inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 
  EL “AFEITADO” TAURINO  
     
 

No he leído nada de si en la temporada española se ha sancionado a ganaderos por afeitar corridas.”

Hoy, para nuestro tema a debatir, DIVISIÓN DE OPINIONES, traemos hasta nuestras páginas a un crítico de enorme prestigio, que no  es otro que Pedro Marí Azofra; un hombre honrado y sabio que, de forma apasionada, en esta ocasión, nos explica los pormenores del afeitado, dándonos, con semejante tema, una lección admirable.

El hecho de pensar que, a lo largo de nuestro caminar, las plumas de mayor enjundia en el mundo del periodismo, son capaces de regalarnos su ciencia y su sabiduría, colma todas nuestras ilusiones y Pedro Mari Azofra, además de su amistad, nos obsequia con su talento, siempre, en aras y a favor del aficionado, por el cual ha luchado siempre este crítico norteño. El tema elegido, no es por conocido menos necesario exponerlo en la actualidad.  Hoy es, y siempre ha sido, un tema para conocer y debatir. Una síntesis de sus problemáticas, hace del trabajo de Pedro Mari, una muy importante aportación a la lucha por la integridad de la Fiesta.

EL “AFEITADO” TAURINO
 
La palabra “afeitado” o el tema de la manipulación fraudulenta de la cofia, que es el final del pitón del cuerno, debiera estar borrado del planeta taurino por muchas razones. Esencialmente porque en el reconocimiento de los toros no es de recibo admitir ejemplar alguno escobillado, romo, astillado o que las puntas de sus cuernos no sean finas y agudas que es como se entienden las defensas de un toro de lidia en su estado natural.

Los que así no estuvieran, se desechan como se desecha a un toro cojo, tuerto o descangallado. No hay por qué mentar si está o no manipulado. No importa si es cojo por caballero mutilado de guerra o la romez se originó comiendo en la tolva o en la piedra, frotándose en las encinas, acariciándose con su compañero sentimental o sacando petróleo. O que nazcan romos por genes. Se lidian en festivales y se acabó el tema.

El doctor Emilio Ballesteros y sus colaboradores Larrea y Ros presentaron en el V Congreso Internacional Taurino de Jerez, hace casi veinte años, un estudio experimental sobre la dureza del pitón del asta de la res de lidia. Demostraron cómo ocho pitones distintos adosados a un aparato giratorio podían estar miles de horas dando “cornadas” en grava y otras tierras y apenas denotaban desgaste.  Se radiografiaron las astas antes y después del experimento y se obtuvo la conclusión de que tras 90 horas corneando el desgaste era de 1 mm. Se calcularon en ese tiempo 243.000 cornadas artificiales ¡Que ya son cornadas!

Con los datos científicos a mano y así como sin calculadora, se deduce que para que un toro desgaste 2-3 cm. que hacen que un pitón aparezca romo, son necesarios de 42 a 63 días de rozar sin descanso sobre arena o de 25 a 37 días si los roces se ejercen sobre grava. Con lo anterior se destruyen los argumentos tan lelos del “autoafeitado” según los dictámenes y estudios refrendados por competentes veterinarios que pueden dictaminar de forma certera basados en sus competentes experiencias y conocimientos.

Enseñó otras muchas cosas, el especialista aludido, de forma científica para asegurar que podía demostrarse si se había manipulado un cuerno. Especialmente si se había manipulado mucho y mal ya que si se hace poco, o bastante, y bien, está reglamentariamente consentido con la “media” tolerable.

Existen importantes conclusiones sobre anatomía y desarrollo del asta, datos de crecimiento, medidas de volumen, biometría, gráficas en cantidad, peritaciones, dictámenes, documentos fotográficos…que muestran las diferencias entre las astas manipuladas, interrumpidas por homínidos o deterioradas y las naturales.

Hace muchos años que Ballesteros, Barga Bensusan, Lorente, Trillo, Bobed, Ucedo, Morales, Almazán y otros ilustres licenciados veterinarios y aficionados dejaron las pautas de importantes estudios y conclusiones sobre medidas, fraudes y mil detalles del “afeitado”. Pero a la vez, los hay empeñados e interesados en mantener que no se puede demostrar con una serie de rollos en una época en la que con restos humanos de hace treinta millones de años se sabe el postre que tomaban aquellos terrícolas y las sustancias más frecuentes que ensuciaban las uñas de los dedos pequeños de los pies. Por poner algo sencillo ¡Y no se puede saber si un asta bóvida está manipulada! Con la cantidad de elementos que tienen los laboratorios de las Facultades de Veterinaria.

