inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Salvador Cortés  
  entrevista de Pla Ventura [ 01/03/2017 ]  
SALVADOR CORTÉS: No se puede estar en la cárcel y con miedo
Tras hacerse públicos los carteles de Sevilla, los aficionados hispalenses han echado de menos al torero paisano con más méritos artísticos para figurar en los carteles maestrantes, una ausencia que dura ya varios años, algo incomprensible para Salvador Cortés, la gran víctima de un sistema empresarial que, figuras al margen, favorece a los amigos y, ante todo, a todos aquellos que estén muy relacionados con la empresas; ante todo, que tengan alma de criados puesto que, los triunfos, como tales, no sirven para nada. No tengo datos concretos pero, de todos es sabido que Salvador Cortés, en su carrera, ha cortado casi tres decenas de orejas en Sevilla, ha salido dos veces por la puerta del Príncipe, cuatro veces por la puerta grande, amén de un sinfín de orejas de una en una.

Sí como dicen los taurinos son los triunfos los que deben de sostener a los toreros, ¿qué ha pasado con los triunfos de Salvador Cortés que no le han servido para nada en la plaza que los ha logrado? Estamos hablando del diestro que más orejas ha cortado en Sevilla en los últimos tres lustros, méritos más que suficientes para ser acreedor a torear en la plaza de sus éxitos; pero no, todo es mentira. Los triunfos valen siempre y cuando los que deciden lo estimen oportuno, mientras tanto, si los que rigen los destinos de las plazas dicen que no, lo sostienen con más énfasis que Pedro Sánchez.

No es un cualquiera Salvador Cortés puesto que, como sabemos, en sus años como matador de toros ha cosechado éxitos por doquier en tantísimas plazas como ha pisado, tanto en España como en América. Ocurre que, ante algunos diestros, los triunfos logrados, al parecer, no cuentan para nada respecto a ciertas empresas que, seguramente, con “material” más barato hacen los mismos mimbres. Una pena, pero es muy cierto.

Ramón Valencia como empresario ha jugado sucio con este chico, con el que ha sido el gran triunfador de Sevilla en los últimos quince años. Es cierto que, el empresario, como tal, está en su derecho de montar los carteles que se le antoje; pero de igual modo tiene que estar sometido a la crítica por parte de aficionados y periodistas; Ramón Valencia ha sido libre para confeccionar su feria, los demás, de igual modo, tenemos que ser libres para exponer nuestra opinión, de ahí que sigamos creyendo que Salvador Cortés, por méritos propios, debería de haber sido incluido en dicha feria; acude El Fandi, por citar a un vulgar torero que no ha triunfado jamás en Sevilla.


Salvador Cortés quiere torear en Sevilla, en Madrid...

-Me pongo en tu lugar, Salvador, y me entran ganas de rasgarme las vestiduras. Son ya varios años sin estar presente en la feria de Sevilla, justamente la feria en la que más has triunfado desde que te convertiste en matador de toros. Como se ha demostrado, el dolor te ha corroído ¿verdad?

No podía ser de otro modo. Son ya cuatro años sin pisar la plaza de mis éxitos, la que con toda justicia merezco un puesto. Verme desplazado de la plaza que me lo ha dado todo, como entenderás, mi pena es mayúscula. Sos esos hechos extraños que uno no logra comprender. De no haber triunfado jamás en Sevilla, entendería que no se me reclamara, es decir, el quedarme fuera de la feria lo vería como algo lógico y normal pero, ¿dónde quedan mis éxitos hispalenses?

-Lo que te ha hecho grande entre los toreros, condiciones artísticas al margen, ha sido tu arranque espectacular señalando al culpable de tu deterioro, es decir, de tu ausencia. Eso de sentarse frente al empresario y exponerle tus razones por las que debías de estar en feria, eso no es patrimonio de cualquiera; es decir, a los toreros les dan palos por todos lados y todos callan cobardemente. ¿Cómo te salió ese arranque de tío auténtico?

