inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 
 
08/02/2016
  (Ambato-Ecuador) Seis orejas y un rabo; triunfo apabullante del peruano Andrés Roca Rey
 
Firma: María Zaldumbide
 
     
 

Con algo más de media entrada y ganado de Mirafuente,  variado de  comportamiento; se realizó la primera corrida de la Feria Nuestra Señora de la Merced de este 2016.

Juan Francisco Hinojosa: silencio y oreja

Joselito Adame: oreja y palmas

Andrés Roca Rey: dos orejas y dos orejas y rabo.

El paseíllo comenzó sin Andrés Roca Rey, según se explicó por megafonía, que estaba retrasado debido a un problema de tráfico.

A Juan Francisco Hinojosa le tocó en su primer turno un gran toro, negro listón que entró derrotando en burladeros, de gran nobleza y muchos pies. Fijo y repetidor, una delicia de toro.

Recibió una vara muy justa, lo que, desgraciadamente no impidió que el toro perdiera gas a partir de la tercera tanda.  Se vio muy poco por naturales a pesar de que el toro tenía una embestida franca, clara y fue sin duda; repetimos, un gran toro.  

La faena se diluyó rápidamente; tras un pinchazo, una casi media desprendida y tendida, un aviso y seis golpes de descabello; logró pasaportar un gran toro al que, no creemos que sacó todo el partido que podía haber sacado.

Las faenas inmensas de Joselito Adame y Roca Rey, pusieron a Juan Francisco en un trance difícil en su segundo, un bonito toro castaño listón; apremiado por el compromiso, se lanzó a portagayola pasando apuros.

No se acopló realmente con el toro en el capote, lo llevó al caballo por chicuelinas al paso de buena factura.  Recibió apenas una vara justa, sin emplearse en varas.


El Tortuga se corta la coleta

Brindó el toro a Neptalí Casa, el popular “Tortuga”; subalterno querido por toda la afición taurina del país; quién se cortó la coleta minutos antes, en el receso.

El animal era débil, perdía las manos con mucha facilidad lo que hizo que la faena fuera a media altura, perdiendo profundidad. El animal era complicado, se defendía por momentos, alzando las manos, midiendo las embestidas. A partir de la mitad de la faena se evidenció la inseguridad de Hinojosa ante las complicaciones del toro.


Hinojosa con la izquierda

Tras un pinchazo perpendicular, ligeramente desprendida y delantera, fue premiado con la oreja del público que, paseó en compañía de “El Tortuga”.

Joselito Adame tuvo el peor lote: su primero, un toro negro feo de cara, acarnerado y complicado; no se prestó para el capote y poco se pudo ver de Adame en ese primer tercio.

En varas se defendió permanentemente, dando un verdadero concierto con el estribo.  

Inició la faena doblándose taurinamente con él, necesitó de hasta tres doblones, para lograr embarcarlo en la muleta.

La faena de muleta fue un constante esfuerzo y el mando de la poderosa muleta de Joselito Adame.

Poco a poco el mando de Adame fue logrando que el animal entrara en el engaño y cuando ya parecía imposible que se lograra hacer faena, se inventó cuatro muletazos en redondo que fueron un auténtico poema que logró meter al público de lleno en la faena.

Luego le dio hasta cinco pases del desdén que hicieron las delicias del público y tras un pinchazo al intentar matar recibiendo y una certera estocada fue premiado con una oreja ganada a ley.


Adame en un forzado de pecho

Su segundo, feo, con mucha cara; desconcertó por su pelea en el caballo, se arrancó con alegría, humillando y metiendo riñón.  Verlo en varas hizo esperar mucho más de lo que realmente rindió al final.

En banderillas se dolió y mugió hasta el final de la faena.  Con este sí que realizó Adame las tan vistosas “Zapopinas”, incluso llegando a pasar algún apuro porque el toro cortaba el viaje.

A la hora de entrar en la muleta se mostró reservón. Poco franco en sus embestidas, cortando el viaje y realmente se requirió del poder de la muleta de Joselito Adame para lograr exprimirle tandas muy cortas, dos muletazos y un parón en el tercero.

Cuando el artista no tiene materia prima poco queda por hacer y Adamé así lo entendió tirándose a matar sin lograrlo en el primer viaje. Necesitó de tres pinchazos para lograr dar fin al segundo de su lote.

El toro fue pitado en el arrastre y Adame recibió palmas.

