inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 
  EL FRAUDE EN LOS ESPECTÁCULOS TAURINOS  
     
 

Hoy, en este nuevo debate que les ofrece Opinionytoros, tendrán ocasión de posicionarse ante lo que se considera el fraude mayor contra el rey de la Fiesta: el TORO. Días atrás, en esta misma División de Opiniones, se abordaba el tema del “afeitado” y las conclusiones han sido determinantes: nadie de los que han participado en la encuesta planteada, nadie duda de que existe y, además, más que nunca.

Como quiera que es de suma importancia y no queremos dejar sólo una opinión, aunque muy relevante como la de P.M. Azofra, que sea profana, hemos trasladado y solicitado un trabajo para esta sección a quienes están considerados autoridad en la materia. Se trata de Dª Angeles Moya Geromini y D. Lázaro López Jurado, veterinarios del Laboratorio de Fraude en Espectáculos Taurinos del Ministerio del Interior.

Cuanto dicen, con magistral y documentada exposición, pone de relieve la importancia que en el presente y en el futuro tiene este tema fraudulento. Existen las Normas para atajarlo, los elementos para detectarlo con precisión matemática y, sin embargo añadimos nosotros, no parece que todo ese dispositivo puesto al servicio de la defensa de los aficionados y los derechos de los espectadores, surta un efecto real en el día a día de la Fiesta. Tiempo y espacio tienen ustedes, amables lectores, para aportar su opinión y posicionarse en la encuesta que después les ofrecemos. A continuación la precisa exposición de nuestros ilustres invitados de hoy.

“El Fraude en los espectáculos taurinos”

Cuando se habla de “fraude”, nos estamos refiriendo a dos tipos de manipulación:

√ Manipulación de cuernos
√ Uso de drogas

El uso de sustancias químicas que modifiquen el comportamiento de las reses, puede deberse a prevenir daños a la res durante el transporte por un lado, o bien a que se empleen para enmascarar lesiones, o incluso al uso de drogas para anestesiar reses y manipular con mayor facilidad sus defensas, de manera que con posterioridad pudieran quedar residuos en el organismo del animal de modo que se aprecien durante la lidia anomalías en su comportamiento motriz.

Se considera fraude, porque lo anunciado en los carteles: toros íntegros, ha de ser cumplido y corresponde a los Poderes Públicos la obligación de asegurar dicho cumplimiento

MANIPULACIÓN DE CUERNOS

Podríamos afirmar que esta, obedece a dos tipos de intencionalidad:

* Con intención de acortar la longitud de las defensas

* Con intención de enmascarar algún defecto de los cuernos

El “afeitado” es el término taurino que define el despuntado o acortamiento artificial del cuerno por la mano del hombre; no tiene nada que ver con ninguna enfermedad, no se afeitan toros enfermos, no se arreglan toros enfermos, no se maquillan toros enfermos con cuernos enfermos, lo que se afeita y se manipula y con intenciones de engañar al aficionado son toros sanos, toros con peligro, toros que representan un valor económico sustancial.

Hacia finales de los años treinta, los aficionados empezaron a notar que los toros que se lidiaban presentaban unos cuernos sospechosos de manipulación, pero este hecho no influyó mucho en la tolerancia del aficionado, el público fue poco a poco haciéndose más tolerante. Esta situación perduró hasta la denuncia a principios de los años 50 del diestro Antonio Bienvenida  en la que denunciaba la existencia del fraude. Como es lógico las disposiciones oficiales no se hicieron esperar y  es a partir de esta década de los 50, cuando entre una serie de órdenes ministeriales, se encarga a las Facultades de veterinaria que se investiguen técnicas periciales para detectar la modificación artificial de los cuernos de los toros, ante las sospechas de que se estuviesen acortando fraudulentamente, conculcando con ello, los derechos de los espectadores a presenciar una lidia de toros íntegros que se anunciaban en el cartel.

Diversas Universidades españolas, tras un minucioso estudio científico sobre la longitud real de los cuernos sin manipular, llegaron a la conclusión de que efectivamente, era posible y aconsejable, aplicar unas técnicas periciales veterinarias de tal manera que se llegaba a la perfecta detección del llamado “afeitado”.