Como entenderás, no se puede estar en la cárcel y con miedo. Eso ya es el colmo de la cobardía. Si lo tenía todo perdido, lo único que podía hacer es exponerle al señor empresario mi punto de vista, simplemente para que comprendiera que me ha herido en lo más profundo de mí ser.


Un lance de Salvador Cortés

-Ramón Valencia te escuchó, pero no te aportó solución alguna. ¿Esperabas otra reacción por parte del empresario?

Sabía que lo tenía todo perdido, pero no podía quedarme impávido ante lo que yo entendía como mi razón. Valencia me dijo que no podía quitar a nadie para ponerme a mí, pero es que yo jamás le pedí que quitara a nadie; yo pedía que se me hubiera incluido en la feria por aquello de tener antecedentes artísticos que me avalan más que a nadie.

-¿A quién hubieras quitado tú para ocupar un puesto?

Mi función no es quitar a nadie; no soy el empresario. Soy el torero que mayor número de orejas ha cortado en Sevilla en los últimos quince años, un logro que yo entendía que sería valor más que suficiente para entrar en mi feria. Lo que sí es muy cierto es que mi palmarés artístico en dicha plaza es infinitamente mayor que el de la gran mayoría de compañeros que vienen a la feria.

-De todo esto que te ha ocurrido Salvador, uno tiene derecho a pensar que, figuras al margen, para torear en cualquier feria hay que estar recomendado por alguien que tenga mucha fuerza o ser amiguete del empresario en cuestión.

Yo soy el ejemplo de lo que tú apuntas; no tengo fuerza al respecto de los amigos que tú citas y por eso me quedé en la calle. Lo triste, lo que chorrea sangre a borbotones no es otra que los triunfos no sirvan para nada.


El diestro sevillano con la muleta en la diestra

-Para digerir esas cornadas de despacho, matador, imagino que se necesita de un valor más fuerte que el que se presupone que tiene todo torero frente al toro.

Este hecho ha venido a demostrar porqué los toreros hacemos siempre referencia a las cornadas de despacho; la mía ha sido de “femoral” partida. Sí, amigo, para digerir todo esto hace falta una dosis de ilusión nada normal; una fuerza desmedida para superar estos trances amargos que no se los deseo a nadie en el mundo.

-Ahora hablaremos de la llamada corrida “bandolera” que vas a protagonizar dentro de unos días en Espartinas pero, la pregunta creo que viene al caso, además de ser obligada. ¿Quedan todavía bandoleros en el mundo de los toros?

Bandoleros los ha habido toda la vida. Ocurre que, antaño, tenían la decencia de vestir como tales para que nadie les confundiera. Ahora, como sabemos, siguen habiendo bandoleros en todos los órdenes de la sociedad, con el agravante de que todos visten traje y corbata, razón por la que cuesta mucho detectarlos. Ya sabes, los tenemos en los toros, en la política, en las finanzas, incluso cercanos a los más altos Estamentos de la Nación. Una pena que por no usar la indumentaria adecuada se nos cuelen por cualquier rendija sin que nada podamos hacer para erradicarlos.

-Eso de la corrida “bandolera” para el próximo 25 de marzo en que te encierras con seis toros de distintas ganaderías en la plaza de toros de Espartinas, sin duda que nos quepa, es otra de tus hazañas. ¿Tendrá premio por fin dicha gesta?

Eso espero. Por falta de ilusión no quedará. Se trata, como muy bien dices, de la llamada corrida Bandolera como así la hemos denominado en que, todos los componentes iremos ataviados con indumentarias de la época rememorando así aquellos años tempestuosos. Creo que todo quedará muy original; muy al estilo de la Goyesca, la Pinzoniana o la corrida de la Revolución como celebran en México. Es cierto que, en dicho día, en Espartinas, todo girará en derredor de aquella época.


