inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Fernando Marcet  
  Perú [ 25/03/2008 ]  
EL FESTIVAL DE LAS PALMAS 2008

El pasado sábado 22 de marzo se realizó el tradicional festival del balneario Las Palmas, a 97 Kms. al sur de la capital. Como siempre, el ambiente fue grato, lleno de color, luz y alegría aportados por el público, casi en su totalidad titulares, parientes y amigos de los socios del club privado que lo organiza. En su mayoría los asistentes son gente joven, bullanguera y poco exigente, acude a la plaza a pasarla bien y divertirse. Sin embargo, esto trae como consecuencia que los muchos trofeos que se otorgan en cada fecha no reflejen, necesariamente, lo que sucede en el ruedo.

Se lidiaron cuatro novillos y un becerro de la joven ganadería Santa Rosa, del matador de toros Alfredo Galdós. Los novillos, con excepción del lidiado en tercer lugar -que acusó mansedumbre, se aculó en tablas y presentó dificultades- fueron encastados, buenos para la lidia y aplaudidos en el arrastre. Se destacó por su bravura, transmisión  y temperamento el cuarto, que fue indultado. El becerro, pequeño de tamaño, tuvo temperamento y un grado de dificultad que pusieron a prueba al niño torero quien, una vez más, salió victorioso con nota sobresaliente. Por segundo año consecutivo he podido apreciar calidad de bravo en la ganadería presentada por Galdós en esta plaza y no sería mala idea se programe una novillada en Acho con este hierro.

El cartel lo conformaron tres toreros peruanos de tres generaciones distintas que representan el ayer, el hoy y el mañana de la tauromaquia nacional de los últimos tiempos.

El ayer: Rafael Castañeta. En mi opinión, el mejor torero peruano de todos los tiempos, estuvo en torero frente a sus dos novillos de comportamiento acusadamente diferente. El primero encastado y bravo lo obligó a estar permanentemente pendiente de él, sin perderle de vista, para evitar que el revoltoso novillo borroneara la lidia que fue de sereno sometimiento. Tras pinchazo y estocada baja, escucho palmas. Su segundo, fue manso, reservón con dificultades. Se rajó pronto y aculó en tablas donde el matador lo consintió para meterlo en la muleta luego de lo cual lo sacó a los tercios para instrumentarle faena corta pero efectiva. Estocada arriba y dos orejas.

El hoy: Fernando Roca Rey. Su actuación no se explica, sin un comentario previo: Como novillero, brilló con luz propia en un cielo sin estrellas e hizo vislumbrar a la afición peruana un matador en proceso de formación que podría llegar a ser importante dentro de la coleterìa nacional. Como matador de toros, en el 2006 a punto estuvo de hacerse del Escapulario de Oro del Señor de los Milagros; sin embargo, en la  última feria limeña, luego de un largo periplo por las plazas del interior del Perú, puso en evidencia un gran retroceso en su forma de interpretar el toreo, consecuencia de la mala praxis de torear ganado “de la región” –entiéndase cunero- y de media casta, ante un público simple y poco exigente que asiste a los toros como parte de sus fiestas patronales y se deja impresionar con la capacidad histriónica y la teatralidad de los espadas que aprenden el arte de “torear” al público para conseguir el aplauso fácil y muchos trofeos. No hace mucho llegó de España en donde tuvo la oportunidad de “hacer campo” y tentar al lado de importantes diestros de la península, alguno de ellos figura en activo. Pensaba yo que con esa experiencia vendría a Lima renovado para retomar la buena senda del toreo auténtico para el cual, sigo creyendo, posee condiciones. Pero no. Anda en lo mismo del año pasado, pero corregido y aumentado. Torea para la galería y, luego de cuatro trapazos sin arte ni concierto, hace gestos incompatibles con la dignidad y mesura de los que debe hacer gala el torero que se respeta y respeta al público que paga para verle torear. Espantoso aquel ademán, antiestético y ofensivo, en el que levantando el brazo tira el codo hacia delante y la mano hacia atrás como diciendo: “¡Anda tú! ¡Mira lo bueno que soy!” Simplemente: ¡Insufrible! Me dio mucha tristeza viéndolo en aquel papel.

