inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Lázaro Echegaray  
  España [ 15/09/2005 ]  
LO PEOR DE TODO

La televisión se ha convertido en una especie de iglesia en la que se rinde culto al Dios consumo. La televisión, como representante de esa deidad, tiene también la capacidad de hacer milagros: puede encontrar a los desaparecidos, sanar a los enfermos, hacer ricos a los pobres, reconciliar posiciones, crear o destruir… En última estancia también sirve como confesionario donde cada cual se purga a su manera. Además denuncia y juzga. Pocas cosas quedan fuera de su alcance y nadie, excepto, y de momento, algún que otro  prímula veris, que se acompaña de un escote hasta el monte de Venus (la mujer en el ente ya es del todo un objeto), está a salvo. La televisión, como artefacto de culto, se ha convertido en un ser totalitario, cínico y totalmente despótico que promueve valores falsos y mezquinos y por lo general excesivamente tiránicos: tratos indignos y castigos fatales. Y nadie está a salvo de su poder de castigo. Quien hoy te alaba, mañana te destruye, todo vale a fin de conseguir el dorado y es que la televisión, además, es maquiavélica y nos inculca a todos su valor básico y fundamental de que el fin justifica los medios.

Nadie está libre de pecado en este asunto del juego vil de la televisión. Hubo quien dijo que tenemos la televisión que nos merecemos y no le faltaba razón: todo este tinglado lo mantenemos nosotros, audiencias activas o pasivas, pero siempre audiencias. Las empresas de teledifusión argumentan que programan lo que el público pide. El público se excusa de sus decisiones frente al aparato alegando que ven lo que echan. Se ha conseguido crear una situación indescifrable que consiste en adivinar si es la televisión la que hace a la sociedad o la sociedad la que hace la televisión. Ya Platón y Aristóteles discutían sobre un tema parecido pero en su discurso los actores eran  individuo y sociedad. De momento el enigma está por descubrir. Pero en el discurso televisivo  el individuo ha sido sustituido por el propio ente y se conforma como un pelele en manos de una caja parlante, se le quita, incluso, la capacidad de interactuar inteligentemente, y su libertad de acción se maneja desde ideas mediáticas. Y es que cuando el individuo era algo era precisamente eso: ideas. Otro objetivo de la televisión es crear un pensamiento único, que en principio ni siquiera es democrático y por supuesto sí alienable y alienante. Pretende convertirse en representante ideológico de ese individuo previamente destronado aunque la columna vertebral del discurso mediático sea la libertad de pensamiento y de opinión (rara vez encontramos en televisión más de dos opiniones sobre un tema).

Al toro le ha tocado ser protagonista reincidente del mes de septiembre, momento en que el punto álgido de las ferias ya ha pasado. La tele quiere hacer ahora de salvadora (¿o destructora?) de La Fiesta y nos viene con la novedosa noticia de que los toros se afeitan. También dicen que se drogan, que ya es más complicado, y que las orejas se compran por maletines que no terminan de explicar a quién llegan: ¿Al presidente de cada festejo? ¿Al público que ocupa los tendidos de sol? ¿A los de sombra? ¿A ambos? ¿Quizás a un publicista? Ya no quedan publicistas de toreros como en los viejos tiempos. Aquellos sí sacaban una oreja a costa de ¿un maletín? Billetillo de mil duros y ya era demasiado. Como aquel Diamante sacromontano de las gafas sin cristal, de guayabera y gorrilla, de bastoncillo de junco, que al grito de “¡Eso es torear, música maestro y viva España!” ponía una plaza en pie. O Curro Fetén. Nunca creo que vieran ellos un maletín, ni siquiera vacío. También dicen, para ser más exactos lo dice un tío tapado en la sombra y a quien no se le ve la cara, que afirma ser torero pero que se parece mucho a un primo mío de Sierra Morena que lo echaron de casa por impostor, que los toreros se drogan para torear, que no sabemos si será verdad aunque en todas las casas cuecen habas y en los estudios calderadas, que eligen con quien torean e incluso lo que torean y ahí va a parecer que el elemento en cuestión sabe algo de toros aunque de ahí a que pueda ser torero…( he leído en un medio taurino que en verdad se trata de un torero pero yo, como Santo Tomás, si no lo veo no lo creo. Cómo se puede, en plena sociedad del conocimiento pragmático y científico de la vida, pretender dar por fiables las declaraciones de un hombre tapado, de una voz en una máquina grabadora, de un mensaje telefónico…). En fin, que nos han dejado el patio hecho un erial y lo peor, malas leches a parte, es que no les falta razón. Que es verdad que los toros se afeitan, que en algún momento se han drogado (los toros) y que los toreros, los pocos que pueden permitirse esos lujos, eligen lo que torean y con quien lo torean. Es sapiencia popular. También las emisoras eligen lo que programan y a la productora que se lo compran.

Cuando algún portador de micrófono pregunta a los interesados qué pasa con estos temas, la primera reacción suele ser querer darle un par de hostias de las que te avían, según dicen, al periodista, que lo está deseando, con las cámaras ahí detrás, que todo lo ven. O mentarle los muertos suyos y de su director, o amenazar y acabar sujeto y retenido por los amigos para no imponer sacrificio eucarístico a semejante bocazas. Conductas todas que despiertan duda y mala prensa y lo peor, lo peor de todo es que no podemos defendernos, que nos acusan de cosas que en su mayoría son ciertas y que son famosas. Que el fraude en el toreo existe no hay manera de negarlo, que no se quiere solucionar, que tenemos el enemigo en casa, denlo ustedes por seguro. Y así, el día que vienen a por nosotros lo más fácil es buscarnos el punto débil y a partir de ahí ya juego sucio. Y ¿quién es el bonito que defiende todo esto?

 
   
 
   
Boni Aldaya 16/09/2005  
 
Lazaro.TENGO LA SOLUCION. Investiguen los directamente afectados, ganaderos toreros empresarios la vida vicios y pecados de estos guardianes de los valores espirituales y demostremosles que ademas de su falta de respeto y sinceridad,podemos llenarles de mierda.
 
   
Alejandro Tellez 15/09/2005  
 
LO PEOR DE TODO.- es que tenemos que vivir con estos males, males. que ha muchos hacen felices y a otros lo contrario, tiempos modernos y dificiles, no te desesperes LAZARO y trata de sobrevivir, TOTAL. QUE TANTO ES TANTITO. SALUDOS Y SUERTE.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EL TORO DE REGALO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EL TORO DE REGALO
 
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
 
MERECIDO Y… JUSTO /
PLACA CONMEMORATIVA /
FIESTAS DE QUITO SIN TOROS /
Op. / Francia
Op. / México
Op. / Ecuador
MERECIDO Y… JUSTO
PLACA CONMEMORATIVA
FIESTAS DE QUITO SIN TOROS
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.