Ocurre que en la tapadera del supuesto fraude están las firmas y los medios que más podrían darlo a conocer con la difusión y la denuncia. Pero como viven, compadrean, mangan y comparten lo mismo que los ejecutores o benefactores, se callan como putas y a esperar que vuelvan las ferias para empezar su campaña trashumante con temas publicitarios rentables y otras banalidades y resultados que entretienen al personal no pensante. La clásica información ramera por aquello de que se va por las ramas. No por lo de putas.

Hace un poco se publicó, muy escasita y en pocos lugares, una nota en la que se leía que una cantidad espectacular y escandalosa de toros lidiados en las principales plazas francesas habían dado positivo en los análisis de astas. Un auténtico escándalo cuando de forma continuada se está poniendo a la Francia taurina como modelo de pureza sin necesidad de reglamentación. Nos hemos enterado que reses de Juan Pedro Domecq y Palha también habían sido propuestas por los galos para sanción por pérdida de sustancia en los pitones. Y aquí, en Iberia, con esos escandalazos de pitones que se ven en plazas de segunda todos vuelven la vista para Utrera.

No he leído nada de si en la temporada española se ha sancionado a ganaderos por afeitar corridas. Sólo, a nivel provinciano, que dio positivo un toro de Lagunajanda lidiado por César Jiménez en la feria de Logroño.

Se siguen arreglando cuernos y en muchos casos de utreros para evitar el susto al llegar a toros. Salvo en algunas plazas, lo que se ve por ahí es de escándalo. Salta a la vista que hay toros que no debieran salir a un coso con esas defensas ¡Hombre! En la última feria de Córdoba se indultó un toro que sangraba por los pitones. Plaza de primera. El animal no pudo ser más noble. Pero su presencia fue indigna de una plaza y feria que se precie. Y lo terrible del caso es que nadie lo protestó. El público no protestaría aunque para lidia normal se los echaran de rejones. Por cierto. Que en corridas de rejones, en las que está autorizado el arreglo de cuernas, se cometen unos abusos y fechorías que lo del arreglo se convierte en un abuso y destrozo que está pidiendo a gritos un poco de decencia. No son arreglos. Son mutilaciones en toda la regla.   

No sólo hay medios y desinformadores que defienden, apoyan y tapan el fraude sino que para contrarrestar van diciendo que algunos ganaderos, como Cebada Gago, afilan las astas para que salgan más astifinas cuando de suyo el toro por naturaleza es astifino y los de Cebada siempre lo fueron y lo aparentaron por el empeño del ganadero en mantener la integridad. No hay sino que observar las vacas cuatreñas. Todas lucen defensas como navajas. 

A veces pienso que lo del afeitado es como una causa perdida salvo en cuatro plazas mal contadas en las que a veces también se ve uno en la disyuntiva de sospechar. Existe la cabronada, consentida por los beneficiados y soportada por los de menos cartel, de que para los toreros más modestos sueltan en algunas ferias unos toros asustantes en cuanto a defensas, para dignificar el ciclo, y para las supuestas figuras les han “dado fiesta” a sus toros.

Los toreros, si pueden, no quieren ni ver un pitón buido. El apoderado, a veces, tiene que tragar con empresarios de fuerza para anunciarse con alguna corrida limpia y al enfrentarse en la arena el de luces no puede evitar el mosqueo de forma que pretende le maten el descarado toro en varas y si le dejan algún resuello se lo quita de en medio sin mayor esfuerzo por lucirse.

Apoderados como Arranz declararon que su torero, Joselito, no mataría un toro sin afeitar y se daba el caso que José se anunciaba con toros de su misma ganadería. Los vio nacer, crecer y desarrollarse y los preparó para bien morir ¡Qué cosas!. Suceden con toda la normalidad y abundancia los casos de ganaderos que venden una corrida y han de soportar las visitas  veedoras de los tres matadores que con ella se anuncian. Que si quita éste o que si aquel no puede ir así, que si pon aquel otro y arregla un poco el de más allá…los ganaderos tienen que tragar porque la mayoría se ponen a los pies de los compradores y el que no lo hace ya puede quemar la ganadería o comerse los toros a la brasa.   

Los taurinos suelen decir que lo del afeitado no influye para nada en el comportamiento de la acometividad o peligro de los toros en las cogidas. Pero si es así por qué no los dejan como están.

El afeitado, aunque se ejerciera en pequeñas “diócesis”, debiera estar desterrado hace mil años ya que es el apoyo de las gentes indiferentes y contrarias a la fiesta de toros para hablar en negativo.

Ya sé. Ya sé que es más nefasto que se afeite la casta, la acometividad, la bravura, el empuje y la emoción que hacen al toro más  importante. Pero una cosa no entorpece la otra. Un de los capítulos que se puede garantizar en la fiesta es el toro íntegro y con trapío.

