inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Pla Ventura  
  España [ 10/09/2003 ]  
EL VALOR DE LAS COSAS.

 

  Crematísticamente todo tiene un valor; desde pequeños nos enseñaron que, las cosas, se compran y se venden. A veces, en un mercado cualquiera, la gente vende más cosas de las que uno pueda imaginar mientras que, otros, compran lo que uno no puede ni llegar a suponer. Caro o barato, nada creo que tenga precio; será cuestión de que unos lo compren y, otros, desistan de la adquisición. Me temo que, el precio de las cosas, no es otra cosa que, la referencia, el punto de mira, pero nada más.

  Para adquirir algo, los que tenemos la fortuna de poder trabajar y, a su vez, ganar un sueldo digno, lo tenemos muy sencillo. Lo estrictamente necesario puede llegar a nuestras manos sin mayor esfuerzo que, aquel que laboramos con encendida pasión. Claro que, el mercado, en su ingente diversidad de productos, nos invade por completo. Los anuncios nos bombardean sin piedad y, aquel que no tiene más luces, pica el anzuelo y, se hipoteca por cosas absolutamente innecesarias, por ello, ya lo dijo Facundo Cabral: “ Escapa de los que compran lo que no necesitan, con dinero que no tienen, para agradar a gente que no merece la pena”. Todo el que llega a pisar esa raya que separa la lógica de la ambición estúpida, cae en las garras del consumismo y se convierte en un esclavo de los bancos, de los grandes almacenes y, por ende, de su propia existencia.

  De que el consumismo existe, ello es tan cierto y necesario como el Sol que nos alumbra. Todos compramos el pan, la carne y tres mil alimentos más que nos ayudan a que viva nuestro cuerpo; todos añoramos una casa para vivir; todos necesitamos de un automóvil que nos puede llevar de un sitio a otro; pero ojo, todo lo necesitamos partiendo de la base de nuestros ingresos crematísticos. Es triste que compremos algo porque lo tiene el vecino; es lamentable hipotecarte para que los demás, casi siempre necios, te den palmaditas en la espalda para felicitarte y, muchos, si supieran la verdad de lo que están viendo, a los exhibidores de cosas banales, les darían de palos en la cabeza.

  Hablando del tema, me viene ahora a la mente una de las frases antológicas de Kalil Gibran en que, un día, de paseo por su ciudad, al llegar al mercado y ver tantas cosas expuestas de cara al público, supo exclamar: “ Dios mío, qué afortunado soy puesto que, veo miles de cosas que se venden y a mi no me hacen falta para nada” Gibran era sabio, su propio pensamiento le denotaba. Y todos podríamos hacer lo mismo; nadie muere por no tener una cámara digital; nadie cae herido por no tener los tres mil artilugios que, de adquirirlos, te aprisionan como un grillete en el cuello. Vivamos la realidad; la de cada cual. Veo, a diario, demasiadas desdichas fabricadas por los irresponsables de turno que, no sabiendo de sus vidas, en ocasiones, quieren arreglar las ajenas. Como digo, en definitiva, todo puede ser hasta barato; para Gibran, casi todo era gratis puesto que, como no lo necesitaba, fijémonos cuan feliz era.

  Lo que en verdad vale es lo que uno pueda hacer por los demás. Ese dinero que todos tiramos, de administrarlo a favor de los que lo necesitan, haríamos felices a muchos seres en el mundo. Pensemos que, un día, uno se levanta, hace una buena obra y, además de la satisfacción del alma, te queda la dicha de haber hecho lo correcto sin haberte hipotecado quedando, por tanto, completamente feliz.

  Para rematar y concluyendo este pensamiento, una vez más, el maestro Cabral me ayuda en mis creencias puesto que, “ Sólo lo barato se compra con dinero” y, ésta, su frase más mágica, lo dice todo a favor de aquellos que somos capaces de pensar sin necesidad de que las multinacionales nos laven el cerebro. En definitiva, el dinero, sólo sirve para comprar cosas que tengan precio. ¿Con qué dinero podría comprar uno el cariño, el amor, la paz, la ternura, la felicidad completa? ¿?

 

  haznos tu página de inicio   
 
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
 
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
 
MARY CARMEN, LA PREGONERA /
DE LO QUE TODOS OPINAMOS /
IVÁN, CHRISTIAN /
Op. / México
Op. / Colombia
Op. / Francia
MARY CARMEN, LA PREGONERA
DE LO QUE TODOS OPINAMOS
IVÁN, CHRISTIAN
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.