inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Mauricio Sepúlveda  
  Colombia [ 11/01/2010 ]  
BALANCE DE LA 52va FERIA DE CALI

No se puede, y menos tras el paupérrimo resultado de la feria, dejar de hacer el balance de la recientemente terminada feria de Cali, debemos comentarlo y registrarlo, no como algunos creen por manía con la ciudad sino por el potencial que tiene esta gran feria, una de las mejores, sino la mejor, vidriera taurina de Colombia y de América, por las condiciones que tiene la ciudad que hierve en plena feria, por el ambientazo del que goza, por su tradición y por lo que alguna vez representó la feria de Cali no hace mucho tiempo.

Pero lastimosamente la plaza de toros de Cali se ha desfondado taurinamente hablando, y es el resultado de un proceso de muchos años dando tumbos hasta que se llegó a la situación de hoy, no es solamente que el ganado falló, es la estructura la que ha colapsado, pero muchos no se quieren dar cuenta. Hay una interna que supera la feria en si, la disputa soterrada que se mantiene, a la que ahora ha entrado un tercer jugador que seguramente querrá sacar la mayor tajada posible (no es sino mirar la impresentable pantalla publicitaria colocada en la plaza) y que sin duda exacerberá aún más esa hoguera que consume poco a poco a Cali. En sus entrañas mismas se cocina el fracaso de la feria, unos años con ferias de tercera categoría montadas con cualquier torero que pasase por allí y otras por el fallo estrepitoso del ganado como sucedió este año. O por no saber escoger o quien sabe por que intereses. Pensábamos erróneamente que la vuelta de las figuras iba a convertirse en el paracaídas que frenara el vertiginoso descenso de la feria de Cali y no ha sido así, el aburrimiento infinito se ha repetido hasta por seis tardes seguidas llegando a su punto máximo el día de fin de año cuando la impotencia y el desespero cundió por toda la plaza. En esta tribuna esto se ha dicho desde hace muchos años, tuvieron que meterse agentes externos de la política a tirar un salvavidas y ni así y lo más grave es que muchos lo siguen sin ver, o sin querer ver, intentando tapar lo innegable tratando de subir el tono de una feria derrengada alabando sobre manera una corrida final que fue normal.

Y es que en Cali siempre hay entuertos y trapisondas que demuestran que se piensa primero en objetivos particulares y no en el bienestar general de la feria en si, este año llegando a rayar en lo absurdo de generar indultos por debajo de la mesa a un toro absolutamente normal, quien sabe si poniendo entre la espada y la pared al pobre torero de turno, haciendo sonar los tres avisos luego de la farsa del matador de hacerse el impotente al no saber si matar o no al toro para posteriormente no cumplir lo preceptivo de matar al toro en los corrales, enviándolo a pastar a una finca, olió mal desde el mismo momento en que el toro volvió a los corrales.

Hay que hacer un revolcón serio y profundo, el espiral en el que se encuentra inmersa la feria no tiene salida sino se releva la gran cúpula que la maneja, de seguir así se seguirán dando tumbos y tumbos por más que se hayan anunciado a las figuras, cosa que también hay que decir hace mucho rato no se lograba y fue por mérito de terceros. Y no son revolcones de nombres de ganaderías, se requiere una cirugía profunda de nivel extremo en la que se releve a quienes han manejado la plaza en los últimos años, hoy parecen más los empresarios el gobernador y su asesor que quienes llevan los destinos de la plaza, sino es así será difícil remontar la situación actual.

El aspecto que considero más preocupante es el de la afición, a la que han espantado entre tanta trifulca sorda, entre tanto celo y tanto ego. A pesar de anunciarse figuras que no venían hacia más de diez años y que suponían iban a tener mayor eco en los tendidos la afición ha disminuido no solo en número, llegando a tener una media de 8.000 espectadores en toda la temporada con las tardes del 28 de diciembre y la del 3 de enero como más preocupantes - yo creía que se podía recuperar aquella Cali que llenaba la plaza todos los dias - y me equivoque, solo se llenó el dia 30, hoy se debe rezar es para que los que han venido no recuerden que se aburrieron como morsas y vuelvan a la plaza, sino que también ha disminuido en calidad, que está bajo mínimos, se aplaude cualquier cosa, se llegó al caso de aplaudir a Castella por sacarse las zapatillas, el circular invertido, los molinetes y los trapazos de rodillas se celebran más que cualquier buen muletazo y no es solo el caso de los jóvenes gritones del tendido dos o el del pitico y los del conteo de boxeo del tres, es en general toda la plaza la que se ha desfondado, a todo esto ha ayudado sin duda unas presidencias acomodadas al servicio de quien lo necesite para tirar ferias para arriba con orejas que no lo son, inflando los resultados de las corridas sin venir a cuento y esto viene de muchísimos años atrás. El listón está demasiado bajo y más para una feria de la entidad que debería tener Cali.

Para entrar en el análisis de lo que sucedió en el ruedo arrancamos por el aspecto que fue el gran lastre de esta temporada, pero repito, enmarcado en un ambiente complicado que ensombrece la feria en general.

Solo pasan dos ganaderías, dos de las tres que estuvieron bien presentadas porque también hay que decir que la junta técnica no cumplió en lo más mínimo con preservar la categoría del toro de Cali, será que vinieron las figuras y propiciaron la fiesta? O a alguien le convenía que los toros salieran como salieron? En Cali todo se puede pensar.

