia. Nadie le quiso reconocer este dolor de corazón y cumplimiento de penitencia: bronca y almohadillas. ¡Como son!, ni que pensaran que era una chulería.

De Tomás, no va más. Vagó por la plaza y fue vago para matar. A Joselito, tras los dos gestos con las corridas duras, sólo le queda por hacer otro: que no vuelva más, por lo menos a Madrid. Hace tiempo que está ido y él sabrá por qué. La afición de Madrid ni quiere averiguarlo, ni aguantarlo. Estos dos tenores desafinan. Uno de ellos un montón, el otro va camino de ello también si no se despega de tales moscas (yo no he dicho cojoneras, lo habrá pensado algún lector).

Con ser mucho, y ya verán que se leerá a bombo y platillo, el echarle un toro al corral, lo importante del fracaso de estos dos, pero sobre todo de Tomás, ha sido, sin duda, el enfrentarse a esta infame corrida de Adolfito Martín. Ese es el fracaso: pretendían triunfar engañando y les ha salido el tiro por la culata. La afición de Madrid ha dicho: a engañar con vuestros gestos a otro lugar; los gestos son los nuestros por aguantaros: eso si es tener valor. La empresa que había redondeado la mejor feria, ya nos explicará en qué se basaba. Seguramente en ser partícipes del engaño. A todos, sin excepción, sólo les cabe un calificativo: Chulos. Gracias al público de Madrid, chulos fracasados.

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
UN AÑO NO ES NADA…
12+1
AUREOLA
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
UN AÑO NO ES NADA…
12+1
AUREOLA
 
HAZEM AL-MASRI 'EL SIRIO': Dejó Alepo para convertirse en torero
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
RESUMEN DE ZARAGOZA 2017
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
HAZEM AL-MASRI 'EL SIRIO': Dejó Alepo para ...
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
RESUMEN DE ZARAGOZA 2017
 
¡NUEVA EMPRESA TAURINA Y REDES SOCIALES POR LA TAUROMAQUIA! /
AUTORREGULACIÓN  DEL FIESTA /
¿QUE NOS DEPARA EL FUTURO? /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
¡NUEVA EMPRESA TAURINA Y REDES SOCIALES POR ...
AUTORREGULACIÓN DEL FIESTA
¿QUE NOS DEPARA EL FUTURO?
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.