inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Antolín Castro  
  España [ 09/10/2000 ]  
VICTORINO, con apuros, salvó los muebles. EL LUJO DE UN PICADOR MEXICANO.

No se vayan a creer. En los tiempos que corren, fue todo un éxito. El público, por fin, tuvo algo que aplaudir, que no es poco. Es más, tuvo mucho que aplaudir a un varilarguero mexicano, EFRÉN ACOSTA, quien fue capaz de hacernos olvidar que cabalgaba a lomos de un percherón resabiado de tanta temporada. Para él, auténtico triunfador de la tarde, vaya nuestro encendido homenaje, en consonancia con las ovaciones recibidas en el quinto “victorino” lidiado. Su modo de ejecutar la suerte, mover el caballo, ofrecer el pecho del mismo y, sobre todo, esa forma suya tan particular de largar la vara, picando en todo lo alto al toro en las tres entradas, le hicieron merecedor de las ovaciones más unánimes de toda la temporada en Las Ventas. Tratándose en serio el asunto, de varias temporadas en España.

Esto si que fue “lo nunca visto” en sentido positivo. El resto de la feria y las 13 ruinas 13, lo fueron en sentido negativo. Toda la plaza en pie, he dicho bien, todos en pie, ovacionando hasta romperse las manos de aplaudir es un hecho inusual, por meritorio, que rompe con todas, -permítanme los lectores- las “mariconadas” que nos vemos obligados a ver de aplaudir por esos cosos de Dios. Inusual también el ver entrar al caballo, recibiendo los tres puyazos, en el momento actual de las ganaderías. Quien haya visto esto, lo que representa como sustento de la sangre brava, no puede ir por ahí ponderando los toros y toreros que viven a base del monopuyacito. Existe una fiesta mejor, es nuestra obligación desearla y exigirla. Si para ello es necesario revolucionar todo el escalafón de ganaderías y toreros, además del de periodistas a sueldo, hágase. Todo antes que claudicar, antes que asistir impasibles ante la desaparición de una de las suertes más bellas, la suerte de picar.

Es la suerte de picar fundamental para medir la bravura del toro. Pues ahí la tienen prácticamente desaparecida, mientras unos cuantos ríen las gracias a los toreritos y ganaderitos que, de forma permanente, reclaman que la suerte de varas se la tienen que dejar dirigir a ellos. ¡Así nos va!. Si no les gusta la Fiesta y el Toro auténtico que desaparezcan, pero no podemos permitir que la adecuen a sus gustos y preferencias. Ser Torero es algo muy serio. Seriedad que le imprime la lucha con el Toro serio. Si la seriedad no les gusta ni a ellos ni a sus acólitos del micrófono, que nos dejen en paz. Siempre habrá un país lejano, donde no entiendan de esto, y puedan montar su farsa, si les dejan. Los momentos vividos con el gran picador mejicano nos han reconciliado con muchas cosas. Enhorabuena Torero.
Del resto, digamos que Esplá arrancó una oreja a un imponente toro, de arboladura singular, cuya presencia fue ovacionada por el conjunto de los espectadores. Tuvo mérito su labor, brindada a Angel Luis en memoria de su hermano Antonio Bienvenida, quien durante todo el día recibió el homenaje merecido en el veinticinco aniversario de su trágico fallecimiento. Faena construida con suaves muletazos a media altura, destacando los naturales de frente y la forma airosa de rematar las series. Toda la tarde estuvo Luis Francisco como ya es habitual en él, con torería, pinturero y lidiador, preocupándose de poner en suerte a los toros con el ánimo de lucirlos, si bien, también, con el exceso de teatralidad que imprime a sus actuaciones, lo que hace perderse, a veces, la naturalidad que también necesita la práctica del toreo.

Lo más importante, sobre todo por lo inhabitual, ver lidiar una corrida completa. Aunque rápidamente dejemos constancia de que el primero de la tarde debió ser devuelto por su manifiesta flojedad. Torearle hubiera sido una provocación y Esplá uso la cabeza y la dignidad ante la continuada protesta del público, matándolo sin más. Al margen de este lunar, -que hizo pensar a algunos aficionados en la deserción definitiva, por ese momento, al ver como hasta los “victorinos” ruedan por la arena, ¡lo que faltaba! era la frase más extendida por los tendidos-, la corrida no supuso un gran éxito ganadero, sólo el segundo tuvo un comportamiento más acorde con la bravura, pero resultó interesante a través de la emoción que siempre tiene la lidia de toros íntegros en su totalidad.

Que a estas alturas tengamos que regocijarnos por ver lo que vimos es sinónimo de la penuria que padecemos. Muchas y mejores corridas de Victorino hemos presenciado. Al menos, que no es poco, pudimos presenciar la suerte de varas, con los toros no prontos pero sí fijos en la suerte, salvo el primero que parecía “ruina” de las de a diario. Para los toreros, bueno el segundo, difíciles tercero y sexto, lote de José Luis Moreno, que estuvo firme y decidido con sus dos tobilleros y peligrosos oponentes, casi “alimañas”. Manejables cuarto y quinto. El quinto con el hándicap para su matador Zotoluco de haber lucido mucho en el tercio de varas, pero con complicaciones en la muleta. Además, por si fuera poco, se vivió toda la tarde la emoción que da la casta y el peligro que ello reporta. Zotoluco fue volteado en su primero, que fue el más noble pero nunca tonto. Con los toros de verdad, ya se sabe. Un conjunto, el encierro, que transmitió la pasión de las corridas de toros. Las de siempre. Las que queremos.

Antonio Bienvenida, desde su rincón privilegiado, tuvo un homenaje auténtico: Toros sin afeitar, íntegros como demandó en su día, torería como la que derramó a lo largo de su carrera, emoción con voltereta incluida, presagio de las cornadas, que tanto padeció y que se cobran los toros de verdad y una suerte de varas al natural, de la que tantas muestras, a través de la lidia primorosa, nos dio en su trayectoria profesional. No se tiraron cohetes, pero las palmas, echaron humo. Un picador mexicano, Efrén Acosta, fue el culpable del incendio. ¡Gracias por el momento vivido!.

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
LAS ESTADÍSTICAS, LOS NÚMEROS, EL ESCALAFÓN…
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS ESTADÍSTICAS, LOS NÚMEROS, EL ESCALAFÓN…
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
 
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE TRADICIÓN! /
OPTIMISMO TAURINO /
REVIVE LA PUEBLA TAURINA /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE ...
OPTIMISMO TAURINO
REVIVE LA PUEBLA TAURINA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.