Las dos que pasan:
Fuentelapeña: Muy bien presentada y con dos toros muy interesantes, hace un año se inició la recuperación de esta ganadería pero se necesita una tarde más rotunda para consolidarse definitivamente

La Carolina: Todos mansearon pero al menos tuvieron interés, se movieron y tuvieron picante lo que no dejo que nadie se aburriera. Bien criados.

Las que no pasan, pero no naufragan
Guachicono: No alcanza a pasar, se quedó en pura fachada sin mucho adentro, un manso con guasa permite suponer que se puede trabajar y echarla para arriba.

El Paraíso: La salva un toro y pensando en el estado en que se encontraba es todo un avance pero no alcanza como para pensar en que hay un futuro despejado, deberá demostrar nuevos síntomas de mejora para creer que esto es duradero.

Juan Bernardo Caicedo: Mal presentada también y sosa, en Colombia no se veía a un toro con los pitones sangrando y totalmente desechos, mansa y sosa aunque alguno con las complicaciones lógicas de un toro y que permiten no llegar al aburrimiento extremo.

Las que se hundieron
Ernesto Gonalez Caicedo: Sosísima hasta decir no más, el picante de Santacoloma quien sabe en donde habrá quedado.

San Antonio de los Lagos: Desrazada y sin clase, tuvo su oportunidad y la desaprovechó.

Puerta de Hierro: Patética, una afrenta a toda la afición, una corrida indigna  hasta para Palmira o Popayán, en Florida no la hubieran aceptado, además de mansos y desfondados. No debe volver y se ha dicho hace unos cinco años y que no la vayan remplazar por la de Ambaló.

Salento: Totalmente hundida y mal presentada, descastada a más no poder

En el capitulo de los toreros tampoco hay mucho:

Los que pasan
Juli: Profesional y con demasiados recursos para agradar al gran público, pero cualquier merito se vendría abajo si fuese él quien influyó en el descenso de la presentación de las dos corridas que lidió.

Ponce: Una lección de toreo dictó en su segundo toro y está más allá del bien y del mal.

Pasan sin grandes méritos
Castella: Su toreo es una pompa de jabón, demasiado light, prácticamente nunca carga la suerte o lleva al toro atrás de la cintura, pero sus arrimones encantan en Cali.

Luis Bolívar: No estuvo todo lo bien que se esperaría de él, dormido en las dos primeras tardes, su faena a uno de La Carolina le rescata pero no se la puede creer cuando aún le faltan escalones para la cima.

Luque: Lo salva la decisión frente al manso peligroso de Guachicono, de resto poquito más, entra dentro de ese concepto del toreo moderno de hoy

Jose F Alzate: Un resultado que le puede confundir pero tiene un valor que debe explotar más racionalmente.

Por debajo

Alvaro Montes: Nos lo metieron hasta por los ojos, en una sustitución absurda, con una tarde basta porque su repertorio es bien cortito. Solo la primera tarde estuvo muy profesional.

Diego González: Un caso que duele, perdió otra oportunidad para recuperar su carrera, tiene calidad pero siempre hay algo que no le permite triunfar.

César Manotas: Prácticamente inédito ante la mansada de Salento, mató bien.

Rajados
Perera: Hundido, tan solo dos derechazos naufragan entre tanta vulgaridad, ventajismo y apatía. Muy poco para una supuesta figura del toreo.

Perlaza: Desde hace unos cuatro años para acá viene a menos en cada feria, lo tiene bien difícil repetir con categoría en ferias venideras.
 
Guerrita: El mismo se buscó lo que consiguió, se le complica mucho su carrera.

De los novilleros ninguno mostró algo para reseñar

Esto decíamos cuando supimos de los carteles de Cali “Esperamos pues que estos muy buenos y rematados carteles no queden solo en el papel y los acompañe el factor fundamental en esto. El toro. Espero que la ecuación figuras del toreo, toro bien presentado, no se vaya desbalancear a favor de los primeros en desmedro de la buena presentación del toro que siempre se pregonó en Cali. Si sale el toro como debe salir al ruedo caleño seguramente disfrutaremos de una feria de la altura que siempre mereció Cali” Pues ustedes ya saben que pasó.

Este es el balance de una feria a la que deseamos lo mejor. Se necesita un revulsivo de verdad, no de nombres de ganaderias como lo han planteado porque se habla del ganado peruano de Puga, que no son más que Puerta de Hierros peruanos, es decir, toritos prefabricados para figuras, así no es señores. 

Se necesita cambiar la estructura de manejo de la plaza, la gente no le cree a los mismos de siempre, las columnas de prensa así lo reflejan, los comentarios en los tendidos se multiplican, los de quienes no asisten a la plaza son de mayores decibeles, pero el cemento tan visible en la plaza es el grito más ensordecedor de todos.

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
LAS ESTADÍSTICAS, LOS NÚMEROS, EL ESCALAFÓN…
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS ESTADÍSTICAS, LOS NÚMEROS, EL ESCALAFÓN…
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
 
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE TRADICIÓN! /
OPTIMISMO TAURINO /
REVIVE LA PUEBLA TAURINA /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE ...
OPTIMISMO TAURINO
REVIVE LA PUEBLA TAURINA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.