inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Fernando Marcet  
  Perú [ 11/12/2007 ]  
SIN TORO INTEGRO, NO HAY ESCAPULARIO

Tal parece ser el mensaje positivo que nos da el nuevo Consejo Taurino del Rimac que ha declarado desierto el Escapulario de Oro porque la faena que habría podido alcanzar tal galardón se realizó ante un toro de escasa presencia y falto de trapío, dentro del cual, lo menos que se puede exigir, es que reúna las características propias de un toro de lidia, con cara, hechuras y morrillo de animal adulto, cuya cornamenta se presente intacta e inspire respeto. Los toros que pisaron el albero de Acho este año no tuvieron tales características y aquel, que por excepción tuvo trapío no alcanzó nota aprobatoria del jurado por su comportamiento en el ruedo, razón por la cual el Escapulario de Plata también fue declarado desierto.

Ya era tiempo que un jurado pusiera las cosas en su lugar y devolviera la seriedad a la entrega de tan importantes trofeos que en años anteriores se repartieron como caramelos a toreros que se lucieron ante toros de poca y ninguna presencia, muchos de ellos novillos que no aceptaron siquiera una vara, tal como sucedió en la última corrida del año pasado en la que se cortaron siete orejas y que, para algunos, fue la corrida del siglo mientras que para otros sólo una buena novillada sin picadores.

EL AFEITADO

Pero lo importante, poco común, inimaginable para muchos, es que este nuevo Consejo Taurino, con el apoyo decidido del alcalde del Rímac,  haya tomado las riendas de la feria asumiendo funciones de control sobre acciones que por no estar debidamente fiscalizadas se han venido haciendo de acuerdo al interés bastardo de la picaresca enraizada en la fiesta y la vista gorda de quienes están llamados a velar por su correcta ejecución. Tal el caso de los exámenes post mortem que, desde muchos años, no se cumple en Acho –como no se cumple en el 90% de las plazas del mundo taurino- pero que esta vez se hizo de acuerdo a reglamento y dio como resultado aquello que todos los aficionados sospechamos desde hace muchos, muchísimos años: que los toros salen al ruedo afeitados. No fue tarea fácil. ¡Qué va! El primer análisis se hizo sobre las  cornamentas de dos toros de la segunda corrida que, sabe Dios por qué, “no arrojaron evidencia” de haber sido manipuladas. El segundo realizado sobre las cornamentas de cuatro toros de la tercera dio positivo. El tercero no se llegó a realizar oportunamente porque las cuatro cornamentas seleccionadas para la prueba no fueron entregadas por la empresa hasta el último sábado, una semana después de la corrida, luego de mucha insistencia y carta notarial de por medio. Debemos suponer que se habrán tomado las precauciones del caso para que los pitones sean de los toros lidiados el pasado 2 de diciembre y no otros. ¿Suspicaz? ¿Por qué no? La negativa inicial a entregar las cornamentas me permite pensar eso y  más.

Según la más reciente información que ha llegado a mí, el resultado del análisis concluye que “no arroja evidencia” de  manipulación de las astas de los toros en la última de feria. Personalmente la frase “no arroja evidencia” la tomo con pinzas pues no es totalmente exculpatoria. No conozco el protocolo que se sigue para determinar si las astas han sido o no manipuladas pero no debe ser muy científico que digamos porque la duda siempre queda flotando en el ambiente. Es por ello que no llego a explicarme cómo es que, en los tiempos que corren, los científicos son capaces de determinar, miles de años después y con sólo un pelo de su cabeza, qué desayunó Tutankamón el día de su muerte y no les es posible de determinar, sin lugar a dudas, si los cuernos de un toro muerto el domingo pasado han sido manipulados o no. Por su parte el aficionado desde su lejana localidad de Sol y a simple vista sabe apreciar, con poco margen de error si el toro ha sido afeitado, así como diferenciar si es cornicorto o cornimocho que no es lo mismo porque su origen es diferente: El cornicorto nace así y es obra de Dios, el cornimocho, se hace y es obra del hombre, pícaro, para más señas.

