inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Nestor A. Giraldo  
  Colombia [ 08/11/2010 ]  
NO HAY QUE MATAR LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO

Hoy más que nunca la fiesta vive momentos de dificultad. Existe el convencimiento por parte de quienes defiende a ultranza los toreros colombianos, de las calidades y cualidades de nuestros coletudos.

Sin embargo, cuando se va por la provincia nacional como aficionados o simples espectadores, se encuentra muchas veces la desidia, la pereza, la poca voluntad y la falta de actitud para enfrentar un compromiso por parte de los actores y protagonistas de la fiesta.

Se piensa por parte de los toreros criollos, que con vestirse de luces, hacer el paseíllo y ejecutar algunos muletazos desangelados, es suficiente para el pago que se obtendrá al final de la jornada y los “aficionados” o mejor, los espectadores que asistieron a la plaza fija o muchas veces portátil instalada en el pueblo y han pagado su boleto, salen de los cosos aburridos y decepcionados del pobre espectáculo visto.

Una frase manida en el ambiente es: “sacar a la gente de la plaza es muy fácil, pero meterla es muy difícil” y mas si se presenta un espectáculo mediocre y bochornoso como muchas veces sucede, donde la función comienza tarde, los anunciados toros resultan ser becerros y los toreros apenas cumplen, sin demostración de voluntad y deseos de agradar.

Todo esto para significar y hacer reflexionar a todos y casa uno de los estamentos de la fiesta que tiene que ver con un evento taurino, que este se debe dar con dignidad y decoro, así sea el pueblo mas paupérrimo de la geografía nacional.

El comienzo de los festejos a la hora señalada en los programas, se debe cumplir para que el espectáculo no termine en la oscuridad, dando ocasión a las justas protestas del público.

Se anuncia mediante carteles y perifoneo de manera rimbombante el ganado a lidiarse y aparecen el los ruedos reses de desecho que francamente da pena, exasperando los ánimos de quienes pagaron su entrada para ver algo diferente.

Esta es una constante que se viene presentando desde hace muchos años en la provincia colombiana, viéndose cada vez menos público en las graderías de las plazas y optando por las famosas carralejas, que resultan en determinado momento mas atractivas, opacando lo que es en verdad un evento taurino.

La provincia es la plataforma de lanzamiento de toreros, ganaderos y porqué no, de empresarios que seguramente aspiran y tienen la ilusión de llegar algún día a manejar los destinos de una plaza de primera categoría.

Decían los abuelos de antaño: “No hay que matar la gallina de los huevos de oro”, y con estas actitudes negativas de los protagonistas de la fiesta que van en detrimento única y exclusivamente del espectador que paga con sacrificio una entrada, es probable, si no se cauteriza a tiempo la herida, se tenga que llegar a lamentar la pérdida total de quien sostiene en definitiva el espectáculo.

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
LOS POLÍTICOS Y LOS TOROS
2018: CON CAMBIOS
FLACO FAVOR
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LOS POLÍTICOS Y LOS TOROS
2018: CON CAMBIOS
FLACO FAVOR
 
ALBERTO AGUILAR: Me voy sin amargura
QUÉ ESPERA DE 2018
VISITA AL CAMPO BRAVO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
ALBERTO AGUILAR: Me voy sin amargura
QUÉ ESPERA DE 2018
VISITA AL CAMPO BRAVO
 
PALABRAS Y CONCEPTOS NEGADOS PARA LOS “SERES RAROS” /
UN SEMIÓLOGO EN LOS TOROS /
MAQUETA DE LA PLAZA DE TOROS DE MADRID /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / España
PALABRAS Y CONCEPTOS NEGADOS PARA LOS “SERES ...
UN SEMIÓLOGO EN LOS TOROS
MAQUETA DE LA PLAZA DE TOROS DE MADRID
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.