Es hacia 1960 cuando, a demanda del entonces Ministerio de la Gobernación,  se emitió por parte de distintos catedráticos de las Facultades de Veterinaria de diferentes Universidades, un informe sobre la fiabilidad de las técnicas que se usaban; y éstos avalaron con rotundidad las mismas. A partir de ese momento, fueron los técnicos veterinarios de la Escuela Nacional de Sanidad, entonces dependiente del Ministerio de la Gobernación (hoy de Interior), los encargados de analizar los cuernos que se remitían de las diversas plazas de toros de todo el territorio del Estado que eran consideradas como sospechosas de estar manipuladas, por el equipo veterinario interviniente en el correspondiente festejo.

Pese al tiempo  transcurrido, y cada vez que se imponen sanciones vuelve a cuestionarse de nuevo la fiabilidad de las técnicas olvidándose del informe aludido y el absoluto rigor científico del mismo.

En 1996 de nuevo se solicitó  al Ministerio del Interior  una revisión de las técnicas por parte de una Comisión Científica, bajo la presión de un “cese de actividades“ (huelga). Este hecho paralizó, en las principales plazas y ferias, el envío de astas sospechosas de manipulación hasta que la Comisión emitiese informe.

Por fin ha visto la luz el ansiado dictamen y éste ha sido claro y contundente: “Las técnicas son fiables” y además se van a mejorar en cuanto a su eficacia, lo que viene a significar que los resultados emitidos hasta ahora han sido fiables; que los resultados que se emitan a partir de ahora, seguirán siendo fiables y que además con las próximas  innovaciones, se estrechará el cerco al fraude.

CONSECUENCIAS:

En los últimos tiempos y debido a la generalización del problema del acortamiento intencionado de los cuernos (afeitado), se ha desarrollado un creciente interés por establecer las correlaciones entre manipulación y las consecuencias que dimanan de ella así como su repercusión en  la integridad tanto física como psíquica del toro de lidia.

La conducta de estos animales, cuyo proceso de vida se ve marcado por una estancia tranquila en las dehesas, el transporte a la plaza, una serie de reconocimientos y posterior enchiqueramiento y lidia con el consiguiente stress, situaciones que, (y debido al difícil manejo de estos animales pudieran dañar sus defensas), si no interviniera la mano del hombre para cometer el fraude, no tendría por qué tener repercusión sobre  las defensas de los mismos, salvo casos de traumatismos o  procesos patológicos puntuales.

El problema se suscita cuando se produce en alguna de estas fases el llamado “afeitado” (¿no estarían de acuerdo en que se denominara  mutilación?).

Los cuernos disponen de una configuración anatómica constituida por tres partes, netamente diferenciadas, a) apófisis óseas, b) membrana queratógena y c) estuche córneo o parte externa.

En cuanto a su inervación, ésta deriva del V par craneal o nervio trigémino a partir del cual se originan diversas ramas; una de las cuales (la 2dª) penetra directamente en la apófisis ósea; este breve  recordatorio sirve para explicar que lógicamente el animal  tiene percepciones táctiles a través de sus cuernos, recogiendo sensaciones de presión y de tacto.

Hay dos teorías frente a las consecuencias que pudiera tener el acortamiento de los cuernos de la res manipulada. Unos opinan que el animal sufre un cambio en el comportamiento en el momento de propinar el derrote por perder la noción de la distancia, otros por el contrario aseveran que no hay ningún tipo de alteración en el comportamiento.

Nuestra opinión, después del estudio anatómico del cuerno y  los neurológicos realizados sobre la agresividad de los toros es que la res  recepciona una información a través de los cuernos que condicionan su comportamiento al iniciar el derrote.

Si el  tiempo que transcurre desde que se comete el fraude es muy amplio, la adaptación del animal a su nueva situación de “mutilado“ es indudable que tiene lugar y lógicamente no repercutirá en su comportamiento durante la lidia.

Pero no hay que olvidar que el acortamiento del pitón o parte distal del estuche córneo, hace que  la zona basal (la más cercana al frontal de la res en la que se asientan los corpúsculos táctiles) se resienta, sufriendo más presión cuando el animal embiste contra el peto, burladeros, etc, rehuyendo  el nuevo encuentro para, posiblemente, evitar el dolor o molestias que les produce.

Otra de la posibles consecuencias del “afeitado” es que para realizarlo el animal tiene que ser sometido, bien mediante fuerza física y posterior encajonamiento en el mueco, bien mediante sedación o mueco químico. En el primero de los casos podría suponer para el animal doblegado violentamente una alteración psíquica que podría tener influencia en la posterior expresión de la conducta en el ruedo.