Con su primero hizo uso y abuso de mal quehacer frente a un buen novillo que merecía trato diferente al intrascendente trasteo en el que se engolosinó el matador; apoyado en el aplauso y jaleo irresponsables de un grupo de simpatizantes que alentaban al joven amigo, sin percatarse del daño que habrían de ocasionar al torero que lleva dentro y que sólo afloró, casi por descuido, en dos series en las que brotó su calidad. Esto, sin embargo, no fue suficiente para recomponer una faena echada a perder. La buena estocada en lo alto justificó una de las dos orejas que el generoso presidente de la plaza le otorgó.

Su segundo fue realmente un buen novillo. Embistió con casta y codicia los capotes, con bravura se empleó recargando en el caballo en un prolongado puyazo que el presidente de plaza -esta vez sí con buen criterio-  mandó interrumpir ordenando el cambio de tercio. Bien estuvo el matador en banderillas. Con la muleta, no pudo ignorar las calidades del novillo que lo invitaba a hacer el toreo bueno y volvió a florecer el torero que -insisto en creer- lleva dentro. Olvidándose de la “patería” (amigos) del tendido, toreó para si y logró bellos momentos en una faena para la cual –me dio la impresión- no estuvo mental ni anímicamente preparado. El novillo, con clase, rebasó los recursos de respuesta de su matador quien luego de agotar su repertorio no vio mejor camino que el aunarse al pedido del personaje que, sentado a la diestra del presidente de plaza, sacó su pañuelo y lo agitó solicitando el indulto. Nuevamente el presidente mostró buen criterio al negarse inicialmente a concederlo; mas, luego del pedido reiterativo del matador que insistía en ello, lo concedió. Contento el ganadero y mucho más el matador quien, como ya es costumbre –mala costumbre opino yo- paseó las dos orejas y el rabo de alguno de los novillos muertos anteriormente en el festejo –trofeos simbólicos les llaman- ahorrándose el trámite, siempre riesgoso para alcanzar el triunfo, de tener que matar la res.

Contrario como soy al indulto, siempre me he preguntado qué ha de suceder si el astado indultado es el primero del festejo ¿De dónde se han de sacar los trofeos “simbólicos” si no hay res muerta de dónde obtenerlos? Creo que el matador precavido debe llevar en el esportón un juego de dos orejas y rabo de utilería por si se presenta semejante situación. Mejor aún, dos juegos: uno de color negro y otro castaño, nadie puede predecir de qué color será el toro indultado aunque, pensándolo bien, siempre existe la posibilidad –remota en verdad- que el toro indultado sea ensabanado (blanco) y toda la previsión anterior se vaya literalmente "al cacho”.

El mañana: Andrés Roca Rey El Andi . Sencillamente sensacional, no sólo por lo que hizo en el ruedo sino por cómo lo hizo. Desde el paseíllo todo él trasunta ese halo que adorna al torero bueno: garbo, galanura, empaque, elegancia, sobriedad, serenidad. Variado con el capote sus lances fueron con los pies muy quietos en la arena; banderilleó eficientemente con soltura y facilidad; con la muleta se acopló con naturalidad a la embestida de su oponente al que embarcó con suavidad y templanza en series en un palmo de terreno, sin perder pasos y dejando muy quietos los pies, lo que parece ser el precioso sello de su tauromaquia. Todo en él luce fácil, lo que me hace pensar que el torero nace, no se hace. Me resulta difícil comprender cómo una criatura tan pequeña puede desenvolverse con tanta naturalidad ante los becerros que le tocan en suerte que, como sucede con el toro adulto, difieren unos de otros. Esta vez, el becerro no era tan grande como el que le vimos torear en Acho la última temporada, pero tenía temperamento y un grado de dificultad que pasó desapercibido para el grueso del público gracias a las calidades del pequeño lidiador que lo supo entender desde el primer momento e hizo con él una labor de pulcra limpieza, desde su recibo con una larga cambiada de rodillas hasta la estupenda estocada con la que cerro con broche de oro una faena que ha de quedar, por mucho tiempo, en la retina de quienes estuvimos allí. Le concedieron dos merecidísimas orejas, que al final es lo anecdótico y lo menos importante. Lo verdaderamente importante es que el Perú puede sentirse orgulloso de contar con un niño prodigio que, me atrevo a sostener, no tiene parangón en el mundo taurino actual.

