inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 
 
25/08/2009
  (Mérida-México) Hace 80 años se fundó la ganaderia de Palomeque
 
Firma: Eduardo Puerto
 
     
 

El hacendado yucateco Don Fernando Palomeque Pérez de Hermida es uno de los principales protagonistas de la historia taurina de Yucatán. Los méritos indiscutibles para merecer esta denominación son la fundación de la ganadería de reses bravas Palomeque, y la construcción de la Plaza de toros Mérida.


Don Fernando Palomeque

Don Fernando se aficionó enormemente a la Fiesta de los Toros, cuando en uno de sus viajes a Europa vio torear en España a Joselito, a Belmonte y a Gaona, y decidió que la gente de Yucatán merecía ver esos esplendorosos espectáculos.

Don Fernando estaba asociado con su hermano Don Antonio Palomeque Pérez de Hermida quien a pesar de que no era tan aficionado a la Fiesta, apoyó siempre moral y económicamente las iniciativas de su hermano.

En el año 1922 los hermanos José Antonio y Fernando Palomeque Pérez de Hermida, compraron unas hectáreas de tierra en la población de Tenabo, Campeche, donde se fundó la Hacienda Orizaba, la cual tenía una distancia de una hora del poblado. Para llegar a la hacienda, se utilizaba un truck arrastrado por mulillas. Ese mismo año Don Fernando abordó en el puerto de Progreso de Castro, el buque llamado Morro o Castle de la Wor Lane, hasta el puerto de Cádiz, Andalucía.

Don Fernando estuvo recorriendo durante cuatro meses, ganaderías españolas en compañía del conocedor andaluz Antonio Pedroza para comprar su simiente.

Se le presentó la oportunidad de adquirir vaquillas y sementales de Parladé que heredó Gamero Cívico, de las cuales una parte fue comprada por Don Fernando Palomeque y otra por Don Juan Belmonte, quien ayudó al ganadero yucateco en la operación de compra, que constó de cuatro sementales llamados:

Horquillero, Cevillon, Cedacero, Campero y 16 vacas.

Don Fernando trajo las vacas y los sementales de vientre andaluzas de Cádiz, hasta el puerto de Veracruz. En ese mismo puerto se embarcó en un barco de vapor hasta Progreso. Don Fernando igualmente cargó con monturas y estribos andaluces, juegos de arreos para las mulillas de arrastre, púas españolas reglamentarias y petos para los caballos de picar.

En la Hacienda de Orizaba se construyó una plaza de tienta que se llamó Copero y trajo desde España para estar a cargo de la ganadería a Don Antonio Pedroza; en el campo un toro de nombre Rompe Galaz mató a los otros sementales y cuando se quedó de amo y señor llegó a pesar cuarenta y dos arrobas y su encornadura media de un metro veinte centímetros.


Rompe Galaz

Los toros de Palomeque se picaban con puyas de 29 líneas, pues si no era imposible lidiarlos por la fuerza enorme que les daba el pasto que comían llamado paraná, que es tan alto, que en los potreros no se ven los toros, pues los cubre totalmente.

En la tienta los hermanos Palomeque eran escrupulosísimos, pues vaca que no tomaba más de veintidós puyazos se mandaba al destazadero. Los de Palomeque eran los toros mexicanos más españoles que existían y se decía que no eran para toreros “bien”, sino para diestros de verdad.


Así se herraban los famosos palomeques

La sangre pura, la escrupulosidad de los ganaderos y el pasto lleno de fortaleza los hacían ser toros sólo para hombres.

El 27 de enero de 1929, abrió sus puertas la plaza Mérida, el primer festejo taurino, en el que alternaban Luis Freg y Fermín Espinosa Armillita Chico con cuatro toros de la ganadería tlaxcalteca de Piedras Negras, y el 3 de febrero de 1929 debutó la ganadería en la Plaza de Toros Mérida de los mismos hermanos Palomeque, que ocho días antes había sido inaugurada, siendo los toros de su presentación:

El número 1, Sevillano; número 2, Duende; número 3, Cortinero; número 4, Salteador; y una reserva sin nombre lidiados por los mismos diestros que inauguraron la plaza Luis Freg y Fermín Espinosa Armilllita Chico que cortó la oreja de Salteador.

