inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Antolín Castro  
  España [ 04/06/2003 ]  
S.I.03 - UN ESCÁNDALO MAS

Un escándalo más y van... En la tarde de hoy se consumó otro escándalo y te tocó -lo siento, Bernardo- presenciarlo. Es así casi todos los días y la gente empieza -¡fíjate, digo empieza!- a estar muy, pero que muy cabreada. La gente de Las Tullerías del Espíritu Santo, nombre con el que se conoce a Las Ventas en la actualidad, obvio es decir la razón de llamarse así, es santa de toda santidad y de haberlo sabido el Papa Juan Pablo II en su reciente visita, habría canonizado a todos.
No han sido canonizados y los de la mafia taurina, no hacen otra cosa de demonizarlos, como si fueran ellos los culpables del fraude en el que está sumida la Fiesta. Excepciones de las de ayer, solo son para confirmar la regla. ¡Qué envidia da el futbol, donde existen reglas y con errores incluidos, se hacen cumplir!. Aquí no. Aquí, te toca de presidente uno que lleva pajarita y date por jodido, pues te va a joder. Este señor se sube al palco y tras haberse tragado en el reconocimiento previo toda la basura bovina que le han traído, tiene después la desfachatez de mantenerlos en el ruedo, allá penas si se tumban o se caen, o si se desploman, o si dan tumbos, o si están chutaos, o si están afeitaos, o si no admiten ni una puñetera vara, o si... En fin Bernardo, tú lo has visto y cuesta venir desde Segovia para que te tomen el pelo. Aunque hubieras venido de Australia, este señor tan flamenco, te lo habría tomado también.
Lo has visto con tus propios ojos y no necesitas que los duros del siete te arrastren en su protesta formal. Has podido presenciar como veinte mil almas -se dice pronto- ven lo que este listo no acababa de ver. Su incompetencia y quién sabe si algo más, le impedían ver lo que a todas luces era un inútil para la lidia y tras cambiar el tercio, al desplomarse otra vez, tiro de pañuelo verde y lo mantuvo allí hasta que la plaza entera se lo recordó. ¡¡Tonto, tonto... plas plas!!. Y ya viste lo que hizo, llamó a los guardias y les mandó que tuvieran cuidado de él. ¡¡Tonto, tonto, plas plas!!. Antes y después de este suceso en el cuarto, más de lo mismo, pero le daba igual. O no, vayas tú a saber.
De lo demás del festejo, no te quiero ni les quiero aburrir a los lectores que se vienen tragando mis trabajos día a día. ¿Para qué?. El gran Joselito, Victor Puerto y el doctorado Sergio Aguilar, están para que se los lleve Florito también. Igual de ruinas y escombros que los toros salidos de chiqueros. Ni el nuevo se salva de la quema. Se le ve imposibilitado físicamente y lo lamentamos de veras, pero así no se puede acudir a tomar la alternativa, ni siquiera en Las Tullerías estas de nuestro pesar. A los otros, a los otros se les ve, a los otros se les ve muy mal. El figurón es una lamentable momia vestida de luces y el Puerto está para pueblos sin graduación.
Les remito, no obstante queridos lectores, para tener más información, a las crónicas anteriores, tituladas: “Un monumental escándalo”, “Se cortó otra oreja y hubo un ¡¡gilipollas!!”, La pájara, el pájaro, el pajarita...”, “Las Tullerías”, “Gracias a las rosquillas”, “Lo tienen claro”, “Menuda nos esperaba: El gran camelo” y las que quieran más. En ellas encontraran la crónica ajustada para el día de hoy. Y si aún así, no lo ven del todo claro, léanse “Había una vez...”. Terminarán por enterarse de todo cuanto aconteció en la tarde de hoy, así como en las restantes de feria.
Yo, humildemente, no puedo hacer más que lo que hago. Dar fe cual notario de cuanto sucede en esta podrida plaza. Lo bueno también lo hemos contado y cantado, pero poco fue. Y si alguien se ofende de cuanto se pueda escribir, hay que advertirle seriamente de que mucho, infinitamente más, se sienten ofendidos quien escribe y la afición de Madrid. El simple hecho de que nuestra querida plaza tenga el nombre de Las Tullerías del Espíritu Santo, es para echarse a llorar. Todos los que acudimos y pagamos nuestra entrada, tenemos menos dinero que cuando empezó la feria, a los que acusaba la pancarta exhibida “No más fraude”, esos tienen más. Ganado, eso sí, limpiamente con el sudor de los que pasan por taquilla. Y pretenden, como el pajarita, echar la culpa a los reventadores del siete. Para reventar se pintan solos, no necesitan al siete, ni al cuatro ni al tres. Ni a Bernardo, que ha estado bien callado y por no abrir la boca, ni bocadillo ni .

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
PREPARADOS PARA BILBAO
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
PREPARADOS PARA BILBAO
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
 
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
AZPEITIA: Un lugar donde ir a ver toros
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
AZPEITIA: Un lugar donde ir a ver toros
 
ARREO TOVAR /
EL QUE NO CONOCE A DIOS… /
VERANEO EN LA PUEBLA DEL RÍO /
Op. / Venezuela
Op. / México
Op. / España
ARREO TOVAR
EL QUE NO CONOCE A DIOS…
VERANEO EN LA PUEBLA DEL RÍO
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.