inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Antolín Castro  
  España [ 01/02/2004 ]  
ETA NO

ETA no, es el título de este trabajo; ETA no, es el símbolo del rechazo a unos asesinos terroristas; ETA no, es el texto de una pegatina para llevar en la solapa; ETA no, es un fin en sí mismo. ETA no, es, ante todo, un grito necesario que reclama libertad para muchos perseguidos por la banda criminal y más aún para los que en sus carnes ya han sentido la muerte y el dolor de las balas y la pólvora.

Te todo lo dicho y para cualquier ciudadano, lo más sencillo, lo menos difícil y arriesgado es, naturalmente, ponerse la pegatina en la solapa. Más difícil es vivir bajo el chantaje y la opresión, más doloroso tener que recordar y padecer las secuelas en las propias carnes de la acción terrorista; también más, pero menos difícil, firmar debajo de cuanto rechazo expreso quede escrito. Por tanto, el mínimo que representa la solidaridad con las víctimas y el rechazo a las pistolas, es, sin lugar a dudas, la pegatina. Máxime si se luce en un solo acto, sin continuidad, y de forma colectiva.

Pues no lo quisieron hacer. Salvo honrosísimas excepciones, no lo quisieron hacer. Antepusieron sus filias y fobias, su independencia mal entendida, -cuando para solidarizarse con algo o con alguien solo había que ceder la independencia de una solapa- para no transigir con quienes han tenido que transigir con su propio dolor. No lo hicieron y con ello demostraron que serán muy independientes, incluso progresistas, pero les pilla lejos la solidaridad desinteresada y muy de cerca la arrogancia y prepotencia de quienes se creen superior.

¿Superiores? ¿Por qué?. ¿Por tener padre y madre, por tener esposa e hijos, por tener ojos y piernas, por tener movilidad y palabra?. Por tener todo eso que los que les ofrecían las pegatinas no tienen ¿se creen superior?. Nadie a ellos les ha de condicionar el cómo y el cuándo han de reclamar justicia, abogar por los pobres, reivindicar posiciones políticas, gritar no a la guerra, no gritar no a otras guerras, alterar los discursos de otros, pasear las pancartas, callarse ante otros crímenes, etc., Son muy suyos y eso les parece bien. Libertad de expresión que ya tienen para producir, escribir, dirigir o interpretar cuanto gusten hacer. Pero son ciudadanos también, ¿o no? y puede ser reclamada su solidaridad para cualquier causa y cualquier día y a cualquier hora y deben de estar. Eso no lo pueden imponer, ni exigir. Quienes les pidieron su solidaridad, tenían su hora de pedir. Legítima hora de pedir, cuando más audiencia podría ver la solidaridad del mundo del cine. Les dijeron que no.

Les dijeron que no, pero no contentos con eso, contraatacaron con otras pegatinas creadas por ellos. Pegatinas organizadas que lucieron -estas sí, sin ningún pudor- junto con otras de fabricación propia. Todo antes que aceptar la invitación que las sufridas víctimas del asesino terrorista les habían hecho. ¡Menudos son!. Acostumbran a fabricar e interpretar guiones, personajes, diálogos; a fingir escenas de todo tipo: de amor de guerra, de ciencia ficción, de odio, de pena, de risa, etc. Y han llegado a creer que la vida es así, como ellos la hacen, como ellos la ven. Mostrar cuanto quieren y o como ellos quieren. Nadie les va a enseñar, ni siquiera la realidad. Enseñanzas, a ellos, ninguna; nada tienen que aprender. Si acaso, nosotros de las historias que inventan deberemos de aprender sus mensajes y moralejas. Será para eso solo para lo que están.

Progresar, progresan. Basta con ver los vestidos que lucen para saber que el progresismo existe de verdad. Uno solo de esos vestidos que sufriera un atentado, una rotura, les haría derramar más lágrimas, con la solidaridad de todos ellos, que la que tuvieron con los que solicitaban su apoyo a la entrada de la gala. Feriantes, cómicos, así como técnicos de sonido o de iluminación, todos ellos forman el mundo de la cultura. Así lo proclaman, así lo titulan y pregunto ¿por qué?. Yo tengo un hijo que trabajó en una película y después no siguió. Y cuidado que le miro y le escucho, le comparo con mis otros hijos y nunca he logrado establecer la diferencia de cultura por el solo hecho de haber trabajado en el cine. Será que eso no es verdad. No da patente el vivir o trabajar en ese mundo, para estar más cerca de la cultura o de la cutrez. Por sus actos los conoceréis. Con esta cita si que se les conoce y se ve.

A las víctimas del terrorismo, yo desde aquí, les digo por si lo quieren saber, que si a mi me las dieran -las pegatinas- me pondría dos a la vez. No puedo por menos que alzar yo mi voz, vuestra lucha es de todos: no es de cine, es la vida real.

Con mi admiración, mi respeto y la máxima solidaridad.

  haznos tu página de inicio   
 
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EN AZPEITIA TODO ES POSIBLE
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EN AZPEITIA TODO ES POSIBLE
 
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
 
SIN MORAL PARA CRITICAR /
MERECIDO Y… JUSTO /
PLACA CONMEMORATIVA /
Op. / Venezuela
Op. / Francia
Op. / México
SIN MORAL PARA CRITICAR
MERECIDO Y… JUSTO
PLACA CONMEMORATIVA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.