La ganadería de Palomeque tuvo tardes importantes, en el año de 1942 una gran corrida de ocho toros fue estoqueada por los valientes toreros Paco Gorraez, Silverio Pérez, Fermín Rivera y Alfonso Ramirez El Calesero, el 30 de enero de 1949 con una corrida de la Oreja de Oro, con los diestros Ricardo Torres, Andrés Blando, Carlos Vera Cañitas, Jesús Guerra, Manuel Jimenez Chicuelín y Ricardo Balderas.

En el año 1951 se realizaron dos manos a manos el 28 de enero Antonio Velázquez y Silverio Pérez, y el 28 de octubre de nuevo Velázquez alternando con Rafael Rodríguez El Volcán de Aguascalientes.

Otra fecha importante fue 2 de mayo mano a mano El Calesero y Silverio.


El inolvidable Carlos Arruza inmortalizando a un bravísimo palomeque

En abril del 1951 Manolo Dos Santos y Carlos Arruza inmortalizaron a los toros Ticuleño, Vivarillo y Campero, ese día Arruza cortó orejas, rabo y pata dando una vuelta triunfal acompañado por los hermanos Fernando y Jose Antonio Palomeque.


Vuelta triunfal de los ganaderos con Carlos Arruza

Cabe hacer notar, que años antes, el domingo 20 de abril de 1940, en una novillada inaugural en El Toreo de la Condesa a beneficio del Hospital de incurables, se hizo la presentación de la Ganadería Yucateca de Palomeque producto de la vacada española de Parladé, pero resultaron grandes y difíciles para los novilleros Julián Rodarte, Chicuelín y El Espartero.


Un cartel que guarda el recuerdo nostálgico de tan emblemática ganadería

Después de 40 años de su existencia el 13 de mayo de 1962 se lidiaron por última vez los toros de Palomeque estoqueados por última vez por el rejoneador portugués Brillaldo Matos y los matadores Manolo Dos Santos, Jorge El Ranchero Aguilar y Benjamín López Esqueda.

En el año de 1966 el 6 de septiembre murió Don Antonio y el 2 de Noviembre de 1967 Don Fernando Palomeque.

En el año de 1971, se le vendió al rejoneador Gastón Santos, gran parte de la ganadería de Palomeque, y lo que quedaba al señor Don Fernando Palma, de esta manera terminó la ganadería que fue fundada con tanto entusiasmo y cariño por los hermanos, Don Fernando y Don Antonio.

El hierro de la dehesa aun pertenece a la familia Palomeque, Gastón Santos fundó su ganadería del mismo nombre y Don Fernando... Las Palmas, que aun lidia en el Estado de Yucatán, aunque no con mucha frecuencia ya que la ganadería no está registrada en Asociación Nacional de Criadores de Toros y Novillos de Lidia.

 
     
   
     
   
     

  haznos tu página de inicio   
 
LOS 'BOMBOS' Y LAS 'BOMBAS'
¡AMÉRICA, AMÉRICA!
DAVID SILVETI, MÉXICO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LOS 'BOMBOS' Y LAS 'BOMBAS'
¡AMÉRICA, AMÉRICA!
DAVID SILVETI, MÉXICO
 
OCTAVIO CHACÓN: Del cero al infinito
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
OCTAVIO CHACÓN: Del cero al infinito
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
 
46º AÑOS SIN FIESTA BRAVA /
EL FANTASMA /
DIEGUITO CLAVÓ UN CLAVITO /
Op. / Venezuela
Op. / México
Op. / México
46º AÑOS SIN FIESTA BRAVA
EL FANTASMA
DIEGUITO CLAVÓ UN CLAVITO
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.