inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 
  ¿SE DEBE TOREAR COMO QUIERAN LOS PÚBLICOS?  
     
 

Antes de entrar en ningún tipo de detalles, y sin ninguna ambigüedad, diré que no”. Así comienza nuestro invitado de hoy su relato.

Quien esto escribe es Marcos García Moreno, médico pero, a efectos de lo que aquí nos ocupa, aficionado cabal. Es fácil verlo en Las Ventas, junto a su esposa y su inseparable puro. El dice que mantiene ese vicio, no fuma cigarrillos, y que solo lo practica los días de festejo. Confiesa que lo hace por mantener algo puro durante las dos horas aproximadamente que dura la corrida o novillada. La compañía de su esposa también la explica: no quiere separarse de tantas y tantas cosas que antes eran normales y ahora pertenecen al pasado, como el toreo.

Le invitamos a que nos escribiera algo para nuestra sección de debate “División de Opiniones” y aunque se mostró reacio al principio, luego accedió, siempre y cuando el tema lo eligiera él. Cuando cayó su original en nuestras manos, no pudimos encontrarnos con un tema más interesante. Nos dice que sólo lo ha hecho como aficionado, sin arrogarse otras facultades, pero nos tememos que como aficionado tiene autoridad suficiente para abordarlo. Ustedes lo van a poder leer y valorar en sus comentarios, como así también en la encuesta que lo acompaña.

"¿Se debe torear como quieran los públicos?"

Antes de entrar en ningún tipo de detalles, y sin ninguna ambigüedad, diré que no. Para mantener viva la llama del auténtico toreo, sus ejecutantes, -los toreros- deben de ceñirse religiosamente a oficiar el toreo desde la más pura ortodoxia.

Cierto es que el devenir de los tiempos ha ido degenerando hacia fórmulas cercanas a dar lo que piden los públicos existentes, pero eso es falso en sí mismo, pues difícilmente puede pedirse desde las gradas lo que los públicos ignoran. Luego, hemos de convenir que es una milonga más que nos cuentan los taurinos, pretendiendo, de forma clara, arrimar el ascua a su sardina.

No existen públicos que pidan unas cosas u otras, sino que a través de determinados mecanismos, basados casi todos en la ignorancia de los espectadores, se les ha ido aleccionando, “domesticando”, para que valoren como bueno lo que es simplemente baratijas de toreo. El toreo es uno y sucedáneos hay muchos.

Del mismo modo que la ópera es una y no se les ocurre a tenores y sopranos ir creando clientela a base de subterfugios o aproximaciones a canciones tipo “Adiós don Pepito...”. De inmediato, para los más nerviosos, diré que si Plácido Domingo, Carreras o Pavarotti han hecho incursiones a las canciones típicas italianas o mexicanas, por poner un ejemplo, lo hicieron con todo lujo de detalles: es decir, anunciando previamente lo que iban a hacer y el significado de ello.

No es el caso en los toros. Los toreros, lejos de Madrid y poquitas plazas más, -y aún así- no anuncian que en Pontevedra, Benidorm, Medellín, Ciudad Juárez o Riobamba van a realizar un toreo menor, sino que ejecutan el que les parece más apropiado para guardar las apariencias, lo venden como bueno y, lo que es peor, presumen de él y de los triunfos que consiguen. En ninguna otra profesión se hace tal alarde de fantasía, por no llamarle de otra manera, como pudiera ser farsa.

Llegando a creer, por imposible que sea, que los públicos exigen un tipo de toreo, ¿alguien sería capaz de identificarlo?: los de Barcelona, prefieren el paso atrás... los de Vitoria, banderillas a toro pasado... por Úbeda, lo que les gusta son los puyazos traseros... en Riobamba, prefieren los toreros con el capote a la espalda... en Medellín, les privan los bajonazos y casi se puede decir que en Sevilla, gustan de ver torear con el pico. ¡No me hagan reír!. Todo eso es una falacia y además un chiste de muy mal gusto. Pero aún pensando como decíamos, que fuera cierto, ¿es esa la motivación que deben asumir los toreros?.

Los toreros deben de ser honestos consigo mismo, con la profesión que ejercen e intentar que el toreo sea lo más puro posible en todas sus actuaciones. Con ello se conseguiría que el toreo, el auténtico, llegara a todas partes; lo asimilaran los públicos de cualquier plaza y de ello fueran poniendo los pilares de su afición y conocimientos. Es penoso ver como se las gastan los toreros en las plazas y cómo esos públicos, entendidos por supuesto en esas lides, les piden, por ejemplo, el salto de la rana. El torero lo hace y el público asistente tan contento. Pero ¿qué fue antes la ejecución del salto de la rana o la petición del público?. En la respuesta a esta sencilla pregunta están todas las respuestas a cuanto antecede.