Andrés Roca Rey, contrariamente a lo que nos esperábamos llegó a Ambato siendo un desconocido para mucha gente en la plaza; por increíble que esto pueda sonar.

El primero de sus toros fue el más bonito de presentación de la tarde, un jabonero sucio precioso, amorillado y carifosco.

Lo recibió con unas verónicas cadenciosas y casi acariciantes, pasando luego a las chicuelinas.

En varas se podría decir que el toro cumplió sin más.

Inició la faena por cambiados por la espalda firme como una vela, lamentablemente a la altura de la tercera tanda el toro perdió gas de manera evidente.

Comenzó a defenderse, a levantar las manos complicando mucho la labor de Roca Rey que, lo lidió con técnica de veterano llegando incluso a dar muletazos con ambas rodillas en tierra que levantaron al público de sus asientos.

No tuvo un buen pitón izquierdo y poco o nada se vio en naturales.  Tras cuatro manoletinas de pié y un par de rodillas se lanzó tras el estoque logrando una estocada entera en buen lugar que bastó para que el toro, huyera hacia tablas para doblar.

La autoridad no meditó siquiera antes de concederle las dos orejas con las que paseó triunfal por el ruedo de Ambato.

El sexto de la tarde, último del lote de Roca Rey fue un toro soberbio, un animal fantástico que, pudo haber sido indultado si a la hora de la puya, el torero peruano no hubiese ordenado al picador apenas señalar la colocación de la vara.

Precioso de hechuras, castaño chorreado, listón bociclaro, ojo de perdiz.  Lo recibió con las verónicas mejor logradas y más cadenciosas de la tarde; con el capote en la mano Roca Rey no torea, acaricia a sus toros.

En varas como anotamos, apenas si pudo verse algo por la orden de no picar al toro que diera Roca Rey.

Con la muleta el toro tuvo gran calidad, fue una delicia verlo seguir una y otra vez la muleta casi dulce del torero peruano.  Lo envolvió en los engaños con una facilidad sorprendente.

Encontró los terrenos, las distancias; supo darle al toro, en todo momento lo que el animal necesitaba para seguir su incansable seguimiento de una muleta que bordaba muletazos eternos.

Fue una faena intensa, profunda, con muletazos de trazo inagotable que, obviamente hicieron mella en el toro y por momentos parecía querer rajarse a tablas, pero; volviendo siempre a los engaños.

El público comenzó a pedir el indulto pero, la Autoridad se mantuvo firme en la decisión de que el toro debía morir. El griterío fue espantoso y se llegó incluso a pedir la salida de la Autoridad ante la negativa.

No se dio el indulto y Roca Rey se volcó con decisión logrando un estocadón que, bien podría ser la estocada de la feria que tiró al toro sin puntilla.

El toro fue justamente aplaudido en el arrastre.


El gran triunfador Roca Rey paseando los máximos trofeos

La faena y la estocada le valieron las dos orejas y el rabo.  Dos orejas y rabo cortadas a ley.  Fue reconfortante ver una Autoridad que supo serlo y ver un torero que, no buscó el triunfo fácil del indulto inmerecido.

Una gran tarde de toros, donde se vieron toros espectaculares como el sexto, buenos como el primero; complicados como los dos de Adame y el segundo de Hinojosa.

Una tarde donde las faenas de Adame y las de Roca Rey mostraron porqué están caminando con paso firme hacia las primeras posiciones de este tan complicado mundo taurino.

En descargo de Juan Francisco Hinojosa, solo podemos anotar que el cartel fue demasiado exigente para él que prácticamente no  ha toreado en el último año y a quién le tocó enfrentar a un Joselito Adame maduro y con muchas corridas a sus espaldas y a un Roca Rey que, hoy mostró en Ambato que, nació con vocación de figura.

Fotos: Alberto Suárez

 
     
   
     
   
     

  haznos tu página de inicio   
 
LAS ESTADÍSTICAS, LOS NÚMEROS, EL ESCALAFÓN…
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS ESTADÍSTICAS, LOS NÚMEROS, EL ESCALAFÓN…
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
 
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
OPTIMISMO TAURINO /
REVIVE LA PUEBLA TAURINA /
EL PRIMER AÑO DE SIMÓN AL FRENTE DE LA CAPITAL DEL TOREO (I) /
Op. / Venezuela
Op. / México
Op. / España
OPTIMISMO TAURINO
REVIVE LA PUEBLA TAURINA
EL PRIMER AÑO DE SIMÓN AL FRENTE DE LA ...
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.