EL NUEVO CONSEJO TAURINO DEL RIMAC

Que el nuevo Consejo Taurino ha cometido errores, nadie lo duda pero, como dijo Cuasimodo (el jorobado de Notre Dame) “Nadie es perfecto en esta vida” y para el próximo año las cosas saldrán mejor. Para ello y confiando en la voluntad demostrada por el alcalde Víctor Leyton de transferir el control de la fiesta a los aficionados que con su dinero la solventan, es previsible la modificación del reglamento para que sean ellos quienes conformen el Consejo Taurino en el futuro y éste sea el ente fiscalizador y contralor de la fiesta con amplio poder para remover de sus cargos al juez de plaza, veterinarios y demás delegados que no cumplan con su deber tal como aquellos que en la última feria estuvieron encargados del examen previo del ganado y dejaron pasar ejemplares y encierros completos faltos de trapío y defensas indignas para una plaza como Acho. El reclamo de quienes señalan que la autoridad que aprobó las reses para la corrida es la misma que le negó el escapulario a Ponce porque el bicho era indigno de ser tomado en cuenta, cometen un error porque quienes intervinieron en el reconocimiento previo fueron los veterinarios y quien aprobó la corrida fue el juez de plaza. Al Consejo Taurino le habría correspondido sancionar o separar del cargo a quien o quienes fueron responsables del desaguisado.
 
No faltan las voces destempladas que se levantan para exclamar que el Consejo Taurino se ha excedido en sus funciones establecido en el reglamento (proponer a los directores de Cambio de suertes, elegir a los médicos veterinarios y ser jurado del escapulario) y se ha irrogado el derecho de controlar los diferentes aspectos de la fiesta. ¡En buena hora que así sea! Se necesita un ente rector con el suficiente poder para ponerla en orden y salvaguardar el derecho del aficionado que con su dinero solventa el espectáculo.

Para ello nada mejor que un Consejo Taurino constituido por un mínimo de representantes de la autoridad edil y un grupo mayoritario de aficionados notables, como los seleccionados para integrar el Comité Consultivo que  apoyó al Consejo Taurino del presente año. Quién mejor que el aficionado para regir los destinos de la fiesta y establecer las reglas a seguir para recuperar la autenticidad que ha ido perdiendo durante el tiempo en que los taurinos que viven del toro -ganaderos, empresarios, toreros y algunos periodistas venales- la han tenido en sus manos.

Lo que sucede en Perú y países americanos es similar a lo que ocurre en la madre Patria. Cuando se publicó el reglamento español de 1992 me llamó la atención que la Comisión Consultiva  Nacional de Asuntos Taurinos que, entre otras cosas, tiene la facultad de modificar el reglamento, está constituido por 27 miembros de los cuales 10 son representantes de la administración pública que, como es de suponer, saben poco del asunto, 15 representantes de la gente que vive del toro que, sin duda alguna, saben en verdad demasiado, y 2 representantes de los aficionados. Sólo 2 representantes de los aficionados entre 27 miembros de los cuales más de la mitad son representantes de los gremios y asociaciones que viven del toro y tienen intereses pecuniarios en la fiesta. En ese momento no pude evitar recordar la sentencia que hizo el crítico taurino K-Hito cuando se preparaba el reglamento de 1962: “Los toreros no deben intervenir en la confección del reglamento, como no sería lógico que la ley de aduanas la redactaran los contrabandistas”.

LA IDEA REVOLUCIONARIA

Es por ello que es verdaderamente revolucionario que un Consejo Taurino como el que se estrenó el presente año haya estado integrado mayoritariamente por aficionados en calidad de miembros del mismo o del comité consultivo. Es el camino a seguir y el reglamento debe modificarse para consolidar este concepto. Por su parte los aficionados deben apresurarse en constituir La Asociación de Abonados de la Plaza de Acho que defienda sus derechos y sea la cantera que provea, vía elección universal, a los miembros que han de conformar el Consejo Taurino cada año.