La segunda de las alternativas para realizar el fraude (uso de sustancias químicas) representa peores consecuencias, si bien es menos traumático durante la operación para el animal, es trascendental para la Salud Pública de los posibles consumidores de la carne del mismo, ya que, si las dosis de tranquilizantes que se le administra son elevadas o la res no tiene tiempo suficiente para metabolizarlas, manifestará durante la lidia un comportamiento extraño y anormal y lo que es peor, en la canal, una  vez despiezado el toro, podrán quedar residuos del medicamento empleado constituyendo un riesgo y atentado contra la Salud Pública de los consumidores.

LEGISLACIÓN APLICABLE

El Real Decreto 2283/1998, de 23 de octubre recoge las disposiciones relativas a la práctica de los reconocimientos «post mortem» de las reses de lidia para el estudio sobre las técnicas de detección de la manipulación artificial de los cuernos.

En su artículo 58, se indica:

Finalizada la lidia, se realizarán, por los veterinarios de servicio, los oportunos reconocimientos post mortem de las reses, con el fin de comprobar aquellos extremos conducentes a garantizar la integridad del espectáculo.

El reconocimiento post mortem recaerá sobre aquellos extremos que el presidente, de oficio o a instancia de los veterinarios, determine a la vista de lo acaecido en el ruedo durante la lidia de la res.

El reconocimiento post mortem de los cuernos en las dependencias de la plaza se practicará por los veterinarios de servicio en presencia del presidente, sus asesores, el Delegado de la autoridad y con asistencia del ganadero o su representante, y, si lo desean, del empresario y de los espadas actuantes o sus representantes, quienes podrán estar asistidos por un veterinario de libre designación.

De su práctica y de sus resultados se levantará acta circunstanciada, que firmarán el presidente, los veterinarios de servicio y los presentes que lo deseen, remitiéndose el original al organismo competente en materia de espectáculos taurinos que, a la vista de su contenido, adoptará las medidas en cada caso pertinentes. Asimismo, se remitirá una copia a la Comisión Consultiva Nacional de Asuntos Taurinos. En el acta se recogerá expresamente, si así se produjera, la renuncia de los interesados a estar presentes en el reconocimiento o, en su caso, la negativa a firmarla, sin que ello suponga obstáculo alguno para el desarrollo del procedimiento.

El reconocimiento de los cuernos de las reses lidiadas y/o devueltas en las dependencias de la plaza, consistirá en el examen de su aspecto externo, a fin de comprobar las alteraciones visibles en la superficie de aquellos. Finalizado el proceso de recogida de los cuernos, los mismos se conservarán debidamente.

En los supuestos en que se dictaminase la sospecha de posible manipulación artificial de los cuernos examinados, se procederá al envío urgente de éstos a un laboratorio habilitado, al objeto de que se realice un detenido análisis.

Los cuernos se enviarán completos e intactos al laboratorio por un procedimiento  urgente y bajo control del presidente del festejo, de modo que se garantice su recepción en recipientes adecuados y cuidando de que no se borren u oculten huellas de posibles manipulaciones.

Las empresas organizadoras de los espectáculos taurinos son las responsables de la existencia de todo el material necesario para el correcto envío de muestras.

El reconocimiento de los cuernos de las reses en el laboratorio habilitado se realiza en el Complejo Policial de Canillas de Madrid.

CONCLUSIÓN:

En definitiva, podríamos concluir diciendo que sólo si todos los Estamentos implicados en la lucha contra el fraude actúan de una manera eficaz y coordinada, podrá garantizarse a la afición, un espectáculo íntegro.

La  emoción de la fiesta se encuentra fundamentalmente en los cuernos; si se permite una manipulación que los acorte, tal vez, tengamos que lamentar, con el paso del tiempo, una pérdida de interés y, lo que es peor, un deterioro del toro de lidia.

 
     
  Autor: Angeles Moya Geromini y Lázaro López Jurado - Veterinarios del Laboratorio de Fraude en Espectáculos Taurinos del Ministerio del Interior  
     
   
 
 
 
   
 
   
egrergerergd ergrereered 19/09/2017  
 
Su comentario ha sido eliminado por no ajustarse a las Normas del Portal
 
 
 
   
8y8yguyguy ytfytfyutfuyt 19/09/2017  
 
Su comentario ha sido eliminado por no ajustarse a las Normas del Portal
 
 
 
   
Lourdes Urrutia 01/08/2007  
 
estoy de acuerde que se infraccione a los responsables, pero a los verdaderos, porque no creo que un empresario o un ganadero ande arreglando los toros y desgraciadamente son los que la pagan, y los verdaderos responsables se quedan callados y cobrando su lana no es justo señores
 
 
 
   
Jose Miguel Lecumberri 05/10/2005  
 
el fraude comienza con los toritos light que se lidian por exigencia de las "figuras",¿porque el guerra mando casi a la extincion la casta navarra?,porque no se lidian estos encastes duros?,pues muy sencillo,porque el publico festeja los toritos light que no tienen peligro.......................
 