Los públicos no suelen reclamar lo que ignoran. Un run run mediático les aproxima a determinados conocimientos superficiales de lo que es el toreo y eso mismo les viene de perlas a los toreros. Nada enoja más a un torero que las exigencias en una plaza de un determinado sector de público. Pero, ¿exigir un toro en plenitud es un desafuero? o ¿exigir que no se utilice el pico descaradamente es un sacrilegio?. La comodidad con la que se circula por casi todas las plazas les hace incluso olvidar cómo es el toreo de verdad, el de siempre. Y, aún admitiendo que son los públicos los que piden, mandan y exigen, ¿es entonces posible que sea en una sola plaza donde no les gusta que el público pida una determinada forma de torear?. ¿Discriminan según sean los públicos, ya sean tolerantes con sus formas o intolerantes con ellas?.

Vuelvo al principio. Los toreros deben de torear como se debe, entre otras muchas cosas con toros íntegros, y los públicos debemos asimilar, más deprisa o más despacio, cuales son esas voces y esos cantos, -perdón estaba pensando otra vez en los tenores, sin tener que rebajarse a cantar simplemente “Mi carro...”-. Si se es tenor,  en tus actuaciones, no se canta “mi carro...” y si se canta mi carro, no se es cantante de ópera o se está en la ducha solamente.

Ser torero es tan serio o más que tenor. Debería bastar el respeto a su rango para saber qué partituras hay que cantar o torear y a los públicos enseñarles cual es el verdadero toreo o canto. Refugiarse en aquello de “lo que piden los públicos...” es un disparate, si bien se ajusta a lo que ellos prefieren. Antes de terminar, no quiero dejar pasar el decir que no todos los toreros en la historia se apoyaron en esto que aquí se ha comentado, sino que hicieron de su carrera una doctrina y como tal exhibieron, en más o en menos, por todas las plazas, su interpretación cabal del toreo auténtico. 

 
     
  Autor: Marcos García Moreno - Médico y aficionado  
     
   
 
 
 
   
 
   
Laura Gamarra 31/08/2005  
 
Los toreros deben de torear como se debe porque se deben a su arte,o si son tremendistas les gusta a cierto sector del público, pero los aficionados no deben de permitir que toreen novillotes o ante cualquier pasesito mal dado aplaudir.
 
 
 
   
Angel Casanova 30/08/2005  
 
Claro como el agua. En la encuesta se ve lo que opinan los aficionados. Los toreros se deben a su arte y no a los caprichos de los públicos ocasionales. Ahí la prueba: los aficionados lo aceptan así, mientras los taurinos les comen el coco para que corten orejas todos los días como sea. ¿A quién quieren dar gusto con ello?. Está claro: a los verbeneros, que aplauden y no les exigen. autenticidad.
 
 
 
   
Antonio Casas 13/08/2005  
 
A través de distintos medios se ha ido cocinando una fiesta muy particular donde todo es bonito y todo el mundo es güeno. No es verdad que los públicos pidan nada, solo que es lo único, desde hace años, que les han dejado conocer. Los toreros, en general, son marionetas de sí mismos y del sistema impuesto. Curro y Paula no iban por ahí haciendo el salto de la rana?. Pues eso. Esa es la diferencia.
 
 
 
   
Alejandro Tellez 11/08/2005  
 
SE DEBE TOREAR, sin trinquiñuelas, sin trampas.BELMONTE-ARMILLA-MANOLETE Y OTROS- para mal de la fiesta brava, ultimamente varios toreros de acuerdo con empresa y prensa, torean, como mejor les conviene, TORO DESPUNTADO, ANOVILLADO Y CON OTROS DETALLES VENTAJISTAS, el torero artista y responsable torea como dicen lo hace HOY- EL INCLUSERO.
 
 
     
     
     
Para enviar tu comentario, es necesario REGISTRARSE previamente. Si has olvidado la contraseña, pincha aquí. Puedes ver aquí las NORMAS DE USO.
 
  E-mail  
 
Contraseña
 
 
 
  Opinión
 
 
 
 
 
     
  haznos tu página de inicio   
 
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EN AZPEITIA TODO ES POSIBLE
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LAS LEYES
LA OPINIÓN: UN PLUS NECESARIO
EN AZPEITIA TODO ES POSIBLE
 
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
JAIRO MIGUEL: SU FE MOVERÁ MONTAÑAS
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
OTRA VEZ ROCA REINA EN LIMA
 
MERECIDO Y… JUSTO /
PLACA CONMEMORATIVA /
FIESTAS DE QUITO SIN TOROS /
Op. / Francia
Op. / México
Op. / Ecuador
MERECIDO Y… JUSTO
PLACA CONMEMORATIVA
FIESTAS DE QUITO SIN TOROS
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.