EL ESPURIO CONSEJO TAURINO DE LIMA

La reacción de los representantes de las instituciones con intereses creados dentro de la feria, que fueron separados del Consejo Taurino, no se hizo esperar y con el concurso del ganadero y ex empresario de acho Roberto Puga Castro, se autoproclamaron jurado calificador con similar nombre del organismo oficial, usurpando el del Escapulario de Oro para nominar su máximo galardón. Simultáneamente, el mismo grupo de periodistas que en años pasados apoyó incondicionalmente al ganadero ex empresario, inició una campaña de demolición contra la autoridad del Consejo Distrital del Rimac y la actual empresa Taurolima exagerando los errores cometidos e inventando otros que fueron propalados, dos veces por semana, en una emisora radial y desde un conocido portal taurino muy concurrido por los aficionados cibernautas. Fue precisamente este portal el que, terminada la última corrida de feria, dio la noticia al mundo que el espurio Consejo Taurino había otorgado el Escapulario de Oro a Enrique Ponce. El desconcierto de los aficionados nacionales y extranjeros no enterados de la existencia de éste ilegal jurado fue total. Mas aún cuando ya se sabía que la corrida había sido afeitada y las fotos del ganado lidiado en tal oportunidad se habían esparcido por el mundo cibernético como un reguero de pólvora evidenciando el hecho. Muchos periodistas serios, aún los de este portal, cayeron en el error y llegaron a censurar, cuando no a lamentar, el que la afición limeña hubiese descendido a tan bajo nivel para premiar a un torero por una faena a un animal de indecente cabeza.

Cuando, días después, se dio a conocer el dictamen oficial del auténtico Consejo Taurino del Rimac que declaró desiertos los Escapularios de Oro y Plata las aguas recobraron su nivel pero el daño producido por este grupo de taurinos estaba hecho.

LA INCOGNITA

Queda una incógnita por resolver: ¿Enrique Ponce aceptará recibir el espurio Escapulario de Oro de este malhadado organismo desestabilizador? Personalmente creo que no. Usted, amigo lector: ¿Qué opina? 

 
   
 
   
Alfredo Mendoza 14/12/2007  
 
Asi como se compadecio a la aficion de Lima por tragarse y aplaudir en su momento, esa vergonzosa novillada, sus autoridades sacan la cara del fango de la corrupcion y ponen un ¡hasta aqui! a tales practicas, negandose a otorgar el Escapulario, ojala en el resto del Planeta de los Toros, tengamos el valor de imitarlos y acabar con esas sagradas costumbres
 
   
Alejandro Tellez 13/12/2007  
 
la corrupcion en la fiesta A NIVELES COMO NUNCA ANTES, autoridades y demas mas ciegos que un topo, en lugar de escapulario,les hubieran dado un collar de olotes.
 
   
Luis Picazo 13/12/2007  
 
Brindo por el Consejo Taurino del Rimac y porque cunda su ejemplo y no sólo en Perú, sino en todo el mundo taurino, incluida España. Sr. Estrada, no es que Ponce se preste a torear “bichos”, es que exige eso, “bichos”, y, si no, no torea. Recomiendo al Sr. Abad-Schuster, que opine de fútbol, del Real Madrid (¿es pariente de su entrenador?), o de lo que quiera, pero, ¡por favor! ¡de toros, no!
 
   
Liz Estrada 13/12/2007  
 
Sr.Abad, épico es: Grandioso, extraordinario, en Literario: Gènero poético que narra con tono grandilocuente y laudatorio acciones extraordinarias y heroicas de personajes historicos y míticos: la épica medieval castellana tiene su representación más renombrada en el Poema de el Cid. Abad, ¿cree ud que lo de Ponce figura en Perú y toreando novillos sin cuernos represente una épica para el toreo?
 
   
Carlos Marcet 13/12/2007  
 
Verdad de verdades, un articulo que narra y explica , para el perú y el mundo entero lo que esta pasando en Lima, que la acción de una autoridad con pantalones, el alcalde Leyton, esta recobrando la fiesta y saltan aquellos que se la traian abajo. La empresa es otra cosa. Y el escapulario es el premio a la mejor faena realizada en una corrida de toros no en una novillada casi sin picadores.
 