 
 
   
Willian Leon 22/04/2005  
 
que tema super bueno lo maximo ,para lo que sentimos lo que queda de fiesta,en realidad son muchos los involucrados en este caso,pero los mas que tienen que ver son los empresarios con la comisiones taurinas hablo de venezuela amigos que sinverguenzura.este tema si es importante tellez felicitaciones
 
 
 
   
Antonio Casas 22/04/2005  
 
Parece claro cuanto exponen, si bien se echa en falta que se diga qué pasa con los pitones que les llegan. Listas de sanciones no hay, luego es que no les mandan nada, no existe el fraude o lo que llega está con defectos de procedimiento y se anula la validez de los análisis. Aquí falta o falla algo. Rogaría que ellos mismos lo aclararan. Gracias.
 
 
 
   
Luis Angel Fernández 19/04/2005  
 
los primeros que exigen manipulación son las mal llamadas figuras y mas si van en plazas que no son de 1ra categoria. Estoy de acuerdo NO al FRAUDE hay que aplicar el reglamento.
 
 
 
   
Amadeo Riva 18/04/2005  
 
Finalmente hablan dos veterinarios oficiales.Muchos espectadores ingènuos no creìan que los taurinos pudieran manipular no sòlo los cuernos sino el comportamiento de los toros. Ahora estàn servidos !!
 
 
 
   
José "Pepillo" 15/04/2005  
 
Estoy de acuerdo contigo Susana, para que tanto reglamento si no se cumple.Les deben "untar" bastante para estar tan adormilados, pero es que no son los únicos, habría que oir cómo lo decoran ciertos comentaristas de TV. Solución, complicada, pero engañarnos no nos engañan.
 
 
 
   
susana campillos 15/04/2005  
 
Los que mandan en ésto, es decir los taurinos, a los que yo llamo verdaderos antitaurinos, son el cáncer de la fiesta. Y la Administración más que adormilada, hace la vista gorda, y yo me pregunto, ¿para qué tanto Reglamento si no se aplica?.
 
 
 
   
Alejandro Tellez 14/04/2005  
 
fraudes y mas fraudes, en los toros, en la politica en cualquier actvidad, en la TV. en la radio, en los escritos. esta de moda, ni duda cabe ¿como extirpar este mal¿ ?sabra dios¿, seguro que no sabe, si supiera, no nos habria hecho, como muchos humanos somos, gente honrada, tambien exite, poquitos pero gracias a dios existe. por favor, no mas sobre fraudes.
 
 
 
   
lgregorio lopez 14/04/2005  
 
Para la efectividad del control de las astas, sería muy positivo el que las de todas las reses lidiadas se depositaran en comisaría durante 10 días desde la lidia con custodia policial para evitar su destrucción y permitir atender criterios contradictorios por facultativos autorizados para poder garantizar su no manipulación.
 
 
     
     
     
Para enviar tu comentario, es necesario REGISTRARSE previamente. Si has olvidado la contraseña, pincha aquí. Puedes ver aquí las NORMAS DE USO.
 
  E-mail  
 
Contraseña
 
 
 
  Opinión
 
 
 
 
 
     
  haznos tu página de inicio   
 
MURIEL FEINER: PIONERA
12+1
BANDAS RIVALES
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
MURIEL FEINER: PIONERA
12+1
BANDAS RIVALES
 
JOXIN IRIARTE, APODERADO DE VOCACIÓN
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
CAPOTES CON HISTORIA
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
JOXIN IRIARTE, APODERADO DE VOCACIÓN
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
CAPOTES CON HISTORIA
 
LA TEMPORADA ESPANOLA VISTA POR LA RED (1ª PARTE) /
¡LUCHA LEGAL PARA BIEN DE LA TAUROMAQUIA! /
TOREROS DE AYER: Felix Briones /
Op. / Colombia
Op. / Ecuador
Op. / México y Estados Unidos
LA TEMPORADA ESPANOLA VISTA POR LA RED (1ª ...
¡LUCHA LEGAL PARA BIEN DE LA TAUROMAQUIA!
TOREROS DE AYER: Felix Briones
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.