inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Antolín Castro  
  España [ 26/05/2004 ]  
S.I.04 - HUBO UN PRIMO

Hubo un primo en la plaza y tras él hicimos el primo todos. No es fácil hacer esta crónica hoy y no es fácil por dos razones fundamentales: la primera por ser la primera vez que escribiré sobre los primos y la segunda por encontrarme en estado de indignación. No es fácil, no, contarles a ustedes, queridos lectores, que hubo un primo y que ese primo lo fue por darnos gusto a los demás, al público de Madrid. Ver para creer.

De César Rincón, hasta hoy, se había dicho de todo, pero nunca se le había catalogado de primo, y hoy no hay otro calificativo que le cuadre mejor. Es de justicia decir, y cuanto antes, que su actitud desde que hizo el paseíllo no fue otra que darle a Madrid lo que Madrid, según propia confesión, le ha dado a él, todo. Con ese propósito se presentó tras larga ausencia en Las Ventas y no vino a pasearse precisamente.

Recibió a su primero con el capote atornillando las zapatillas en los lances iniciales, ganando terreno y entregado. Muy responsabilizado, hizo con el capote lo que nadie había hecho anteriormente en la feria, estarse quieto al lancear por verónicas. Tan inusual que hay que destacarlo, pero fue así. El toro era pronto, si bien con la cabeza alta y sin entregarse del todo. Al caballo fue al relance al primer encuentro y de improviso en el segundo pues mantenía condición de gazapón. Entró al quite Uceda Leal por gaoneras, apurado por el genio y el cabeceo del de Torrestrella que embestía mucho pero con cierta brusquedad.

Para los que siguen mis crónicas, advertirán que hoy hago excepción por cuanto entro en detalles de las condiciones de los toros que no suelo relatar, pero tendrá su explicación cuando descubramos definitivamente al primo -no primo hermano, ni familiar- de César Rincón. No fue picado en exceso, sino más bien al revés, quizá por la falta de fortaleza que al final no acusaría. Alegre Rincón con su reencuentro en Madrid, brinda al respetable y se aleja del toro dándole distancia, no menos de veinticinco metros. Cita y este acude pronto y al galope. Resurge el César de las grandes ocasiones y es así como quiere reencontrarse con su público de Madrid. Firme y decidido recibe al toro en una serie por la derecha y después, tras alejarse nuevamente, con otra más que resultan primorosas, en las que al burel ya se le aprecia cierta brusquedad, que acusaría más tarde en grado sumo por el pitón izquierdo, en el que, además, se quedaba cortísimo.

Pero el colombiano no quiere ceder ni escatimar, y embarca con una y otra mano las largas galopadas del toro, hasta siete, en las que el primer muletazo resulta largo y lo templa y en el resto ni se entrega el toro, de ahí el que no acusara su falta de fuerzas, ni es tan fácil dominar su genio y brusquedad. Pero la alegría de arrancada y galope del toro ha sido espectacular, que no su condición para torear, y Rincón no ha desistido de hacerlo a pesar de que ello estuviera dejando huella entre el personal. Se siente seguro y decidido a no defraudar y dejar ver a los toros como un regalo a la afición de Madrid, que reclama siempre este tipo de actuación. Y está feliz y entregado, tanto es así que a la salida de un remate es prendido y volteado espectacularmente quedando un tanto aturdido. Pero sigue y remata con unos ayudados por bajo de gran sabor y se dispone a matar y, nuevamente, deja brillar al toro citándole a recibir. Tras un pinchazo, y recibiendo otra vez, agarra una estocada contraria de la que el toro sale herido y muere refugiado en tablas. ¡Ojo!, en tablas

Una actuación de entrega total, reservando todas las ventajas al toro y regalando a los espectadores una faena para recordar por lo inusual de dejarse venir al toro tan de lejos y aguantar, y embarcar, y torear, y no escatimar ni siquiera el pitón izquierdo por donde no había manera de darle un pase, y por sufrir un volteretón, y por matar recibiendo... Por todo eso, que se debió de apreciar y valorar, consiguió que premiaran con la vuelta al ruedo a un toro del montón y sin más condición que prontitud y galope. Repasen lo que he relatado de su comportamiento y verán. Un presidente, inepto, que se dejó llevar por la misma impresión, con la de toros que han salido, sin ser excepcionales, mejor que este llamado Chiflado en la feria. Y César, por primo, al Rincón: una raquítica ovación.

A partir de aquí, la tarde entró en obligada penitencia. Pesó como una losa, sobre todo en el colombiano, a quien se le adivinaba contrariado y desmoralizado quizá. Se acabó la alegría y se acabó el interés. Nunca un público fue más cicatero e injusto con quien de verdad quiso hacer las cosas bien y dar al toro un protagonismo extra. Mala lección que ningún torero dejará de aprender. Al toro ventajas ni una, será regla obligada a partir de hoy. Con esto, los primos seremos todos nosotros.

Del resto poco hay que decir y a mí, indignado, como a Rincón, pocas ganas me quedan para seguir. El ganado justito de trapío, alguno terciado, de pocas fuerzas y de mucho genio en general; no eran fáciles para estar cómodos con ellos. De Uceda lo mejor la gran estocada al quinto que se premió con una enorme ovación y de El Juli, que estuvo más dispuesto y entregado que en su cita anterior, seguimos creyendo que como él hay tres docenas de toreros, pero sin la misma cuenta corriente, y mejores otras tres docenas que tampoco tienen ni el apoyo ni los contratos que él.

Doloroso es decirlo, pero el gran César Rincón hizo el primo total. Yo sin embargo no me resisto en valorarle y darle las gracias por su entrega y respeto a la buena afición de Madrid. Gracias de verdad.

 
   
 
   
Antonio Lopez 21/11/2004  
 
Lo de la vuelta al ruedo al toro tenia ya un precedente en Sevilla con el mismo torero y una faena muy parecida, en Sevilla por lo mismo se dieron 2 orejas, con una bastaba y en Madrid un cicatera timida ovacion, y se dio la vuelta al ruedo a un toro mansote sin ninguna clase en la embestida, solo galopaba el norte esta perdido y no hay brujula.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
PREPARADOS PARA BILBAO
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
PREPARADOS PARA BILBAO
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
 
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
AZPEITIA: Un lugar donde ir a ver toros
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
AZPEITIA: Un lugar donde ir a ver toros
 
¿QUÉ TORO QUIERE TOREAR MORANTE? /
ENEMIGOS EN EL MUNDO DEL TORO BRAVO /
ARREO TOVAR /
Op. / España
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
¿QUÉ TORO QUIERE TOREAR MORANTE?
ENEMIGOS EN EL MUNDO DEL TORO BRAVO
ARREO TOVAR
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.