inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Alberto Aguilar  
  entrevista de Pla Ventura [ 16/08/2016 ]  
ALBERTO AGUILAR: El grito desgarrador de un torero de verdad
Son varios años ya en que, Alberto Aguilar, por sus condiciones, torería, valor, arte y sentimiento, pide paso con gritos desgarradores en su profesión. No es un cualquiera, pero sí un gran torero. Como se dice en el argot, Alberto Aguilar es de los pocos que tiene la moneda en su mano y, en cualquier momento la podrá cambiar, cuestión de suerte, nada más.

Este mes de agosto se cumplirán los primeros diez años como matador de toros del diestro de Madrid, conmemoraremos lo que fue una alternativa humilde en un pueblo madrileño pero que, pasado el tiempo, sus faenas han sido grandes por excelencia.

Madrid, su plaza de Las Ventas ha sido siempre el referente de este diestro ejemplar puesto que, en dicha plaza y frente al toro de verdad, ha logrado éxitos inenarrables; éxitos que algunos de ellos podía haber terminado por abrir la puerta grande de dicha plaza pero, por motivos muy diferentes, todo ha quedado en orejas sueltas que, como explico, no han permitido a Aguilar abrir la puerta soñada del toreo. Pero nunca es tarde; cuestión de suerte muchas veces la que tiene que acompañar a los diestros. Claro que, el saber, tiene que ser innato en cada hombre que se viste de luces; jamás se debe esperar la suerte sin tener condiciones más que sobradas para la profesión, en el toreo y en la profesión que fuere.

Dos platos fuertes, digámoslo así, han certificado la grandeza artística de Alberto Aguilar; Madrid y Ceret, entre otras plazas. En Las Ventas le cortó una justísima oreja a un toro de Baltasar Ibán mientras que, en su segunda comparecencia, frente a los Saltillo, Alberto demostró sus dotes lidiadoras puesto que, ante aquellos enemigos había mucho que torear, por supuesto, sin resultado alguno. De forma reciente, en Ceret, el madrileño tuvo una tarde afortunadísima frente a los toros de Saltillo que, en esta ocasión si permitieron, dentro de lo que cabe, que Aguilar se expresara como en verdad sabe.


Alberto Aguilar, un torero de verdad

-Tu carrera, Alberto, se circunscribe siempre en Madrid, ¿verdad?

Claro. Fíjate que, salvo en la pasada temporada en que las cosas se tornaron muy difíciles por culpa del ganado, en los años anteriores siempre puntué en Las Ventas, algo que siempre me ha servido para alimentar mi espíritu y, sin duda, para conseguir contratos para otras plazas.

-Tras lo que me cuentas, ¿qué lectura haces de tus actuaciones de este año en Madrid?

Yo diría que todo ha sido positivo; primero porque me he encontrado pletórico ante los retos que se me presentaron y, acto seguido, porque la oreja que le corté al toro de Baltasar Ibán me ha dejado muy satisfecho.


Con la diestra ante uno de los 'saltillos' de Madrid

-Menudo trago pasaste con los de Saltillo.

Si te soy sincero hasta me atrevería a decirte que aquella tuvo más de accidente que de normalidad ante lo que podríamos llamar una corrida de toros; y digo accidente porque el año anterior, como todo el mundo sabe, en septiembre, lidió Moreno Silva una corrida en Madrid con varios toros muy importantes. Nadie sospechábamos que la corrida saldría tan difícil, áspera, casi ilidiable que sería la definición correcta.

-Pero como quiera que el toro siempre es un misterio, Alberto, llegas a Ceret y firmas una tarde importantísima con dichos toros de Saltillo. ¿Cómo se explica eso?

Esa es la grandeza de esta profesión, el misterio que siempre resulta el toro. En esta ocasión que aludes sí sirvieron y, pese a la dureza intrínseca que tiene esta ganadería de forma natural, los toros me permitieron llevar a cabo esa labor que siempre tengo en mi mente; pinché, es cierto. Pero yo diría que ha sido una tarde importantísima en mi carrera.


Al natural ante la nada fácil corrida

-Allí donde quiera que esté el TORO con mayúsculas, allí vemos siempre a Alberto Aguilar. Eso, maestro, ¿es un premio o un castigo?

Ante todo es una realidad a la que tengo que ceñirme y aceptar con sumo agrado. Será que éste es mi sino, pero lo acepto con naturalidad y además con desmedido orgullo.

