inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Antolín Castro  
  España [ 05/10/2000 ]  
VERDAD SE ESCRIBE CON "V":

VICTOR PUERTO y VICTORINO. Misión: purificar la Feria de Otoño en Madrid.

El próximo fin de semana, reiniciará su delicada marcha la Feria de Otoño en Madrid. El paréntesis ha servido para que se haya puesto de manifiesto el momento actual de la Fiesta. Nunca como ahora, unos espectáculos habían dado tanto que hablar y escribir. Lamentamos que haya sido para mal. Aunque, bien mirado, es lo mejor que podía habernos pasado. Ya se sabe, quien olvida su historia está condenado a volverla a vivir. No la hemos olvidado ni creo que la vayamos a olvidar jamás. Es demasiado el daño que a lo largo de estos últimos años ha venido padeciendo la Fiesta, como para taparnos los ojos para ignorar que lo vemos, los oídos para no oír el clamor de una afición sufrida, y la boca para no denunciar la evidencia de un abuso y abandono de los valores auténticos que deben de prevalecer en las corridas de toros.

Pero, agrupados en torno a la afición y cariño que profesamos a la autenticidad, es nuestra obligación confiar, creer en algo. Eso es lo que vamos a hacer. Por lo menos, hasta el domingo. En esta segunda parte de la Feria, a priori, los carteles reúnen, y no hay más remedio que en ello esperanzarse, base para esperar el milagro, que no otra cosa es El Toreo. Un milagro, convertido en Arte, donde honestos caballeros, llamados Toreros brindan con el riesgo de su vida, ante un animal no domesticado, por alcanzar el cenit artístico que les eleve, al menos, a ganar el respeto de todos cuantos acudimos a las plazas de toros. Carteristas ya hay en los alrededores de la plaza, en el ruedo queremos sólo arte y valor, en resumen: VERDAD.

Y como Verdad se escribe con “V”, al margen del festejo de rejones del viernes, buenas “UVES” cubrirán las corridas de sábado y domingo. De Víctor Puerto, podemos decir que ha sostenido una temporada de menos a más. Su trayectoria ha sido brillante, alcista, salpicada de autenticidad y variedad y con triunfos rotundos. Se ha abierto hueco a base de verdad y torería –no exenta de una afectación y teatralidad que le acompaña y que debería corregir-, y se han visto obligados los empresarios, que no contaban en las principales ferias con él, a incluirlo en cuantas sustituciones se han producido. El no sólo ha ido justificando los méritos contraídos para esas inclusiones, sino que, incluso, ha sabido refrendar con clamorosos éxitos esas oportunidades venidas al socaire de las bajas y su buen momento. Bilbao y Sevilla, además de su prometedora actuación en San Isidro dan fe de ello.
Ahora, llega Madrid. En un cartel en solitario, excesivo a nuestro juicio a priori, pero determinante en el momento actual. Sobre sus espaldas va a recaer el devolverle a la plaza el respeto que merece y, que sin duda, le podría aportar el mayor éxito de su vida torera. De él depende que la sufrida afición venteña recupere la ilusión por lo auténtico. Esa afición que respeta más que nadie a los Toreros, -se pongan como se pongan los que dicen lo contrario- pero que no transige con los “carteristas” ni “cuentistas”. Sabe Víctor que si no hay respeto al público, ofreciéndole un espectáculo basado en la seriedad del toro y la autenticidad en el toreo, no habrá triunfo y, lo que es peor, no habrá redención de la Fiesta, de la que él podría convertirse –azar del destino- en un abanderado leal. En sus manos se encomienda la afición este día para recuperar el norte. Cuide, no se cuide, de la integridad de los toros a lidiar, mantenga el espíritu torero que le anima esta temporada, deje de lado esa afectación y cierta teatralidad que le mencionaba y el éxito está asegurado. En nombre de la afición de Madrid, se lo garantizo. El público de Madrid no va a intervenir en el montaje del festejo, pero no aceptará otro montaje que el de la Verdad del Toreo.

Victorino no necesita consejos. Sabe perfectamente cómo y de qué manera se respeta a la afición a los toros. Por desgracia, en él y poco más ha habido que sustentarse para seguir manteniendo la fe y la confianza en el toro de lidia. Una vez más, y van ..., esperamos con ilusión renovada que salten a la arena sus ejemplares. En esta ocasión más que nunca precisamos que no nos defraude. Es mucho lo que nos jugamos todos, ni más ni menos que la continuidad de la especie. Alguna vez, por suerte las menos, hemos tenido que discrepar del comportamiento de sus reses, pero eso es normal pues nada puede garantizar el resultado. Pero la presencia e integridad forman parte del contrato que se establece con el pagano espectador, y esa no es posible modificarla sin caer en el incumplimiento del mismo. A salvo de esa sospecha, ha venido manteniendo su ganadería.

Este domingo ha de reeditar sus éxitos, pero además, habrá de trasladarnos la esperanza de que todavía es posible presenciar un espectáculo digno. Digno de quienes fueron los padres de la Tauromaquia, que nos lo legaron, y digno de quienes seguimos creyendo que puede existir el maravilloso espectáculo del hombre y la fiera en su más estricta pureza. Pocas son las oportunidades que tiene el toro de salvar su vida, pero antes de llegar al ruedo tiene que estar a salvo de todo. Es lo menos que debemos de ofrecerle a tan noble animal, que por sí sólo ha sido capaz de mantener y aumentar la fama de sus muchos matadores, de los que, demasiados, antes de cumplir con el rito de oponerse a sus fuerzas, se las quitan, faltándoles al respeto de la integridad que ellos no tienen. Vaya por delante, también, nuestro respeto para la terna que ha de matar la “victorinada”. En ese día, saben, que no habrá ventajas. Sólo la de la VERDAD, que es bastante.

Sábado y domingo, ese es el reto: PURIFICAR LA FIESTA. Si hay buena fe por parte de toreros y ganaderos, que Dios reparta suerte. Si por el contrario, la mala fe es la que prevalece, que la autoridad les castigue. De jueces insobornables, en lucha por la VERDAD de la Fiesta, esos días: La Afición de Madrid.

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
DAVID ADALID, ARTISTA DEL TOREO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
DAVID ADALID, ARTISTA DEL TOREO
 
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
 
MARY CARMEN, LA PREGONERA /
DE LO QUE TODOS OPINAMOS /
IVÁN, CHRISTIAN /
Op. / México
Op. / Colombia
Op. / Francia
MARY CARMEN, LA PREGONERA
DE LO QUE TODOS OPINAMOS
IVÁN, CHRISTIAN
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.