inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
28/08/2011
  (Bilbao-España) Antología de Urdiales (Crónica completa)
 
Firma: Gonzalo Ortigosa
 
     
 

Tarde dispar del ganadero Victorino Martín. Tres toros -los tres primeros- parados hasta la rajada. Tres buenos por una codicia justa y con peligro. Toreables hasta el triunfo. La presentación inmaculada.

Juan José Padilla, silencio y oreja.

Diego Urdiales, silencio y vuelta al ruedo triunfal tras aviso.

Luís Bolívar, oreja y silencio tras aviso.


Foto archivo

Victorino ha traído a Bilbao una corrida bella y muy en las hechuras de la casa; con los kilos subidos. El comportamiento de la corrida se divide en dos como en los mejores westerns: los malos y los buenos. Los tres primeros eran los malos, los parados y los rajados. Los tres siguiente los buenos, los codiciosos, nobles y peligrosos. Dentro de la cuadrilla de los malos el que hacía tercero era el personaje más interesante, el que al final de la película se hace bueno tras pegarle tres tiros.

Juan José Padilla despachó con sobrada dignidad a su primero. Siempre en la cara del toro y muy por encima de su poca o nula casta. Con su segundo se le vieron las carencias. Por fuera y cosiendo a derechazos a un Bostecito que se toreaba solo por el correspondiente pitón. El izquierdo daba sustos y Padilla  buscaba el peligro por el placer de encontrarlo. No llegó la sangre al río. Mató de estocada y el fácil Bilbao le concedió la oreja.

Bolívar espació con inteligencia y buen hacer a su primero. Lo vio. Pisó la línea que divide a los toreros buenos de los toreros. Los naturales surgieron de la nada y Bolívar se gustó en su exposición. En las postrimerías la muleta se echó atrás y las baterías de Mecedor se apagaron. La estocada cayó caída pero efectiva y la oreja dejaba la tarde al placer de este desconocido Bilbao. Su segundo era un mejor toro pero Bolívar estuvo siempre fuera de cacho y recetando pases que una vez dados se borraban de la memoria. Tras un largo rato y quinientos pases sonó el aviso. El final de un pinchazo y la muerte de media estocada con descabello incluido.

Hoy se ha escrito un nuevo capítulo de la Odisea de Urdiales. Este Torero universal y bien inmaterial declarado por la gloria del Cossío ha vuelto a engrandecer su leyenda. En Bilbao. Ocurrió con su segundo toro; al primero de poco le pudo convencer porque era un rajado de libro. Bocatejo se llamaba el Victorino. Asomaba una aparente debilidad que iría desembocando en la no repetición. Diego Urdiales, sinónimo de torero que nunca perdió el sitio, midió los tiempos con pasmosa claridad y el Toreo simplemente fluyó. Las manos que mecían a Bocatejo vaciaban miles de pechos incluyendo el del matador. El mío se dejaba vaciar tras cada natural y dejaba entrar un aire nuevo, limpio y fresco. Real. Listo para la creación. Porque de esto va el toreo, de ser una salvación, una curación de almas, una purga o una limpieza. El toreo es Arte. La templanza de cada pase hacia olvidar que la vida del torero pendía de un hilo pero a quién le importa la vida del Hacedor cuando la de uno mismo está en ese mismo instante y gracias a él aspirando a nuevas dimensiones. Mi egoísmo es un sentimiento difícil de controlar y si el placer se inmiscuye no hay vuelta de hoja. La obra ya no es del Torero sino de todos. Diego Urdiales ha vuelto a visitar su dimensión vacía. Se ha quedado un tiempo en ella. Una eternidad. Yo también he visitado la mía Torero. No escribiré la literalidad de cada pase ni maldeciré que Diego no pudiese matar con honores a Bocatejo, lo dejo todo a su imaginación y a sus sueños. Porque de esto se forja el toreo, de los sueños de todos, de los generosos sueños de un torero como Diego Urdiales.

Tras la faena de la feria les dejo. Las corridas generales se despiden hasta el año que viene con la ilusión viva y la fiesta palpitando gracias al Tótem, al Toro. Adiós.

 
     
   
     
   
     
  haznos tu página de inicio   
 
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EL TORO DE REGALO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EL TORO DE REGALO
 
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
 
MERECIDO Y… JUSTO /
PLACA CONMEMORATIVA /
FIESTAS DE QUITO SIN TOROS /
Op. / Francia
Op. / México
Op. / Ecuador
MERECIDO Y… JUSTO
PLACA CONMEMORATIVA
FIESTAS DE QUITO SIN TOROS
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.