-Has tenido tardes importantes en Madrid, siempre con la grandeza del toro auténtico como protagonista, incluso, como antes dije, si no recuerdo mal, en alguna que otra ocasión faltó muy poco para que abrieras la puerta grande. ¿Recuerdas con especial añoranza alguna tarde en concreto?

Es cierto que han sido algunas tardes yo diría que, hasta épicas por lo que he tenido que tragar para conseguir el éxito. Recuerdo de forma especial una tarde que sustituí a Fernando Cruz que, honradamente, creo que el palco me negó el derecho que tenía logrado para salir por la puerta grande; y no son quejas a toro pasado; como todo el mundo sabe, no soy hombre de lamentos, pero ahora que me lo preguntas lo recuerdo con especial nitidez.


Una media del madrileño ante la corrida de Ibán

-Y todo hubiera cambiado, no me cabe la menor duda. ¿Lo crees tú así?

Sin duda alguna. Un honor tan grande como salir en hombros de Madrid es algo que siempre tiene premio, no es algo que sea muy usual; ocurre, claro que sí, pero no es la norma, de ahí el premio que hubiera tenido.

-Dadas las connotaciones de tu carrera, Alberto, ¿existirías de no haber sido por Madrid?

Lo que se dice existir en el plano físico, si existiría; otra cosa muy distinta es si hubiera logrado alguna relevancia como torero; creo que no. La prueba no es otra que la cantidad de chavales que sueñan con ir a Madrid porque como todo el mundo sabe, es la única tabla de salvación para cualquier torero, acudir a dicha plaza y triunfar. En ese sentido yo soy un privilegiado; podría quejarme de muchas cosas pero, la realidad me lleva a confesar el privilegio del que gozo.


Doblándose con el toro

-¿Qué se siente, Alberto, frente a ese tipo de toros, esas moles de carne con cuernos que, muchas veces, lo toros que sueles lidiar tienen más alzada que tu propia figura?

Ante todo, una enorme responsabilidad porque, como torero, de cara al aficionado, tengo el deber de triunfar, de ahí la responsabilidad que aludo. Ellos no saben, los que han pagado, si las ganaderías son más duras o más dulces, digamos si van a embestir con mayor o menor dulzura; ellos, los aficionados, acuden a las plazas de toros para ver triunfar a los diestros. Siendo así, como entenderás, el esfuerzo tiene que ser titánico, de tal modo que, con una dosis de humildad, rociada de valor, sustentada por el arte, con semejantes argumentos salgo a la plaza para conseguir el éxito.

-Esa espada, Alberto.

Tienes razón. He perdido algunos triunfos por culpa de la espada, es una circunstancia que nos ocurre a todos los toreros, claro que, a unos les hace más daño que a otros, así me ocurrió en Pamplona que, tras una actuación muy firme y sustentada por el arte, marré con el acero y se esfumó el premio.


Otra oreja en Madrid... Nueva esperanza para que sirvan de mucho estos éxitos

-¿Qué es para ti la familia, Alberto?

El pilar insustituible para que la armonía de un individuo transcurra por los cauces del amor. Ese es mi caso que, junto a mi esposa e hijas soy el más feliz del mundo. Como entenderás, ellas son las que me aportan las ilusiones necesarias para seguir enfrentándome a los toros, es decir, para jugarme la vida.

-¿No sientes miedo cuando te juegas la vida y piensas en tu familia?

El miedo es innato en el ser humano; más que miedo, digamos que instinto de conservación que tenemos todos, pero es algo que se supera a base de oficio, técnica; ante todo, de conocer en profundidad la profesión que, en definitiva, es lo que te da seguridad para jugarte la vida.

-Estas han sido las palabras de un gran torero que, para su fortuna, dentro de ese reluciente traje de luces anida un ser humano encantador, noble y amado por los suyos y, sin duda por todos los que le conocen.

Desde nuestra página, Alberto, te deseamos toda la suerte del mundo, que sigan los éxitos y, al final, amigo, que tengas la recompensa que tu torería merece.

Fotos: Muriel Feiner

  haznos tu página de inicio   
 
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
 
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE TRADICIÓN! /
OPTIMISMO TAURINO /
REVIVE LA PUEBLA TAURINA /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE ...
OPTIMISMO TAURINO
REVIVE LA PUEBLA TAURINA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.