Su padre y el buen tío Juan, pendientes de su formación como torero, habrán de ser cuidadosos para elegir los consejeros que deberán de orientarlo en su profesión para que las condiciones innatas que posee crezcan y se desarrollen de la mejor manera, lejos de la contaminación del amaneramiento y malas prácticas de toreros con menos afición, sensibilidad y arte. A su hermano Fernando a quien, por el aprecio que le tengo, he criticado tan duramente en esta nota, le pido cuide su desempeño en el ruedo para evitar que El Andi -quien ve en él al ídolo- copie el mal ejemplo que le pudiera dar. De hecho, me preocupé y dí un respingo cuando, luego de una serie de muletazos, lo vi tirar –cabellos al aire- la cabeza hacia atrás en un gesto que interpreté como de auto complacencia y solicitud de palmas. Dios quiera me equivoque y jamás lo vea levantando el brazo, echando el codo hacia adelante y la mano hacia atrás porque quedaré traumatizado y desconsolado.

Mientras tanto no puedo sino lamentar mí limitado uso del lenguaje que trata de expresar los sentimientos que bullen en mi pecho con la grata sensación de gozo y felicidad que me produce el arte taurómaco de este pequeñín que ha logrado alborotar mi viejo corazón de aficionado.

 
   
 
   
Hernan Ismodes 28/03/2008  
 
Gracias por el relato Fernando, para los que no estuvimos nos da una idea clara de lo que fuè. De otro lado, por favor no le sigan llamando Andresito a Roca Rey. Es Andrès o El Andy.
 
   
Jose Marcet 26/03/2008  
 
Fernando, tu emotiva narración con ese detalle y sentimiento que te caracteriza, me ha transportado a la mismísima plaza. Palmas para el ganado de A.Galdós, F.Castañeta y por supuesto para Andrés RR. Pepe Marcet
 
   
Jorge Luis Garcia 25/03/2008  
 
Gracias Fernando a nombre de los que no pudimos estar en el Festival por tan emotiva cronica. Coqui Garcia
 
   
Pedro Abad-Schuster 25/03/2008  
 
Mi compatriota, la brillante y valiente periodista taurina peruana Magaly Zapata,tuvo la gentileza, que yo corresponderé, de enviarme el video del festival de 2007 con Vicente Barrera ,el Valenciano, en el cartel. Que ambiente SENSACIONAL el del Peru taurino autentico, sin pleitos. En este 2008 triunfa el niño torero EL ANDI ROCA REY,sus idolos son El Fandi y El Juli.VENGA EL ARTE.
 
   
Juan José Cabello 25/03/2008  
 
Muy buen artículo y entrañable la referencia A ndresito RR, quien es el futuro de nuestra tauromaquia. Juan José Cabello
 
   
Carlos Marcet 25/03/2008  
 
Los que estuvimos vimos. Muy buenos novillos de galdos, esta pa Festival de acho. Mucho oficio, maneras y gusto por si mismo de Gastañeta;clase y finuradentro de un histrionico Fernando RR y lo mas grande de este mundo en ese pedazo de torero que es Andres RR "el Andi" ojala lo cuiden muchisimo y que siempre toree para él con verdad.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
LAS ESTADÍSTICAS, LOS NÚMEROS, EL ESCALAFÓN…
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS ESTADÍSTICAS, LOS NÚMEROS, EL ESCALAFÓN…
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
 
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE TRADICIÓN! /
OPTIMISMO TAURINO /
REVIVE LA PUEBLA TAURINA /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE ...
OPTIMISMO TAURINO
REVIVE LA PUEBLA TAURINA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.