inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Antolín Castro  
  España [ 05/10/2003 ]  
F.O.03 - NADA QUE PROTESTAR

 Aunque parezca mentira, nada hubo que hiciera protestar a los aficionados en esta corrida -hoy sí- de toros. Bueno, es de justicia resaltar que a algunos picadores, sí. Pero nos referíamos en el titular a la presentación, juego y desarrollo del ganado durante la lidia. Nada que protestar.
 Cuando se viene, deliberada e interesadamente, acusando a la afición de Las Ventas de ir a reventar o de haber perdido el norte y otras lindezas por el estilo, lo cierto es que nadie revienta nada y mucho menos tienen perdido el norte. Lo que si tienen es perdida la paciencia, dada la abusiva presentación de ganado no apto para la lidia y toreros no aptos, tampoco, para la misma en plenitud; es decir, con toro-toro. Luego el toro será de una condición u otra y eso es lo que habrá que resolver. Un enigma y un problema que hoy desgraciadamente ya no se da. Los llamados toreros llegan a la plaza con la muleta ya en la mano para empezar a dar muchos pases a su antagonista: un toro inválido y colaborador. Ya no hay nada que resolver, todo está previsto: toro blandito que se cae y torero posturitas que intenta tenerlo en pie: la tauromaquia del siglo XXI.
 De vez en cuando, solo de vez en cuando, sale por chiqueros una corrida de toros como la de hoy. Una corrida a la que se le puede llamar normal. Una corrida portuguesa de Palha de gran trapío, de defensas desarrolladas, pero con el peso justo, -unos 525 kg. de media si mi memoria no me engaña- que desmiente una vez más a quienes culpan a la afición de Madrid de pedir un toro pasado de kilos. Bella estampa de las reses portuguesas e interesante el desigual juego ofrecido. Un muestrario de comportamiento que ha ayudado a mantener el interés durante el festejo. Por supuesto, ni se cayeron, no hubo graves sospechas de afeitado, ni hubo que cambiarlos corriendo al primer picotazo, -todo lo contrario, a alguno se les dio en exceso- ni se derrumbaron durante la lidia, ni dieron facilidades excesivas para que los toreros pusieran posturitas, ni tantas otras cosas lamentables que cada día se dan. Pidieron atención, mucha atención a lidiadores y espectadores.
 Para el resultado final, se contó con el enemigo mayor: el viento huracanado. Este si que frustró expectativas. Con un día diferente, los toros y los toreros hubieran podido lucir distinto en los medios, pero hoy no pudo ser. En otros festejos, con el toro tonto, solo afecta a la estética del torero, hoy afectaba a eso y algo más, un riesgo real ante unos toros listos y con gran acometividad. Aún así hubo toro para triunfar a lo grande, un quinto de gran repetición y nobleza ante quien su matador, Dávila Miura, se vio desbordado de forma permanente. Dios te libre de un toro bravo, dice la frase popular y se hizo realidad. No se entendió, no se acopló y en todo momento perdió la pelea con el gran burel. Cierto que sin viento las cosas podían haber ido mejor, pero a pesar de ello pudo y debió estar mejor. El toro lo merecía y sus ganas y buena voluntad no fueron suficientes. Faltó técnica, oficio del de verdad y mejores condiciones toreras para qué nos vamos a engañar.
 El resto de la tarde transcurrió con momentos de interés, ya dicho por las cambiantes condiciones de los toros, y las ganas y dificultades de los toreros para salvar los dos enemigos: toro y viento. O viento y toro, que de todo hubo. Donde el viento no hizo mella fue en el tercio de banderillas del primer toro de Esplá, resultando emotivo y natural, sin las grandes efectividades de otras ocasiones. En este toro, destacó enormemente El Boni, al lidiar a una mano con gran efectividad y lucimiento. Luego en el otro, El Boni banderilleó con la misma eficacia. Como siempre estuvo Esplá muy atento al conjunto de la lidia y profesional en las dos faenas a sus complicados toros. Con la espada muy mal.
 Jesús Millán estuvo entregado y valiente toda la tarde, pero no encontró ni el toro ni el momento para poder lucir más. Tarde entonada dadas las dificultades mencionadas del viento y de unos toros, que no vinieron a colaborar de gratis con sus lidiadores. El viento, repetimos, limitó mucho otro tipo de actuación.
 Si las corridas de toros son como la de hoy, acaba el fraude, interesa a la afición, acaban todas las protestas que ponen atacaos a los palabreros y voceros de la cuerda de los toreros, pone a cavilar a los toreros y si logran triunfar -como debió hacerlo Dávila Miura-  esos son los triunfos incontestables. Como ayer, como siempre. Como hoy no lo es.

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
 
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
 
MARY CARMEN, LA PREGONERA /
DE LO QUE TODOS OPINAMOS /
IVÁN, CHRISTIAN /
Op. / México
Op. / Colombia
Op. / Francia
MARY CARMEN, LA PREGONERA
DE LO QUE TODOS OPINAMOS
IVÁN, CHRISTIAN
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.