   
Rodolfo Gaona 13/12/2007  
 
lamentable su comentario sr. Abad, en la prox. feria de León pienso donar un chivo topeton que tengo en mi rancho para que alguna de las "figuras" que vienen le realice una faena epica como a ud. le gustan no?, y luego nos quejamos de que la fiesta vaya a pique.
 
   
Eduardo López 13/12/2007  
 
QUE LAMENTABLE SR. ABAD... Estará contento cuando se lidien chihuahueños mansos y vea a Ponce hacerles fiestas. El hecho es que en Lima hubo un FRAUDE monumental, quizás más grande que el de Guadalajara, con la complicidad de autoridades, toreros y ganaderos. A Javier Bernaldo, vergüenza nacional ganadera, hay que quemarlo en leña verde.
 
   
Daniel Blanc 12/12/2007  
 
Queda una incógnita por resolver: ¿Enrique Ponce aceptará recibir el espurio Escapulario de Oro de este malhadado organismo desestabilizador? Personalmente creo que no. Usted, amigo lector: ¿Qué opina? Si lo Acepta, el de Chiva es un sin vergüenza !
 
   
Luis Guillermo Deza 12/12/2007  
 
Es aceptable que los Escapularios de Oro y Plata del Sr de los Milagros,este año hallan sido declarados desiertos.Las empresas año tras año,estan matando al verdadero aficionado taurino,hasta cuando tendremos que seguir soportando estas aberraciones.El Sr. Abad sabra ver Toros?,nadies discute la calidad y tecnica del maestro Ponce,pero las ganaderias este año fueron toros o novillos?
 
   
Miguel Angel Delgado 12/12/2007  
 
Estimado Fernando, me parece que si de verdad se cumpliera con todo lo que se indica en el Reglamento General de Espectáculos Taurinos del Rímac, no tendríamos que soportar estas "rasgaduras de vestiduras" de mucha gente que solo aspira a figurar o ganarle en imágen a los toreros cada vez que se realiza la feria taurina, antaño, más importante de América.
 
   
Felipe Alvarez 12/12/2007  
 
Caray Abad... de verdad que son incomprensibles los comentarios que hace usted... La Fiesta de Toros es GRANDEZA y es HOMBRIA, porque lleva implícita la apuesta de una vida. Que falta de respeto a tantos que la han dejado en un ruedo, a todos quienes han enfrentado al TORO integro, con valor. Premiar una faena realizada a un eral y encima despuntado es escupir en todos ellos. ¿Épico? Por Dios…
 
   
Pedro Abad-Schuster 12/12/2007  
 
Estan divididos los expertos taurinos en el Peru,por un lado los tradicionales periodistas y hombres que respetan la tradicion taurina de toda la vida.Una faena epica de Enrique Ponce que pasara a la historia y por otro lado el poder politico de autoridades NEFASTAS que ignoran que el faenon de Ponce a un manso puso de pie a toda una plaza llena,por su toreo magico y es el triunfador indiscutible
 
   
Ramón Estrada 12/12/2007  
 
Sr.Marcet esas ganaderías mex. que importaron fueron la ruina. La verdad yo no se si la fiesta en Perú este igual o peor que la de México; y no sé si el nuevo consejo pueda darle seriedad a la plaza de Acho, no hay que olvidar quien compró esos bichos fue RIMAC. Y si Ponce se prestó a torear bichos, yo creo que también puede prestarse a recibir premios espurios, que mejor premio al engaño.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
JUAN MORA: ARTE PURO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
JUAN MORA: ARTE PURO
 
DAVID ESTEVE: LA OTRA CARA DE LA FIESTA
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
DAVID ESTEVE: LA OTRA CARA DE LA FIESTA
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
QUE MAS DECIR /
GOBERNADOR TONY GALI, DEVUÉLVANOS EL RELICARIO /
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE TRADICIÓN! /
Op. / Venezuela
Op. / México
Op. / Ecuador
QUE MAS DECIR
GOBERNADOR TONY GALI, DEVUÉLVANOS EL ...
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE ...
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.