También sé que los toros gachos, romos y escobillados pueden herir. Pero nunca he visto recibir a uno de estos con aplausos y sí suelen ovacionarse las salidas de ejemplares con presencia y defensa llamativa y lujosa. La pena es que en el caso contrario no se protesta y mucha más pena es que los facultativos designados, y pagados, para defender al público admitan sucedáneos de toros cuando debieran de rechazarlos sin contemplaciones.

 
     
  Autor: Pedro Mari Azofra - Crítico taurino  
     
   
 
 
 
   
 
   
Alfredo Delgado 29/12/2007  
 
Las estadísticas son importantes, y sale que hoy se afeita mas que nunca, quiere decir que la tendencia va hacia allá, y si las "figuras" las solicital para una apote´sica presentación, por lo menos en Amércia estamos de manos atados. Valdrá la pena nadar contra la corriente?.
 
 
 
   
Lourdes Urrutia 01/08/2007  
 
estoy de acuerdo con el sr jorge nava hay que decir quienes son los responsables y no permitir que se sancione a el empresario que fue a comprar la corrida, ni al ganadero que la vendio, si no a los que hacen el afeite JUSTICIA señores
 
 
 
   
Jorge Nava 30/07/2007  
 
estoy de acuerdo con lo que comenta nadamas me salta una duda ¿quien cree que tenga interes en que se afeiten los toros ? los empresarios, los ganaderos, o los toreros. porque yo no estoy de acuerdo con uds de culpar al ganadero, ya que el es menos interesado en que se manipulen sus toros, entonces hay que buscar realmente al responsable ¿NO CREEN?
 
 
 
   
Manuel García Enciso 31/03/2005  
 
Gracias, señor Pedro Mari Azofra puesto que, con su disertación, los aficionados, hemos aprendido una soberana lección. Enhorabuena.
 
 
 
   
Antonio Casas 29/03/2005  
 
tood sigue igual en la Fiesta de los "festeros". La primera "fiesta" que dan, se la dan a los pitones de los toros.
 
 
 
   
Antonio García Domenech 22/03/2005  
 
Totalmente de acuerdo con Carlos. Deberíamos llenar este portal y, sobretodo, esta sección, de muchos ¡¡basta ya!!. Ánimo, invito a todos a plasmarlo por escrito. Enhorabuena a este portal que está cambiando la forma de informar y hacer afición.
 
 
 
   
Carlos Suso 22/03/2005  
 
Parece que da vergüenza opinar, pues pocos lo hacen. Con lo importante del tema del afeitado, hay que posicionarse como aficionados y decir ¡Basta ya!. Es una lacra nociva para la Fiesta. Y encima de torear toros afeitados además,las llamadas figuras, utilizan el pico de la muleta y la pierna retrasada, cuando no muletas y capotes de kilómetro. Comparto los ideales de opinion y toros: toro íntegro y toreo auténtico. ¡Basta ya de afeitado a los toros y al toreo!. Gracias por dejarme gritar lo que pienso.
 
 
 
   
alejandro tellez lopez 17/03/2005  
 
desafortunadamente los que pueden lo hacen, afeitado el toro, el torero se siente seguro, es como si a uno de los boxeadores en el ring. le mocharan los brazos. y como don dinero, es un poderoso cabellero. mis felicitaciones a los toreros que no torean toros afeitados. ? habra alguno¿. saludos.
 
 
 
   
javier 17/03/2005  
 
las autoridades a mirar para otro lado son unos golfos
 
 
 
   
Jaime Dorich 15/03/2005  
 
Es el acto mas cobarde que cometen los taurinos, los ganaderos vienen a ser igual a esos padres que prostituyen a sus hijas.
 
 
     
     
     
Para enviar tu comentario, es necesario REGISTRARSE previamente. Si has olvidado la contraseña, pincha aquí. Puedes ver aquí las NORMAS DE USO.
 
  E-mail  
 
Contraseña
 
 
 
  Opinión
 
 
 
 
 
     
  haznos tu página de inicio   
 
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
DAVID ADALID, ARTISTA DEL TOREO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
MORANTE Y LA PICASSIANA
A LA BALEAR…
DAVID ADALID, ARTISTA DEL TOREO
 
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
PARENTIS: Última frontera de la autenticidad
 
MARY CARMEN, LA PREGONERA /
DE LO QUE TODOS OPINAMOS /
IVÁN, CHRISTIAN /
Op. / México
Op. / Colombia
Op. / Francia
MARY CARMEN, LA PREGONERA
DE LO QUE TODOS OPINAMOS
IVÁN, CHRISTIAN
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.