También por la espalda se los pasa Salvador

-Como antes comentábamos, eso de lograr dos puertas del Príncipe, cuatro salidas por la puerta grande y un montón de orejas, todo ello en Sevilla, al final, si todo eso no sirve para nada, la desilusión no puede ser más grande.

Que me lo digan a mí que soy el damnificado de todo aquello que apuntas. Lograr todo eso y que no te escuchen, eso hace cavilar a cualquiera. Menos mal que a Dios gracias me asiste una fuerza interior la que me permite sobrellevar dicha cruz; una ilusión inquebrantable unida a una fuerza interior que me permite salir victorioso de dicho trance amargo. Yo espero que algún día cambie mí sino, de lo contrario podría morir de pena.

-De igual modo, Salvador, veo que también hace mucho tiempo que no acudes a Madrid. ¿Será este año por fin?

Eso espero. He escuchado decir que el señor Simón Casas quiere que haya mucha diversidad de toreros y gran apertura de carteles en su plaza de Madrid, algo que me hace concebir muchas esperanzas para poder acudir a la primera plaza del mundo.

-¿Te sientes fuerte para ese compromiso de los seis toros para el día de la corrida “bandolera”?

Por supuesto. Para eso entreno día y noche que solemos decir. Es más, en los anteriores compromisos que tuve de esta índole solventé la tarde con sendos triunfos; triunfé de forma rotunda en Sevilla el día de los seis toros y lo volví a repetir en Écija. Me encuentro preparadísimo, por eso acepté el reto. Ilusiones las tengo todas.


Junto a los carteles que anuncian la corrida de Espartinas

-Pese a todo, Salvador, no hallo en tu persona el menor síntoma de derrota. ¿De dónde sacas las fuerzas?

Los toreros estamos dotados de una fuerza interior que nada tiene que ver con el resto de los mortales. En mi caso no podía ser una excepción, de ahí el aguante que todos tenemos; pero lo tenemos, hablo por mí, sabedores de las condiciones que atesoramos como toreros, de no ser así, en mi caso, ya hubiera abandonado.

-Al final, respecto a Sevilla, ¿crees que tu enfrentamiento con el empresario te beneficiará o perjudicará?

De momento, ni lo uno ni lo otro. Pero si es cierto que si soy capaz de hilvanar contratos y triunfar todas las tardes, la recompensa, pese a todo, la tendré asegurada. Tampoco hice nada malo; sencillamente, tuve el valor de exponerle al señor Valencia mi punto de vista, mis derechos legales que creía merecer.

-Un valor que muchos de tus compañeros lo tienen constatado en el ruedo pero que, como sabes, son incapaces de enfrentarse al empresario. ¿Te sientes superior al resto de tus compañeros?

No, para nada. Además, anota, tampoco hice nada extraordinario que defender mi dignidad como torero; no merezco premio alguno por lo que hice puesto que, como digo, hice todo dentro de los parámetros de la más absoluta normalidad. Soy un hombre que ha reclamado su sagrado derecho a estar en una feria determinada por aquello de los legítimos triunfos obtenidos en la misma. Así de sencillo, como así de real.


El triunfo una constante en la carrera de Salvador Cortés

-Salvador Cortés, que tengas mucha suerte, que la vida te sonría a modo de éxitos y que, un día, a no tardar, el empresario que ahora te ha despreciado muy pronto tenga que reclamarte para sus carteles. Que Dios te siga bendiciendo.

Fotos: 1 de archivo OyT, resto cedidas por el torero

  haznos tu página de inicio   
 
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
 
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
GOBERNADOR TONY GALI, DEVUÉLVANOS EL RELICARIO /
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE TRADICIÓN! /
OPTIMISMO TAURINO /
Op. / México
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
GOBERNADOR TONY GALI, DEVUÉLVANOS EL ...
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE ...
OPTIMISMO TAURINO
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.