inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Antolín Castro  
  España [ 29/05/2003 ]  
S.I.03 - LAS TULLERÍAS

 Queridos amigos Belén y Jesús. Os voy a contar lo que ya apunté en la plaza. Y voy a hablar de Las Tullerías, esa Residencia y jardines de la familia real francesa, que allá por los finales del siglo XVIII, cuando la intranquilidad de la población, se canalizó en un asalto completo a la residencia de los reyes. Hasta allí acudió el pueblo harto ya, y llegaron cantando un himno patriótico, conocido para siempre como “La Marsellesa”.
 El que más y el que menos de mis lectores pensará que estoy del revés, trayendo a cuento en esta crónica taurina aquel evento. Y no, no estoy del revés, si acaso, la Fiesta lo esté. De eso vamos a hablar.
 Como cada día, lo habéis visto, he acudido a la plaza de Las Tullerías del Espíritu Santo ¡lo pilláis!. Ya se, ya se, que los más la denominan de Las Ventas, pero no está lejano el día por el que todos la conozcamos así: por la de Las Tullerías. Viene al caso, pues allí no se lidian mas que tullidos y es hora de que vayamos llamando a las cosas por su nombre.
 Y si en el vecino país, La France, Las Tullerías marcaron un momento importante que cambió su historia, qué razón hay para que aquí no pase lo mismo. Aquello terminó en La Revolución Francesa y esto debería terminar en otra Revolución. Si aquel pueblo estaba harto, aquí la afición también. Y si allí, aquella revolución dio con el guillotinamiento del Rey Luis XVI, acá debería acabar con la defenestración de una empresa que ha instaurado un régimen mucho peor: el del trágala.
 Ha sido una planificada labor. Primero descender poco a poco la categoría de la plaza en cuanto a exigencia de presentación del ganado se refiere y después haciéndonos creer y tragar que el saldo de tullidos que sale por toriles es la cabaña de bravo que existe en el campo ganadero español. Ni es verdad, -pruebas al respecto hay- ni se puede consentir. Han jugado con fuego y han invitado a la revolución. Pero también aquí juegan con ventaja, esa que da el saber que los que acuden a la plaza de esto no saben nada, solo cliente pagador. Hasta ahora han contado con esa ventaja fundamental.
 Pero es demasiado insistir. De tanto aguar el vino han llevado al descastamiento total de la sangre brava. Al menos de lo que les gusta lidiar. Aquí, en Las Tullerías, todavía quedan unos días que existe la esperanza de ver toros de verdad, o algo así, pero ¿y por ahí?. Descastados=borregos, blandos=tullidos y toreros de salón. Esa es la fiesta que dan. Pero cada vez, por lo lejos que han llegado, el público, sobre todo en esta Villa y Corte de Madrid, esta ya avisado y empieza a reaccionar. No es sólo ya el siete el que tiende a protestar, hay más. Y con ferias como esta, ya empiezan a ser legión. Y con presidentes como los que nos colocan en el palco, que no defienden al pueblo pagador, está a punto de estallar la Revolución. El que advierte no es traidor, dice el refrán español. Y no paramos de advertir. Y no paran de obcecarse en mantenella  y no enmendalla, sin Marsellesa, sólo silbando El Sitio de Zaragoza, que diría el inmortal Joaquín Vidal.
 Si estalla la revolución, existen culpables claros: empresas caciques, ganaderos ganaduros, autoridades pasivas y consentidoras, toreros rosa y prensa amarilla. Todos juntos están creando el caldo de cultivo. El pueblo se deja llevar, pero siempre y ahí está la historia, tiene un final. O enmiendan la plana de forma total o la fiesta entera y sus protagonistas terminaran en la guillotina.
 Lo visteis perfectamente. Tanto tú Jesús, como tú Belén, tuvisteis que hacer esfuerzos para soportar una tarde de tedio y hastío mas. El desfile de tullidos no tenía fin. Cambiaron dos de los terciados y anovillados y sospechosos de afeitado, y... que salieron al ruedo, pero cualquiera en su sano juicio y en defensa de los intereses de los aficionados pagadores, debió devolver todos los que salieron: titulares, remiendos, sustitutos y sobreros. Toda una cuadrilla, propia a lo que se ve de la plaza de toros de Madrid: Las Tullerías del Espíritu Santo. En un momento, este festejo poco llamativo en su cartel, se convirtió en la corrida de una prensa bis. Solo faltaba El Juli, ya que toros de distintas ganaderías hubo: José Luis Pereda, La Dehesilla, Carlos Núñez, Navalrosal, José Vázquez. Faltó para completar una sexta ganadería que hubiera sido así si el presidente hubiera cumplido con su obligación. Nada más. Debe ser que ante el éxito de la citada corrida, quieren más. Vivir para ver.
 Vicente Barrera, Luis Miguel Encabo y Matías Tejela tuvieron disposición. Pero predominó esa que gusta a los taurinos. Es decir: dar pases al tullido y tundirlo del todo. Ni uno solo se enfada por tener que enfrentase a los inválidos -estoy hoy muy francés- de Las Tullerías. Es más, los brindan y todo como si fueran los toros de su vida. ¡Menuda vida!. Falta, lo hemos dicho muchas veces, dignidad torera, esa que permite estar por encima de las circunstancias, pero siempre en aras de aumentar la leyenda de torero, no de aburrido torero. Ellos sabrán, como no les pagan directamente los aficionados, pues sirven a quien les hace llegar el sobre. Esa es toda su dignidad para con el público al que dicen dirigen su actuación. Actuación (?). Actuación de actuar, una parodia más.
 La primera plaza del mundo, la de Las Tullerías, solo está pendiente de la revolución. La que se merecen este atajo de parodiantes de una fiesta secular. Hay que tener en cuenta que mientras los franceses montaron la que montaron en el siglo XVIII, en España un tal Pedro Romero daba los pasos seguros y firmes para que esto no sea, precisamente, lo que nos ofrecen hoy. Es decir, la historia al revés. Nosotros pendientes de hacer la Revolución y los franceses dando ejemplo en la organización y desarrollo de las corridas de toros en su país. Ver para creer. Tullidos estamos todos de esta pesadísima y espantosa feria. ¡ay si viniera la necesaria revolución!. Eso es lo único, queridos Belén y Jesús, que podría salvar la Fiesta.


 
   
  haznos tu página de inicio   
 
MADRID FERIA DE OTOÑO
YA NO ES IGUAL
HACKERS...MATE
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
MADRID FERIA DE OTOÑO
YA NO ES IGUAL
HACKERS...MATE
 
DAVID DE MIRANDA: ¡FELIZ ANIVERSARIO!
FERIA DE OTOÑO 2017
ARLES: FERIA DEL ARROZ 2017
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
DAVID DE MIRANDA: ¡FELIZ ANIVERSARIO!
FERIA DE OTOÑO 2017
ARLES: FERIA DEL ARROZ 2017
 
¡VOLVIERON A JOROBAR! /
SIN ATIBORRAR /
EL TAMAÑO SÍ IMPORTA /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
¡VOLVIERON A JOROBAR!
SIN ATIBORRAR
EL TAMAÑO SÍ IMPORTA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.